miércoles, enero 03, 2007

NO ES TAN NUEVO

Creo que el fenómeno de "reconocimiento cultural" del cómic no es tan nuevo como a menudo se insiste en esta página, y habría que retrotraerlo al menos a mediados de los 70 aunque a algunos, estoy seguro, les parecerá demasiado temprano.
Lo que sí es de "ahora mismo" es el hecho de los blogs en internet y el rápido intercambio de opiniones entre el puñado de seguidores fieles.

Pero en el 74 ya hablaba Román Gubern de que para los cómics había muerto definitivamente la edad de la inocencia, y lo hacía con base en el experimentalismo de Crepax, Sió, Giménez, Pellaert, etc., autores que hacían del propio lenguaje el protagonista de sus obras. No lo digo yo, creo que debe estar en las pocas historias disponibles: hubo entre los 60 y los 70 una fase de vanguardismo formal en los cómics al que hay que sumar la progresiva incorporación de temas cada vez más adultos, desde el underground americano y luego europeo a los autores alternativos y luego incluso muchos álbumes italianos y franceses (no sólo el citado Tardi, sino Lauzier, Comés, Bourgeon, Hermann, Pratt, Berardi y Milazzo, Muñoz y Sampayo...), entre todos ellos consiguieron que el cómic dejara de ser un simple entretenimiento para niños y adolescentes y se planteara como un medio dirigido a un público amplio de una cultura media y en algunos casos alta. En esos autores era posible encontrar una búsqueda de soluciones lingüísticas con el dibujo y el montaje que estaba al servicio de una búsqueda expresiva de nuevos contenidos nunca antes tratados en los cómics. Desde aquellos intentos renovadores podemos entender mejor las buenas obras actuales, algunas ya consolidadas y otras, a mi juicio, aún meros balbuceos.

Otra cosa es que ahora empiece a aparecer un tipo de relato que rompe con el programa tradicional de presentación-nudo-desenlace y que digamos que eso refleja mejor la multiplicidad de sentidos (o de ausencia de sentidos) y que de eso no había antes, pero eso, ya digo, es otro tema.

__________

Francisco J.R.Buil, en los comentarios. Conste que aquí ya hablamos de algo parecido, pero viene bien recordarlo (gracias, Francisco).

23 comentarios:

a dijo...

es mi primera visita.
excelente tu blog.
agregado en mis favoritos.
;)

salu2

Anónimo dijo...

Fantástico, los comics se van a hacer adultos. Puede.
Mientras se dedique entre 10 y 100 veces menos horas de escritura a guionizar un comic que a escribir un libro o una película discúlpenme, pero dudo que alcancen esas cotas de calidad y adultez que les pretenden. Recuerden que un guionista suele dedicar entre una tarde (sí señores!) a una semana en escribir el guión en el mercado yankie, y entre un par de semanas y tres meses en el francobelga. El presupuesto para producir comics no da para más, salvo excepciones puntuales (superéxitos de ventas o trabajar por amor al arte). Hablamos de $3000 o $5000 en USA, de 1000€ o €3000 en Francia, si no estoy mal informado (pudiera ser, no soy guionista). Comparen con la dedicación de varios guionistas en cine o tv durante meses a tiempo completo, que es lo que significa cobrar diez veces más por escribir una historia. No es una cuestión de dinero, el dinero es tiempo, es una cuestión de trabajo, de escribir un album "lo primero que se me ocurra y palante" o reescribir y reescribir mes tras mes.
Claro, hay comics con buenos guiones, hay gente que escribe genialidades en cuatro tardes, pero piensen en la media, y en si la media puede dar buenas historias cuando se cobra lo justo para dedicar el tiempo de mecanografiar el guión.

JCP dijo...

sí señor, alguien realista, que falta hace. Pues sí, así es la cosa. Pero permíteme que te matice: lo de varios guionistas no creo que sea garantía de calidad sino usualmente todo lo contrario; demasiadas manos en una historia, y menos si no están conjuntadas, tienden a estropearla y hacerle perder su sentido.

Aparte: no hace falta imitar el proceso creativo del cine, ¿eh? Que un guión de una película se escriba así, con muchas reescrituras y demás, no quiere decir que un cómic, que funciona de otro modo, tenga que hacerse siempre según ese mismo proceso de trabajo. De hecho, no tiene por qué funcionar con guiones lineales clásicos como en el cine convencional.

Pero sí, de acuerdo en lo esencial, que es la exigencia de trabajo y de ambiciones profesionales. dicho esto, ahora vayamos a las ventajas del cómic por encima del del cine o la TV: la pasta tiene también sus desventajas (creativas). En cine o TV, que parece que tú sabes de eso, normalmente no vas a poder hacer cantidad de cosas porque quien pone la pasta no te lo va a permitir. En cambio, en el cómic y su precariedad económica, el autor suele poder atreverse a hacer lo que le da la gana (salvo que curres para una gran editorial), y el editor se lo va a permitir. Ejemplos: Ware, Clowes, Sfar, Burns, y un largo etcétera.

Finalmente: me encanta el cine y veo todas las películas que puedo, de antes y de ahora. Pero, sinceramente, no veo ahora mismo (ahora mismo, repito) en el cine occidental la creatividad que están demostrando ALGUNOS -pocos posiblemente aún, pero ahí están- historietistas contemporáneos. Más bien veo clichés, repeticiones de la jugada, poca creatividad y muy pocas sorpresas, por muchos equipos de guionistas y horas de trabajo que se sigan echando.

Dicho lo cual, ya te digo desde el principio que pienso que el cómic necesita ampliar sus pretensiones adultas, en términos de ambición y sobre todo de TRABAJO. Trabajo al modo propio del cómic, pero trabajo, claro.

Adult Comix is here to Stay dijo...

Es que cuantas más horas estás haciendo una cosa, mejor es. Está demostrado. Muchos son los cuadros del Museo del prado que llevan anotados por detrás el tiempo que se tardó en realizarlo. Por no hablar de las novelas: Cien Años de soledad, seis horas y media, la Ilíada, tres fines de semana... (mucho mejor la Ilíada, por supuesto). En el medio "cómic", totalmente subdesarrollado, sólo algunos visionarios tipo Álvarez Rabo tuvo la precaución de apuntar el tiempo que pasó realizando sus álbumes, de cara a facilitar su labor a los historidores.

Y si el grueso del trabajo de guionista de cine consiste en adaptar la idea original al capricho de la industria, a sus necesidades comerciales y de formato, a sus convenciones morales y de buen gusto, esto da igual: Horas, horas, que se metan horas. Esto es una garantía.

Señor Punch dijo...

dos cosas
-respecto a los comentarios de Anónimo, hay que decir que, ciertamente, los autores de cómics comparten su actividad con otras (bueno, yo no soy quien para decirlo, Pepo te puede contar más y mejor). Desde un Peter David que vive muy bien con sus novelas de Star Trek hasta...¿quién guionizaba "Se ha escrito un crimen"?, o ahí está Paul "Concrete" Chadwick,que se gana las habas con story boars, y seguro que muchos más tienen fuentes de ingreso alternativas. Tú das el lado negativo, con algo de razón. yo aporto el positivo: muchos autores trabajan en comic por amor al medio, mimándolo, sabiendo que no les va a hacer ricos, pero que dejarán algo bello (perdón la cursilada).

-Sobre la generación de los setenta del post, vale. Sí. Es más, ¿recordáis el capítulo de la historia de los cómics de Coma para el Pais titulado "Con Reiser la reivindicación" (o así, digo de memoria)? Los sesenta con Humanoides, los cincuenta con Feiffer o Penauts, los setenta con la nueva ola pos franquista, de Fernandez (buff) a Beá... la diferencia es que hoy esta nueva ola a reivindicar... es mejor que aquella (no abusa de trucos esteticistas, no se engola para parecer "trascendente", simplemente sabe serlo naturalmente...)
Otra cosa: Bourgeon, Pratt incluso, y Giardino en algún punto, o Loisel... son adultos, bueno, o no... son importantes por hacer historias de género para adultos. No es lo mismo. Como no es lo mismo Bourgeon en Isa (que me encanta, mucho) que Blain en Isaac. Aquel lleva el género a su edad adulta (no es una de piratas a lo Babarroja), éste lo usa pero lo trasciende (en superficie es más Barbarroja que Isa, pero de algún modo...no es una de aventuras en el mar, aunque también)

Anónimo dijo...

No es cuestión de "apuntar horas", sin embargo hága usted un comic en dos semanas, a ver si le queda igual que si le dedica, por ejemplo, seis meses. No, el tiempo y el trabajo no son garantía de nada, igual que el dinero no da la felicidad, pero unos mínimos ayudan mucho. Y en los comics ¿llegamos a esos mínimos? ¿un par de dias es suficiente para escribir un comic book? ¿cuantos dibujantes del mercado francobelga escriben sus propios guiones porque no se podrían permitir compartir los ingresos por el album con un guionista profesional? Es verdad que en el comic exite una libertad mayor, y que escribir en grupo tampoco garantiza nada. Aún así cualquier guionista profesional le confirmará que no basta con sentarse a escribir lo primero que se le ocurra, que escribir es, sobre todo, reescribir. Que hace falta tiempo/dinero para documentarse, para elaborar las ideas, etc. O eso dicen.
En mi opinión los guiones de comic son pseudoprofesionales; están infravalorados, mal pagados, etc. Las virtudes narrativas y estéticas de los dibujantes salvan muchos trabajos con guiones pobres. No es una cuestión de incapacidad, sino de falta de recursos, como exponía anteriormente. El que es capaz de resolver el guión con muy pocas horas se sale del aprieto, pero no quiera buscar después grandes guiones para adultos cuarentones, profundos, densos, elaborados, llenos de matices, etc.

Adult Comix is here to Stay dijo...

Y aun así hay guionistas que escriben y reescriben sus guiones hasta llevarlos a un nivel altísimo y perfectamente equiparable a cualquier cosa. Y otros que, sin escribir ni reescribir consiguen excelentes resultados. Y muchos que no disponen del tiempo de un guionista de cine, pero también otros que no lo necesitan. Y al final es todo cuestión de talento para cada medio, y la comparación (en mi opinión, ojo) no ha lugar. Como si me dice que las ideas que se desprenden de un chiste de El Roto, o de Oliphant, o de Watterson, o de quinientos cartoonistas del planeta Tierra, son menos interesantes que las que se desprenden del cine de Wilder porque Wilder se tomaba más tiempo para el guión.
No. Son cosas distintas. Y ya sé que hay pocos talentos como Watterson en la historia del cómic. Más o menos, tantos como el de Wilder en el cine.
Churras con merinas. Entiendo el fondo de su teoría, pero no la comparto. Y más gente de la que cree dedica seis meses a sus guiones. Quizás no en este país, quizás no de un tirón, pero hay muchos profesionales que se preocupan el tiempo que haga falta para presentar un producto digno.

vm dijo...

Creo que Roger Corman daba muchas lecciones sobre ese tema.

vm dijo...

Lope de Vega también.

Anónimo dijo...

Eso es lo que dice la cultura popular, que una historieta es una ocurrencia, una historia anecdótica, un chascarrillo, o un chiste. Gráficamente dibujada con unos trazos simples, unos contornos gruesos, un trabajo sencillo y rápido, un arte menor. Un trabajo hecho de cualquier manera, gracioso. Eso sigue pesando en la forma de entender el comic. Debe ser por este motivo por el que se ve normal que un novelista dedique años en terminar una novela, un guionista de cine reescriba diez veces el guión, bajo comentarios y supervisiones, un equipo de guionistas dedique cientos de horas a escribir un capitulo de una sitcom, y en cambio se vea normal que un comic se escriba en unas pocas tardes, por cuatro chavos, sino lo improvisa el artista directamente mientras dibuja las páginas.
Por supuesto, bajo este prisma, los mejores comics seguiran siendo humorísticos, aventuras ligeras, etc. Esbozos de ideas, ocurrencias dibujadas con gracia. Historietas.

Adult Comix is here to Stay dijo...

..Y bajo este prisma, TODOS los guiones de cine son buenos. Habiéndoseles dedicado tanto tiempo...

La obsesión por los cuatro chavos, además, me desconcierta... todos queremos que los profesionales vivan dignamente y coman jamón y cosas, pero... ¿es esto lo que le va a dar calidad a un trabajo? ¿Horas y dinero?

Esto ayuda y crea oficio, claro. Pero los techos de la literatura, de la pintura, incluso del cine... no sé hasta qué punto han dependido de estas cosas. Sigo pensando que estamos mezclando cosas. Cada lenguaje exige un proceso. Se me ocurren... montones de cómics, de Spirit a Guibert pasando por Lauzier y Pratt, por decir algunos de los que se han citado por aquí últimamente, qué no sé en qué hubieran mejorado con un equipo de guionistas, o con tres meses entre episodio y episodio.

Porque, además, estoy seguro que en cada episodio de Spirit, cada Tranche de Vie de Lauzier, ya contenía el máximo que el autor podía dar.

"No, señor Lauzier, tenemos este equipo de guionistas que le añadirán algunas punch lines y le recortarán de aquí y le estirarán de allá, y la chica negra no puede enseñar las tetas o nos llamarán racistas, y ponga un personaje latino para venderlo en sudamérica..."

¿Para qué?

JCP dijo...

"Por supuesto, bajo este prisma, los mejores comics seguiran siendo humorísticos, aventuras ligeras, etc. Esbozos de ideas, ocurrencias dibujadas con gracia. Historietas."

¿y cuántas horas de "trabajo de guión" hacen falta para pintar un cuadro? No es que el cómic tenga mucho que ver con pintar, que no lo tiene, pero es que tampoco tiene mucho que ver con el cine o la televisión. El proceso creativo de un tebeo no tiene por qué ser obligatoriamente el mismo que el de otros medios. Y no es excusa para trabajar menos: si nos vamos al tema tiempo, pues hombre, hacer un álbum estilo BD francesa, a color, de entre 48 y 60 y tantas páginas puede llevar, entre guión, dibujo y color, entre un año y medio y dos años. Un año y medio no te lo quita nadie, eso es seguro. ¿Cuánto tarda de promedio un buen escritor en escribir una novela? Según tengo entendido, entre uno y dos años.

Y ahora, otra pregunta: ¿cuánto tarda Dylan o Lou Reed en componer sus canciones? ¿le hacen falta echarle más horas para que su música sea mejor? ¿Cuánto tardó, por ejemplo, Bowie en componer Space Oddity? ¿seis meses, un año? Me parece que no.

vm dijo...

Y que los guionistas de cine suelen ser unos cogorzas y, claro, entre botella de güiski y botella de güiski, el guión se alarga una barbaridad :-P

Anónimo dijo...

"..Y bajo este prisma, TODOS los guiones de cine son buenos. Habiéndoseles dedicado tanto tiempo..."

No haga demagogia, no he dicho eso.
'Bajo este prisma', la gente lee un comic con veinte años y novelas con cuarenta, porque los comics se le quedan ligeros.

"La obsesión por los cuatro chavos, además, me desconcierta..."

Se llama profesionalización, trabajo remunerado. ¿Prefiere que los artistas pasen hambre a lo Van Gogh?

"Cada lenguaje exige un proceso."

A eso me refería, en el comic se sobreentiende que dicho proceso no lleva tiempo y no cuesta dinero, que se hace en dos tardes.

"Se me ocurren... montones de cómics, de Spirit a Guibert pasando por Lauzier y Pratt, por decir algunos de los que se han citado por aquí últimamente, qué no sé en qué hubieran mejorado con un equipo de guionistas, o con tres meses entre episodio y episodio."

A mí se me ocurren cientos de ejemplos de geniales narradores/dibujantes a los que le haría falta un guión a la altura (si queremos lectura para cuarentones, y no compradores de dibujos bonitos y coleccionistas).

"entre un año y medio y dos años. Un año y medio no te lo quita nadie, eso es seguro."

Tengo entendido que, o los autores lo alternan con otros trabajos, o hacen un album en medio año, porque con lo que cobran de media no da para más. Si usted tiene razón y cuesta dos años de trabajo, esos dos años se quedan en medio de cualquier manera; por el tiempo real que les queda tras pluriemplearse o por tener que hacer dos albumes al año. Volvemos a mi tesis, que no hay recursos para dedicarse con la profesionalidad, rigor y profundidad necesaria para abordar según qué generos para lectores adultos. Los que a mí, personalmente, me gustaría comprar.

"Y ahora, otra pregunta: ¿cuánto tarda Dylan o Lou Reed en componer sus canciones? ¿le hacen falta echarle más horas para que su música sea mejor? ¿Cuánto tardó, por ejemplo, Bowie en componer Space Oddity? ¿seis meses, un año? Me parece que no."

Tardó lo que le hizo falta. Quizás pareció que se tocó los huevos medio año, hasta que se le ocurrió y la plasmó en una tarde, lo cual no quiere decir que la compusiera en una tarde. Si fuese así, compondría un disco semanal. ¿Conoce algún autor que componga un disco semanal? Me parece de nuevo, demagogia.
Es obvio que no cuesta el mismo tiempo hacer una Mazmorra que un Sambre, ni tarda lo mismo un autor que otro. Pero si reducimos el tiempo medio al tiempo que tarda un autor excepcionalmente productivo como Throndheim en géneros que lo permiten, nos estamos engañando. Si usted quiere leer otro tipo de trabajo que requiera documentación rigurosa tanto a nivel de guión como gráfico, y una trama densa, un retrato psicológico profundo y con matices, y un guión estructurado y complejo, no podemos pensar que ese tipo de trabajo se puede hacer con los mismos recursos que se requieren para hacer humor gráfico como el de Throndeheim o Mauro. Y en los casos en los que un autor de comic se mete en ese fregado, parece ser que lo hace a cuenta de otros ingresos, en tiempo libre, o durante años, pero no dentro del proceder habitual de la industria. Por ello, no podemos esperar que el comic madure y ofrezca obras para cuarentones.
Y lo peor, quizás, no es la falta de recursos, que siempre hay quien trabaja por amor al arte, sino el propio concepto de cómo se realiza y qué es un comic, al que aludía anteriormente, y que limita, a mi parecer, los géneros, la profundidad, la extensión, el rigor y la madurez de sus obras.

Adult Comix is here to Stay dijo...

"No haga demagogia, no he dicho eso".

No era demagogia, era humor. Perdón por mi torpeza.

"'Bajo este prisma', la gente lee un comic con veinte años y novelas con cuarenta, porque los comics se le quedan ligeros."

Esto es lo que creo -Y Pepo también, me parece- que está empezando a cambiar. Pero no por horas o presupuestos, si no por la mentalidad del autor y, por qué no, de la clientela.

"Se llama profesionalización, trabajo remunerado. ¿Prefiere que los artistas pasen hambre a lo Van Gogh?"

Ni muchísimo menos. Pero insisto en que mezclamos cosas. El dinero es industria, es comercio, y es muy necesario. Pero a nivel de contenidos no implica nada. Jim Davis tiene muchísimo dinero. Pero esto no le ha llevado a aparcar Garfield una temporada y plantearse un producto adulto. Burns no cobró muchísimo dinero, en cambio, por Black Hole, y ahi tiene una obra densa y "con contenidos". Aparquemos los gustos al hacer la valoración, pero creo que la cosa es así.

"A mí se me ocurren cientos de ejemplos de geniales narradores/dibujantes a los que le haría falta un guión a la altura"

Un día quedamos, hacemos una lista y pasamos una tarde la mar de entretenida, porque estoy convencido que estamos los dos hablando de lo mismo. Lo único en lo que no estoy de acuerdo es en esa necesidad de tiempo y dinero... que existe, y que sería estupendo poder solventar, barra libre para todo el mundo... pero no creo que se tradujera, necesariamente, en mejores resultados.

Insisto: ¿sería mejor un capítulo de Spirit, con tres semanas más de guión? Es más, ¿sería mejor un cómic de BlacK Sad si el guionista dispusiera de dos meses más para su desarrollo? O, dicho de otra forma, y aquí entran mis gustos, pero en fin: si el guión de Black Sad es flojo, ¿es porque al guionista le faltaron dos meses para darle vueltas? ¿O es una cuestión de... talento, o como quiera llamarle?

El tiempo que tarda cada cual en hacer un álbum me parece otra discusión tan matizable que no me atrevo a generalizar. En general, por lo que sé, una persona, a no ser que esté metido en engranajes industriales muy concretos (este medio tiene sus idiosincrasias, sí)tiene una idea de lo que quiere hacer y tarda el tiempo que necesita para hacerla, en la forma en la que quiera hacerla. Y luego a uno le gusta o no, y se la compra o no.

Y que conste que a mi me entusiasmaría que Trondheim le diera más vueltas a alguna de sus ideas antes de entregarlas al editor, pero me temo, también, que de tener más tiempo, lo dedicaría a tocar el banjo o a lo que fuera. Usa el tiempo que necesita. ¿Para qué más?

"Tardó lo que le hizo falta. Quizás pareció que se tocó los huevos medio año, hasta que se le ocurrió y la plasmó en una tarde, lo cual no quiere decir que la compusiera en una tarde."

Estoy completamente de acuerdo.

Adult Comix is here to Stay dijo...

"Y lo peor, quizás, no es la falta de recursos, que siempre hay quien trabaja por amor al arte, sino el propio concepto de cómo se realiza y qué es un comic, al que aludía anteriormente, y que limita, a mi parecer, los géneros, la profundidad, la extensión, el rigor y la madurez de sus obras".

Nada limita nada excepto las ganas y el talento. Y la madurez, ayuda mucho que esté en el autor para que se transmita luego a las obras. Si luego hay oficio, no sé donde está el problema. No podemos echar la culpa al método, porque el método ha sido el mismo para lo bueno y para lo malo. Esa es mi opinión, así a lo rápido. Si hubiera sabido que daría tanto de sí el tema, por cierto, no hubiera escogido este nick tan chorra. Lo siento.

JCP dijo...

Pero vamos al tema del método de trabajo.
Hay una cuestión de fondo en la postura del comentarista anónimo en la que estoy de acuerdo, y es la falta de densidad hasta el momento en el cómic, o dicho de otra manera, lo raro que era encontrarse un cómic realmente adulto, cosa que está empezando a cambiar (sí, estoy de acuerdo, Adult Comix).

Una cosa antes de ir al método:

""Tardó lo que le hizo falta. Quizás pareció que se tocó los huevos medio año, hasta que se le ocurrió y la plasmó en una tarde, lo cual no quiere decir que la compusiera en una tarde."

Claro, la cuestión es por qué no podemos aplicar esa misma idea también a una historieta (o a un cuadro, o una película experimental sin guión previo): las cosas nunca salen de la nada, etc., y eso también puede pasar incluso en la historieta parida en el menor tiempo posible.

" ¿Conoce algún autor que componga un disco semanal? Me parece de nuevo, demagogia. "
No, pero es que después de un disco viene la gira, y etc. Lo que sí conozco es a pintores famosos que se hacían cuadros en una semana, incluso en dos días. Cuadros que luego pasaron a ser sus obras maestras.

Bueno, pero vamos a otra cosa, que esto me interesa menos. Vamos al método, que no creo que sea la clave en el arte. Porque la cuestión es que hay tebeos que también se hacen así, con método, con reescrituras, incluso con documentación previa (y no hay que irse a Alan Moore, que me conozco casos cercanos de guionistas de tebeos que se documentan bastante antes de escribir algo de lo que no conocen o de lo que quieren conocer más; de verdad, lo juro o prometo). Y aún así, todo eso dará igual si no hay lo que tiene que haber.

Lo que voy a proponer ahora para seguir este debate cada vez más interesante -lo digo con total sinceridad- es entrar en el otro campo, el de la tele y el cine. No vale quedarse sólo con los tebeos y con su tradicional falta de densidad adulta (la cual, insisto, está empezando a cambiar). Muy bien, vamos al cine y TV: profesionalización a tope, pasta para trabajar con tiempo, reescrituras, rodaje con tiempo, posproducción. De puta madre. Pero todo eso, ¿para producir qué, ahora mismo? ¿Para algo como BANDERAS DE NUESTROS PADRES, que la vi ayer? ¿Para BABEL, que la he visto esta tarde? En la tele, ¿para algo como URGENCIAS o LOST? ¿ése es el nivel que supuestamente no se encuentra en ningún cómic?
THE SIMPSONS es una obra de arte, en efecto, y se hizo con un equipo conjuntado de guionistas echándole horas. Pero ¿cuántos ejemplos como ése hay en la tele actual? ¿y en el cine de ahora, con toda su pasta de por medio? ¿qué película del cine español de los últimos años es realmente adulta? ¿Las cosas que hace Cesc Gay, y poquísimo más? ¿MILLION DOLLAR BABY o MAR ADENTRO, con todos sus premios y sus guionistas y sus -seguro que sí- reescrituras, son obras realmente adultas, o siquiera algo que al menos vaya a recordar alguien dentro de 20 años?
¿Desde cuándo no se hace en el cine americano adulto algo que se acerque siquiera -no que iguale, digo que se acerque- a FACES, que por cierto no surgió precisamente desde la reescritura de un guión previo ni desde la profesionalización (todo el equipo curraba en sus ratos libres, gratis, incluyendo a algunos actores no profesionales)? ¿Cuánta mierda hay que tragarse entre el cine de ahora, hecho con métodos súper profesionales, para conseguir ver algo del nivel de INFILTRADOS?

Adonde quiero llegar con todo esto es a lo que ha dicho Adult Comix: no es el método ni el oficio, ni el tiempo, ni el trabajo "profesional" lo que produce obras de arte. ESo puede ayudar, a veces ayuda mucho, desde luego, pero ahí no está la clave, y por tanto no está la clave para juzgar ni un tebeo ni tampoco una película o una serie de TV. La clave está en el talento. Por eso hay películas hechas en "cuatro días" y de modo amateur que pasaron a la posteridad, y películas súper curradas que salieron rana. Y esto es algo universal: para el cine, la tele, la pintura, la música, o, por supuesto, los tebeos.

Yo repito: ¿dónde está el nivel adulto y denso en el cine y la tele de ahora, con todo su dinero y su profesionalidad y sus horas de trabajo? Espero no estar haciendo ahora también demagogia.

JCP dijo...

"A eso me refería, en el comic se sobreentiende que dicho proceso no lleva tiempo y no cuesta dinero, que se hace en dos tardes."

Pero esto ¿quién lo dice, o quién lo piensa? Por muy malo que sea el guión de un tebeo, hay que dibujarlo, y dibujar lleva tiempo, no se hace en dos tardes. ¿cuánto tiempo tarda en escribir coche, por mucho que lo reescriba? Bien, ahora ¿cuánta tarda en dibujar un coche?
Ya, ya sé que ha destacado -con acierto- el tema de cómo hay buenos dibujantes que salvan con su arte guiones pobres, o que necesitarían mejores guiones.

Por otra parte, lo de hacer discos semanales, en efecto, es raro-raro. Pero no así la columna periodística semanal, e, incluso, atención, la columna ¡diaria! Y sin embargo, el de la columna de opinión periodística es un género literario que ha dado libros prestigiosos al ser recopiladas dichas columnas, alguno incluso se estudia en la escuela, o al menos cuando yo estudié. Entonces, a ver por qué entonces no se puede hacer una página de historieta de calidad todas las semanas, o un chiste o tira diaria, como se ha hecho durante décadas por tantos y tantos historietistas.

Señor Punch dijo...

a ver, que llevo una noche en vela y así no se escribe: elimino mis comentarios, dos, y los rehago, miro un poquito las gambas y modero algún improperio:
decía yo que...

"'Bajo este prisma', la gente lee un cómic con veinte años y novelas con cuarenta, porque los cómics se le quedan ligeros."
¿comooorrrr? ¿qué prisma, el del tiempo dedicado al guión? Eso significa que en el guión de Alatriste, por mala, se han pasado diez minutos. No, no...eso TAMBIÉN es demagogia. Se hacen tebeos inmaduros porque domina una tradición, porque prevalece un interés comercial o porque las editoriales no arriesgan su dinero con Burns, lo hacen con X men, que vende. O cualquier otra explicación coyuntural, histórica, económica.

Bueno, me parece chorras atribuir sólo al tiempo la calidad mayor o menor de algo. Un reputado columnista comentaba que en media hora dejaba lista su columna. ¿Es el género periodístico por cosas como ésa pobre? ¿O lo sería en todo caso por falta de talento en el gremio u otra causa un poco más seria?
Por cierto, el elemento precariedad (salarial, o temporal, o laboral etc) se desmorona. Anónimo me retrata al tópico autor de aquí, que sobrevive entre tebeos, publi, portadas de discos, storyboards para la última de Médem, o como pueda. ¡Pero ese autor puede hacer grandes cómics!, el pluriempleo no es causa de desgaste del talento (Chadwik o Mignola trabajan en Hollywood, por ejemplo). Y de todas formas, eso no es igual en Marvel (Pacheco vive muy muy bien de las capas, por lo que recuerdo de a cómo cobra la página), ni mucho menos en la industria Manga. No, hombre, lo de la lacra del argumento adolescente o flojo viene por otro lado... y además no es una lacra, qué coño, vengan más tebeos de esos, infantiles, y que vendan... el problema sería la ausencia de tebeo adulto, y no creo que hoy por hoy sea el caso.
¿Ejemplos? Tardi, Sfar, Clowes, Spiegelman, Taniguchi, Davodeau, Larcenet, Moore, Tomine… y Paracuellos, Diario de un álbum, Ibicus, Estigmas, ¡No Pasarán!... y no todos, por ser muy para adultos, son buenos. Y muchas veces no lo son por maltratar el lenguaje de la historieta (aunque son profundísimos y trascendentalísimos)


Proceso de trabajo: ¿cuál es según Anónimo el de todos,TODOS los pintores impresionistas? Porque esa gente pintaba sus cuadritos (que eran en general de formato moderado, nada de grandes lienzos) en una tarde, y en el campo: vamos, que como iban por ahí comiendo manzanas y paseando por la campiña hasta que les daba por quedarse quietos delante de unos nenúfares y pintarlos en unas horas...uf, qué mierda, qué poca trascendencia y cuánta superficialidad, el Impresionismo.
Del mismo modo el gran equipo de guionistas de 7 vidas, que curraban como el demonio, nos han dado la mejor serie de la historia de la tele, sobre todo sus últimas temporadas, que seguro se tiraban más tiempo en su escritura, que por algo se jugaban más en los shares. Camera café, sin embargo, es un timo. Hombre, los guionistas se lo curran, pero los cámaras...qué morro, una serie a cámara fija. Qué verguenza, eso no vale nada, no hay trabajo detrás.
Ah, Pepo, lo siento, que no estés pillado con Lost,digo. ;)

Lenin dijo...

El usuario anónimo ha abierto la caja de los truenos de la inmadurez del cómic. En eso tengo que darle la razón, aunque no sea por los motivos que apunta: los comentarios de más arriba creo que responden bien a la cuestión de por qué el desarrollo industrial de un medio no facilita necesariamente su desarrollo adulto.

Bajo mi punto de vista, al cómic como medio le faltan aún algunos duros tragos que pasar para que pueda considerarse un medio capaz de producir experiencias atractivas para un público adulto. Se me ocurren unos cuantos:

1. Morro/ mal hacer: Los autores parecen casi en su totalidad respetuosos hacia el medio y la tradición, con aprecio al trabajo bien hecho, con primor. Sólo desde cierto comic underground americano se han producido tentativas de hacer tebeos pasándose la tradición y las normas de calidad por el arco del triunfo, pero a menudo se compensa la falta de buenahechura con un fuerte trabajo manual (físico, vamos).

2. Desapego de la peripecia: Lo que se cuenta en los comics es casi siempre es la peripecia, y sobre todo en las llamadas “novelas gráficas”. Romper con la peripecia y con el planteamiento-nudo-desenlace sería fundamental para ver qué otras nuevas sensaciones y narraciones puede dar de sí el medio. En este aspecto, algunos comics basados en un personaje antes que en una historia se acercan bastante a esta óptica más vitalista.

3. Reflexión: Esto significaría, trabajar en el cómic no sólo lo que sucede del tebeo hacia adentro, sino hacia afuera. Trabajar el afuera de la obra.

4. Trabajo colectivo: El cómic “de autor” ha venido a significar que una sola persona se lo curra todo de cabo a rabo. Esto parece muy adecuado en muchos casos, pero desgraciadamente es muy empobrecedor al aplicarse como norma general al cómic realizado fuera de la industria. ¿Tendría que aprender algo el cómic de la música pop en este sentido?

Juan Agustí dijo...

Pues yo no estoy en absoluto de acuerdo con el comentario de Anónimo, que parece que ha sentado cátedra. No. Si Homero, por decir, alguien o DW Griffith hubiesen tenido esa forma de pensar, ahora mismo, ni cómic, ni cine, ni literatura ni nada. Porque el arte no sigue esos razonamientos. El arte simplemente, no los sigue, aunque haya mucho trapero suelto que saque dinero con él.

Otra cosa muy distinta es que cualquiera pueda coger un lápiz y un papel y hacer un tebeo. La historia le juzgará. ¿Alguien duda de que Little Nemo o Krazy Kat son arte? Lo que parece seguro es que mucho del cómic que se publica actualmente no lo es. Ni los libros, ni las películas. Eso sí, un pequeño porcentaje de todo ese mercado (ahí sí entra el dinero) pasará por el tamiz del tiempo y perdurará.

Lo que pasa en el mundo del cómic es que hay mucho advenedizo, dado que es una disciplina a la que es fácil de acceder. Hay que dejar de ver eso como un problema y empezar a ver que es una ventaja.

Por cierto, ahora lo que también hay es mucho listo, que se pasea por los blogs haciendo comentarios aplastantes de este tipo (sin identificarse ni nada, no sea que se descubra al ignorante), como diciendo: ¡ahí queda eso!. Pues eso sí que se hace en diez minutos y sin ningún tipo de talento.

JCP dijo...

"Pues yo no estoy en absoluto de acuerdo con el comentario de Anónimo, que parece que ha sentado cátedra."

hombre, Juan, que llevamos veintipico comentarios para matizar o discutir algunas de las afirmaciones del Anónimo.

Anónimo dijo...

creo que estais confundiendo el arte con la industria del arte. aquí hablamos de la calidad de las obras. y no creo que esta sea menor debido a la menor cantidad de tiempo que se le dedique a los guiones. de hecho, ni siquiera pienso que la calidad sea menor en comparación con la música o el cine.
todos sabemos cómo funciona esta industria. sólo hace falta pasarse por cualquier tienda y comprobar qué merece la pena de todo lo que sale al mes. y no es necesario que nadie nos cuente la cara oscura de nada como si esto fuese un programa sensacionalista. el problema no está en que exista una enorme masa de comic mainstream con escaso interés, el problema está, si acaso, en las vertientes más alternativas y en su capacidad de regeneración. y ahí volvemos al principio de este post. La capacidad del comic para plantear nuevas alternativas más allá de los valores puramente literarios es lo que nos permite concebir un arte que avanza más allá de la imitaciones a la literatura, la pintura y especialmente el cine. Entre esta vertiente mainstream sumamente espectacular pero vacía y la ortodoxía underground, que rechaza todo efecto como algo sucio y comercial, nos estamos quedando vacíos. Al final, sólo queda la misma historia, contada de la misma manera.

se que me contradigo volviendo a las comparaciones. pero el cine, o mejor dicho los directores, con toda su apabullante mercadotecnia, han encontrado las vías de expresar sus propias ideas sin tener una espada de damocles pendiendo constantemente sobre su cabeza. el cómic necesita libertad, mucha más de la que tiene ahora, y toda conquista de esa libertad, por pequeña que sea, abrirá campo para nuevas vías de expresión. hace falta lberarse de escrúpulos, hace falta menos ortodoxia, y hacen falta planteamientos menos unidireccionales. vayamos a una fenómeno aparentemente banal: las viñetas. todos conocemos la viñeta marvel, o mejor dicho la no viñeta. generalmente, manierista hasta decir basta. pero analicemos la actitud de las vertientes alternativas: su necesidad de oponerse al comic más comercial le lleva al concepto de viñeta básico, a una especie de fundamentalismo en la religión del comic que resulta igual de exasperante. no quiere parecerse a marvel, pero tampoco es capaz de tomar una vía independiente, pues termina supeditada a lo que haga su "hermana mayor", aquí en el peor sentido de la expresión.

se que resulta un comentario un tanto descreído acerca del asunto, pero de verdad creo que el comic pasa por un impass creativo que debería superarse. despues de los años ochenta, parece que no nos hemos recuperado de los desastrosos noventa y sus pos-, cyber- -punk, etc