sábado, enero 20, 2007

"LOS DIBUJANTES ENVEJECEN MAL"

Monolo me ha escrito. Copio y pego (--gracias):

Te envío algo que te entusiasmará: es de un libro/ensayo de Trondheim donde se plantea por qué dibuja (esta pregunta, lo reconozco tambien, me dejó traspuesto) y, de hecho, que quiere dejar de dibujar algún día porque, en general, los dibujantes "envejecen mal". Luego salen fans a plantearle excepciones y hay este diálogo:


Traduzco:

-Schulz aguantó hasta el final con la misma calidad.
-Exacto. Construyó una obra admirable.
-Breccia fue súper bueno hasta el final.
-Sí, pero es sobre todo un dibujante, no un autor completo.

4 comentarios:

Jaume dijo...

Esto creo que está sacado de su Desouvrés para l'Association. Si os gustan sus Diarios de Viaje (o Mis Circunstancias) os molará. Yo estoy enganchado al Trondheim autobiográfico, lo reconozco, pero si no os entró Mis Circunstancias no hace falta ni que lo intentéis con el resto.

NonoFromBariloche dijo...

Hablando de dibujantes que envejecen mal: Fontanarrosa abandona el dibujo de sus viñetas por el agravamiento de su enfermedad degenerativa: esclerosis lateral amitrófica. Nunca me entusiasmó, pero es una triste pérdida.

monolo dijo...

Es del Desoeuvré, en efecto. A mi el Trondheim autobiográfico me cuesta un poco; de sus diarios me moló, básicamente, el último, y por el viaje al Japón, que funciona como historieta por si solo. En este sentido, prefiero los diarios de Sfar, que se ven siempre más sueltos (a pesar de las generosas parrafadas manuscritas que suele regalar)... parece que es persona de sufrir menos, no sé. Quizás es que la lectura de los de Trondheim "sólo" aportan conocer un ratito de su vida, mientras que los de Sfar son... más densos.
En cualquier caso, este Desoeuvré me está gustando. Y todo lo demás, aunque pierda en la comparación, también es interesante, claro. Ni que sea por el puro cotilleo.

santibilbo dijo...

a mí,resultandome simpático "mis circunstancias"(no conozco otros) me encanta cuando se va al género,Lapinot y Mazmorras,que me parecen magistrales,profundos,ambiguos,divertidísimos y por ello,muy poéticos.el género es la madre de la narración,la armadura les viene bien a estos autores que rozan lo caótico,(,al igual que Sfar,),los hace verdaderamente libres