viernes, enero 12, 2007

¡QUÉ LISTO ES MARK MILLAR!

¡Pero qué listo es Mark Millar! O mejor, si se quiere, ¡qué pillo es el jodío! Porque es la única explicación que se me ocurre para esa extraña dicotomía esquizofrénica que suponer que el mismo guionista firme simultáneamente tebeos como The Authority y The Ultimates, radicalmente distintos.
(...)
______

Álvaro Pons, en La cárcel de papel.

14 comentarios:

el tio berni dijo...

El primer arco argumental de Millar en la serie es para quitarse el sombrero, muy por encima de sus Ultimates y de los Authority de Ellis. Así da gusto leer superhéroes.

Tones dijo...

Sin ánimo de polemizar (demasiado), creo que Álvaro no ha entendido bien los Ultimates, porque para mí son una prolongación lógica de Authority. Entiendo que la ironía por la via del exceso tiene sus peeligros, y no subrayar los chistes con un cartelito de "ojo, chiste", también, pero esa es precisamente la grandeza de Ultimates..

JCP dijo...

bueno, tones, no estés tan seguro de que lo de Ultimates son chistes.

Está feo autocitarse, pero sólo es por si quieres saber mi opinión sobre la serie (básicamente, un truño), ahí va mi opinión.

Aquí tienes otra opinión de alguien a quien SÍ le gusta la serie.

Tones dijo...

Me he explicado mal. Ultimates no es una comedia ni una parodia, y eso creo qque es lo que tú venías a explicar en tus excelentes (no estoy de acuerdo con ellos, pero esa es otra) posts. Al decir "ojo, chiste", me refería a subrayados de cualquier tipo. Si creo que Ultimates es una obra irónica, pero tabién honesta, no usa la ironía como un escudo. Mastodóntica, también, pero es no elimina sus sutilezas. De todos modos, reconozco tres cosas:

The Authority me gusta mucho más.

Los aciertos que más me atraen de Ultimates son formales.

Respeto a Álvaro y su opinión, pero posiblemente no me disgusta tanto su opinión sobre los Ultimates como el algo rancio mensaje que transpira entre líneas su post y que distingue entre escapismo y mensaje en los tebeos (y por extensión, en cualquier forma de comunicación).

santibilbo dijo...

No estoy muy de acuerdo,tones,pero me ha gustado mucho tu comentario,sobre todo lo del escudo irónico.Que la ironía da para un tratado y es mu hijaputa

JCP dijo...

", no usa la ironía como un escudo. "

a mí también me ha gustado mucho. Da para pensar tres o cuatro cosas.

John Space dijo...

Coincido con Álvaro. Millar es un mercenario de los de verdad, y su ideología varía dependiendo de quién le firme los cheques. ¡Que es un periodista, vamos! :D

Tones dijo...

Creo (y es, de nuevo, y perdonad que insista tanto, pero es que me aterra andar dejando comentarios que se malinterpreten, una opinión personalísima) que estáis confundiendo la voz de un autor con la de sus personajes. Simplificando y sin poner ejemplos, que os los sabéis de sobra: que Millar haga hablar en una obra a un personaje de izquierdas y en otra a un personaje de derechas no quiere decir que él sea un mercenario, sino que sus personajes son distintos en obras distintas. Y es más: hacer que un facha hable como un facha, sin ironías que le sirvan para guardarse de las críticas de los lectores (a eso me refería, es decir, sin un letrerito que ponga "eh, que el autor no piensa así") no sólo me parece lo lógico, sino que me parece valiente como autor.

Estoy convencido de que habéis hablado ya de esta obviedad en los famosos comentarios de los posts sobre Ultimates, así que pido disculpas por adelantado.

JCP dijo...

claro, Tones, estoy de acuerdo. Le problemo es, a mi juicio, que Millar está mezclando cosas en la serie que en realidad -me parece a mí- escapan a su control. Ya lo hablamos en su momento, en efecto. Lo que yo creo que está mezclando es precisamente ese estilo "neutro" (o posmoderno, que lo es) con tonos clásicos-épicos de los tebeos de SH de toda la vida. Y entonces, si bien en determinados pasajes sucede lo que tú dices, que un facha como su Capi habla como un facha, en otros muchos el tono es pura épica superheroica, con lo cual al final todo se diluye y se glorifica como si estuviésemos en un tebeo de SH no posmoderno sino clásico. No digo esto porque esté pidiendo a Millar que "denuncie" el facherío de sus personajes, sólo que debería ser consecuente con ese estilo neutro y sin ironías. Al final, te lees este Ultimates 2 (spoilers!) y ¿qué te queda? Pues que los cabrones cínicos/fachas de los Ultimates son superhéroes americanos clásicos que vencen de modo épico y MUY JUSTAMENTE a los malos-cobardes, que además representan a China y Rusia. Porque ahí el tratamiento sí que no es neutro, ¿eh? Los villanos son muy malos y cobardes, y por tanto se merecen lo que les pasa: que los Ultimates los masacren, literalmente. Como digo, es la mezcla de tonos y de trucos amañados para según qué cosas . ¿Por qué el tratamiento de Millar del Capi o de Tony Stark es neutro y no juzgador (que me parece bien en principio), pero sí hay juicio y tendenciosidad hacia el tratamiento de los villanos, por ejemplo, que son presentados desde el principio como villanos, juzgados de antemano? ¿por qué los villanos no tienen "sus razones" para actuar como actúan, igual que las tienen el Capi o Tony Stark? Pues porque son los villanos, y los Ultimates, los héroes. Ya digo, no es consecuente. Si quiere ser neutro-posmoderno, debería serlo en todo momento, y no sólo cuando le conviene.

John Space dijo...

Y de la alegoría política de Civil War, ¿qué opináis (aparte de que se ve a cien kilómetros)?

P.D.: ¿Soy el único que no consigue ver los comentarios de La Cárcel?

Alvaro dijo...

Tones: no hay intento de diferenciar entre escapismo y mensaje. El primer arco argumental de Ultimates me parece un ejemplo modélico de lo primero y cuando lo reseñé, lo recomendé. Pero este segundo me parece un tomadura de pelo.

Tones dijo...

Álvaro, a menudo diferencias entre un tebeo escapista y un tebeo con mensaje (se que en tu cabeza la división es más complicada que eso, pero nos entendemos), por supuesto dándole más valor intrínseco a los segundos. Creo que Ultimates es, precisamente, el comic menos adecuado para esto: es algo más que un blockbuster fílmico narrado en viñetas. Más bien es una catedral de excesos, un análisis del género superheroico a través de la única manera que tiene el género de evolucionar: el más alto, más fuerte, más rápido. Esa es la política de Ultimates: la estética del exceso. Hablamos de cosas completamente distintas, y por eso no nos vamos a poner de acuerdo: yo creo que la grandeza de Ultimates está en que el maniqueísmo y el bigger than life está llevado hasta un extremo que contamina el propio discurso de Millar. Exactamente igual que Wanted, lo que pasa es que Wanted estaba menos puntuado con referencias políticas y sociales reales. Para mí, Ultimates es algo más que un entretenimiento porque, sencillamente, es el entretenimiento más desproporcionado que han dado los tebeos de los superhéroes. En todos los sentidos: formal y de fondo, y eso incluye el acusado maniqueísmo que señala Pepo. No se si se me entiende, que creo que igual no...

Señor Punch dijo...

Tones, yo tu definición de los Ultimates la veo más adecuada a Authority de Ellis. Incluso los de Millar.
Ultimates es un paso en la descompposición de un género y sus códigos por la vía de un mal entendido realismo...que ya, parece, da consecuencias: esa serie de tele, que no conozco salvo por referencias...Heroes, parece una elevación de los postulados verité a su última consecuencia: hacer supes que no lo sean (por estilo, por desconocimiento de códigos que le son propios, por cientos de cosas). quqe el producto final guste o no... vale, es otro asunto.
O sea, Authority SÍ entiende, reinterpreta y actualiza los modos del género, aunque sea con un rebozado realista. Ultimates se aleja de esos códigos. No son superhéroes, es cifi-verité con elementos narrativos de supercapas, pero ni en éstilo ni en lenguaje se acerca a lo que se entiende por una ficción superheróica (otros que lo hacen son Milligan y Allred en sus mutantes OT, que es puritito capas).
Ufff

Señor Punch dijo...

...y conste que en su día defendí lo contrario (), pero es que cada vez lo veo más claro. No son supes, no lo son, desprecia todos los códigos, los recursos narrativos propios del género...