lunes, enero 22, 2007

DK2


Dieciséis años después del mítico “Dark Knight” (“Batman: El regreso del Señor de la Noche”), su autor ha firmado una secuela en tres tomos que defraudará a quienes esperen una repetición del original: como todo verdadero creador, Frank Miller (Olney, Maryland, 1957) jamás mira al pasado, sino al futuro. Y “DK2: El señor de la noche contraataca”, con su asombroso color digital de Lynn Varley y su montón de ideas y transgresiones narrativas, es un tebeo que parece llegado del futuro, un intrépido carrusel de aventuras sazonadas con la sátira y la provocación política marcas de la casa. En el mundo de “DK2”, los ciudadanos son “esclavos bien pagados” en un Estado policial gobernado por presidentes virtuales y políticos a sueldo de empresarios criminales (¿a alguien le suena esto?). La respuesta de Batman: una revuelta popular. “¡Nos hemos pasado la vida entera mirando en la dirección equivocada! ¡Yo perseguía a atracadores y ladrones mientras los verdaderos monstruos tomaban el poder sin oposición alguna!”, dice Bats en el segundo tomo. Más claro, agua.
“DK2” peca de numerosos excesos (esa oportunista referencia al 11-S), pero es que esto es tan vanguardista, subversivo y arrollador que se le perdona todo. Miller trabaja ya en otras cosas, como el guión que está escribiendo junto a Darren “π” Aranofsky para adaptar al cine “Batman: Año Uno”. Que no tarden mucho.

----

Aprovechando la nueva edición en formato absolute de DK2: THE DARK KNIGHT STRIKES AGAIN (BATMAN: EL CONTRAATAQUE DEL CABALLERO OSCURO, Planeta DeAgostini, incluye extras finales con bocetos de la obra, portadas originales y otros), rescato esta reseña que escribí en su momento para la revista Rock de Lux (diciembre de 2002; del proyecto de Aranofsky para adaptar BATMAN AÑO UNO que mencionaba entonces, nunca más se supo, como sabéis) y propongo el debate. Para empezar, pego una opinión de Caron en los comentarios :

Con todos los respetos, y sin querer ser "absolute"... el DK2 no merece que se pague por él ni el coste del papel sobre el que está impreso.
Pero vaya, que es una opinión abierta; lo mismo un día me parece que vale para nivelar la mesa o impedir que se cierre la puerta en verano (ya saben, para que haya corriente).



46 comentarios:

JCP dijo...

vamos, Caron, que no te ha gustado. A mí sí, y además mucho. Miller, zorro total, sigue en su particular vía para regresar al cómic puro: poco o nada de seudocine, nada de seudotelevisión. C-Ó-M-I-C. Y cómic puro de superhéroes, además. Porque por muy "actualizado" que esté el género en DK2, el tebeo es esencia de superhéroes pura, destilada, casi perfecta. No es género inocente, claro, porque no se puede volver a ser inocente cuando se ha dejado de serlo (como intentaron Busiek, Waid y similares), pero sí son superhéroes-superhéroes. Y el dibujo me sigue pareciendo una pasada; no hay más que estudiar los extras que vienen en esta edición para entender el proceso gráfico de depuración que hay en el acabado respecto a los bocetos (he escaneado uno de ejemplo), al alcance sólo de los grandes dibujantes. Fíjate bien en toda la estilización del acabado respecto al boceto, para que luego digan que el dibujo es "descuidado".
De color ya ni hablamos, lo nunca visto. Otra actualización vía Photoshop de los colores chillones y absolutamente irreales -nada naturalistas- de los superhéroes clásicos. Lynn Varley es tremenda, otra verdadera artista.

Caron dijo...

Pego aquí mi respuesta (que puse en el primer post sobre el DK2):

Buf... esa defensa me obliga a releérmelo esta tarde para poder contestarte con más rigor que el cabreo, enfado, frustración, rabia y desprecio hacia Miller que DK2 me provocó.

Curioso que menciones lo del color, porque es uno de los aspectos que más recuerdo que me desagradaron: viñetas a toda página (creo que las más de las veces sin otra justificación que "llenar" una página más), con fondos imposibles que en su día a mí me sugirieron dejadez y prisa por terminar las cosas. O sea, un poco en plan "pasemos por caja, Lynn, ¡rápido!".

También recuerdo (¿o esto ya lo me invento?), cierto olorcillo de acercamiento al manga, nada negativo en sí mismo, pero hecho mal.

Sin valorar, claro está, que DK2 era una obra innecesaria por completo; de comprensible existencia, pero innecesaria, y que el hecho de que fuera el mismo autor del genial "Dark Knight Returns" el que la firmara (hubiera entendido que la hubiera hecho cualquier otro, para solaz de las arcas de DC... pero claro, no hubiera vendido lo mismo) me causó una desazón y decepción enormes. Es como... ¿Watchmen 2? No, gracias.

En cualquier caso, lo dicho, relectura al canto.

JCP dijo...

lo de la narrativa también me pareció de traca. Creo que lo de los viñetones sí tiene sentido en ese tipo de storytelling (que no es ni americano ni manga, es una mezcla insólita de ambos, marca Miller), igual que la decisión tan loca y abstracta, sobre todo para el cómic de SH, de no dibujar fondos (espacio libre para el CURRAZO que se pegó Varley, fíjate bien, que hay trabajo con filtros y colores hasta decir basta) y.. bueno, es que el cómic es vanguardia pura. Ahora, que algunos quieran ver tomadura de pelo.... yo no la veo. Miller es un artista en plenitud de facultades, y se sigue liberando de todo aquello que ya hizo en el pasado (¿para qué el 4 x 4 viñetas en cada página, 16 viñetas en total, si eso ya lo hizo en el DK1 y en otros tebeos posteriores??), intenta no repetirse y avanzar por su propio camino. A Picasso, por hacer eso mismo, a su modo y con el lenguaje de la pintura, le aplaudían en el mundo de su época.

Jeune Albert dijo...

A mí me pareció muy buena.
Y creo que gran parte de las críticas parten de un prejuicio sobre el género, unido al rechazo de los valores morales de la obra (identificados rápidamente con los neocon/republicanos/bushianos), más que a la calidad del dibujo o la narrativa.

¿Cuántas obras maestras "slice of life" por poner otro género,conocemos que tienen muchísimos menos recursos y producen admiración generalizada?

Caron dijo...

Lo de que algunos vean "tomadura de pelo" en el DK2, puede ser porque no estamos hablando de la secuela de un cómic de éxito o famoso. Tampoco es la secuela de la genial opera prima de tal o cual autor, ni un remake "actualizado" de una obra clásica...

Coño, estamos hablando de la secuela de uno de los dos cómics más importantes para el medio de los últimos 25 años. Esto no es una opinión totalmente generalizada, vale, ¿pero qué cómics se citan CASI SIEMPRE (por entendidos o no) cuando se habla de las raíces más próximas del cómic contemporáneo (o, al menos, las obras que iniciaron el cambio de los años ochenta)?. Exacto, esas dos.

Algunos dirán que, al no tener la propiedad del personaje, eso no obliga a Miller a sentir la responsabilidad de haber parido el Dark Knight, pero creo que no es así. Insisto, quizás si lo hubiera firmado otro (como cosas en plan Año 2, Año 3, etcétera)...

"Miller es un artista en plenitud de facultades, y se sigue liberando de todo aquello que ya hizo en el pasado [...] intenta no repetirse y avanzar por su propio camino"

Sigo sin ser capaz de ver el DK2 como una innovación, más que como un trabajo pa'comer (mucho y bien), ni a Miller como un artista de alma inquieta...

Pero estoy de acuerdo en una cosa, en que sigue su propio camino, con buen hacer comercial. Pero lo de olvidar el pasado y no repetirse... no sé, no sé... Como muestra (soy maaaalo):

http://www.entrecomics.com/?p=1673

;-)

javi dijo...

Yo también echaba pestes del DK2 hasta que tu opinión me obligó a remirármelo y repensarlo. Tiene su punto a favor -la desenvoltura en la narración, superlativa- y su punto en contra -el descuido en el acabado formal, innegable-. Tal vez uno vaya con el otro, o sea, los logros en lo narrativo son producto de esa ¿prisa? ¿visceralidad? pero asimismo a eso cabe achacarle el pobre aspecto formal. Si, ya, que Picasso también dibujaba feo... :)

De su modernidad, por lo demás, no cabe dudar: en otra época sería impensable, ni en el underground, creo; pero de esa misma modernidad que ya representaban el bakalao o el porno: ritmo, nada más que ritmo como un puro movimiento de émbolos: monocorde y atorrante. Imposible empatía, pues ahí no se desarrollan personajes, sólo ráfagas de emociones primarias en pura acción-reacción, ni presentación-nudo-desenlace sino más bien una especie de punto cuasifijo situado entre el nudo y el desenlace. La lectura posible de unos personajes adolescentes de Ballard, a alternar con la contemplación de una autopista (el momento lírico).

Lo que quiero decir es que me parece Significativo, independientemente del juicio que en si me merezca (es algo; los Ultimates en su aparente punkitud ni señalan pistas ni aportan nada a lo que ya había: simple reelaboración de luxe).

(plus: la edición de Norma se está saldando en algunos sitios por 9 euros, creo.)

Un saludo.

Anónimo dijo...

No quiero entrar en la disputa de si es un buen o un mal cómic, pero alabar el coloreado de la obra! Eso si que es de traca! Pero de traca mayor! Cualquiera que haya pasado tres horas jugueteando con photoshop se dará cuenta que el color digital empleado por Lynn Varley es una obscenidad, todo el color del cómic es un insulto contra el buen gusto hecho en degradado! y ahora podríamos discutir si la colorista quiso emplear de una manera tan deleznable el color con fines narrativos, (sólo en las escenas con enormes píxels me parece premeditado), o es una victima mas en el proceso de digitalización que sufren muchos profesionales que demostraron ser magníficos cuando utilizaban otro tipo de herramientas ( caso alarmante el de Bill Sienkiewicz y Kyle Baker)

JCP dijo...

El color es alucinante. Y por supuesto que es a propósito. ¿O no has visto el color de Varley para otras obras de Miller? ¿acaso no domina registros de coloreado mucho más clásico? ¿acaso es que Varley "no entiende" lo que hace, no domina su campo? Por supuesto que es premeditado todo, vamos, ni que haga falta que yo lo diga. Es decir, una colorista profesional con ese currículum a sus espaldas (DK, Elektra lives again, 300), que ha coloreado con las más diversas herramientas, aerógrafo, pinceles, acrílicos, oléo (Elektra lives again), de todo, "no sabe lo que hace" cuando colorea el DK2... Y no creo que tenga nada que ver sus resultados con los de Baker ni mucho menos los de Sienki.

Repito: el color es ASOMBROSO. Una maravilla que tiene todo el sentido precisamente por tratarse del tebeo que es. La tía hace todo lo que se supone que NO hay que hacer con el Photoshop, sin miedo. Y lo hace con resultados absolutamente memorables. "¿mal gusto?" ¿de quién?
Vamos, es que no creo que muchas personas sean capaces de hacer lo que hizo ella con los filtros y demás. Ser hortera lo puede ser cualquiera sin puta idea de nada que tenga un curso de ordenador. Ahora, ser "hortera" del modo en que lo es Varley, eso sólo está al alcance de pocos privilegiados.

¿A alguien más le encanta el color de DK2? Es vuestra oportunidad, que sé que estáis por ahí leyendo esto ahí afuera....

(javi, luego te quiero contestar a alguna cosa)

JCP dijo...

Caron, lo del dibujo de Spirit ¿qué tiene que ver con esto? yo ya lo dije en su momento, un mal dibujo...

http://www.entrecomics.com/?p=1673

Caron dijo...

Por lo de hacer las cosas a su manera... aunque sea Spirit, y por lo que decías de que intenta no repetirse. Pero me he ido un poco por la tangente, sí...

Coincido en general con Anónimo en cuanto a lo del color del DK2, sin quitar que Varley sea una gran colorista en otros trabajos (DK, 300...).

JCP dijo...

"De su modernidad, por lo demás, no cabe dudar: en otra época sería impensable, ni en el underground, creo; pero de esa misma modernidad que ya representaban el bakalao o el porno: ritmo, nada más que ritmo como un puro movimiento de émbolos: monocorde y atorrante. Imposible empatía, pues ahí no se desarrollan personajes, sólo ráfagas de emociones primarias en pura acción-reacción, ni presentación-nudo-desenlace sino más bien una especie de punto cuasifijo situado entre el nudo y el desenlace. La lectura posible de unos personajes adolescentes de Ballard, a alternar con la contemplación de una autopista (el momento lírico)."

Y yo te pregunto, sólo por sembrar la duda: ¿para qué hace falta una historia más convencional, un desarrollo de personajes, etc.? ¿para qué, si todo eso ya lo ha hecho Miller en el pasado, como el mejor? ¿por qué el cómic tiene que imitar SIEMPRE el relato-novela tradicional, algo que ha imitado también mayoritariamente el cine? ¿seguro que el cómic tiene que narrar siempre una "novela"? ¿no puede servir para otro tipo de relato?

Te lo devuelvo con otra pregunta: ¿qué desarrollo de personajes le hizo falta a Herriman para construir su obra? ¿qué desarrollo de personajes o empatía con ellos hay en el Bardín de Max (que supongo te ha gustado de verdad; vamos, que no sólo te parece Significativo como fenómeno o sociológicamente hablando)? Y lo que es más, ¿le hace falta tal desarrollo?

"y su punto en contra -el descuido en el acabado formal, innegable-."

¿innegable? javi, de verdad, me parece que ahí cometes el error de pensar en "cliché-cómic" en lugar de mirar hacia otras artes que tú controlas. Como un amigo decía el otro día: ¡¡por dios, que estamos en 2007!! (2001 cuando miller dibujaba el DK2). ¿Qué coño -con perdón- es eso del "descuido"? ¿Por qué el tema del acabado terso y académico se ha superado hace tanto tiempo en otras artes pero aquí en el cómic aún no, y un acabado que no pase por ahí causa rechazo?? A la mierda el "acabado" perfectito si eso es lo que le hace falta al artista!! ¿el trabajo de Sfar es "descuidado"? ¿al Klezmer, el último gran cómic que he leído, le hace falta un mayor acabado? ¿de verdad?

(yo me miraría los bocetos -extras finales en la edición Absolute- y compararía luego con el resultado final en página, a ver si de verdad te parecen "descuidados" los dibujos; hazlo aunque sea en la librería, a lo mejor te llevas una sorpresa)

Anónimo dijo...

"Ser hortera lo puede ser cualquiera sin puta idea de nada que tenga un curso de ordenador. Ahora, ser "hortera" del modo en que lo es Varley, eso sólo está al alcance de pocos privilegiados."

Resumiendo, el color es una horterada, y ya venga firmado por una colorista como la copa de un pino como es Lynn o de un chaval con un curso del paro de photoshop, DK2 es un manual de estilo para saber que cosas no se deben hacer con el programa. Dicen que dos que duermen en el mismo colchon se vuelven de la misma condición, y tal vez ese es el mayor problema de Lynn, y no se si este par tiene descendencia pero espero que no se dedique a los comics.

JCP dijo...

Cuando la horterada es arte. Quiero más tebeos así, DK3, por favor!

(a mí el color que me parece una mierda es el tipo de color de Ultimates, dicho sea de paso. Con todos sus acabaditos pulcros, y sus imitaciones chungas a la fotografía del cine moderno, un quiero y no puedo... y no se distingue una mierda en la página, cómo se cargan el dibujo de Hitch, debería ser delito)

Caron dijo...

"¡Quiero más tebeos así, DK3, por favor!"

O_o

Anónimo dijo...

Ni el color de Ultimates ni DK2, hombre, si con unas alpino y un par de plastidecor para los fondos a la buena de Lynn la hubiera bastado.

santiarcas dijo...

A mí me encanta el color de DK2. Reconozco que el primer vistazo fue de "¡Que cosa más fea!". Supongo que me esperaba algo más en el registro que ya conocía de Varley. Pero pronto le pillé el punto y coincido con JCP bastante. De hecho, lo que más me gusta del DK2 es el color, lo encuentro tremendamente creativo.
Eso sí, la edición que tengo yo es la americana, que creo que es en la que realmente se disfruta de esos colores tan... "personales".

javi dijo...

No me explicado bien: el acabado formal es secundario, un aspecto secundario, pero no tanto para ser irrelevante. Precisamente por ser una historieta, el cómo de los dibujos 'dice' algo. Miller me parece excelente en su 'descuido' en varios de sus trabajos, pero en éste no. Es un desmañamiento que (a mí me conmigo) trasmite más prisa que voluntad de estilo, intención expresiva o pura funcionalidad. Muñoz, siendo muchísimo más desmadejado, contruye unos dibujos tremendos; Watterson es un maestro absoluto en 'decir' con un dibujo muy espontáneo en la ejecución (que seguro llevaba un gran estudio previo). Estos de Miller parecen, con perdón, algo fofos.

Y, esteee, sí, el trabajo de Sfar, en el dibujo, a veces, peca de lo mismo. Yo prefiero el descuido - y son estos tan verdaderos como el de Sfar- de Trondheim o de Blutch.

En cuanto a lo primero, intentaba acotar donde situo yo esa forma de 'construir' que consiste en ir al grano desde ya. Pero sin juicio a favor del clasicismo ni en contra. Por mi que vengan más tebeos como el DK2 y menos repeticiones de lo mismo de siempre. Significativo es bastante para mi; ¿algún otro tebeo de supers que lo haya sido en los últimos años?

No, en KK lo que no hay es una evolución de los personajes; pero sí tienen una personalidad. Tal vez si DK2 fuese no una única historia, sino un 'concepto' -Robin siempre traiciona a Batman, y siempre muere-, tal vez, digo, en la continua vuelta de tuerca que supusiese desarrollar 700 veces esa premisa en otras tantas historias, cupiese la posibilidad de construir personajes con ese procedimiento.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Parece que el color de DK2 despierta pasiones a favor y en contra. Yo me quedo en el medio. Esta bien, no mata. A veces se pasa dos pueblos con los efectos pero no me desagrada.
Hombre, pues si, el color de Ultimates es flojillo, pero tampoco lo veo tan malo. Claro, si comparamos, el color de Varley es mejor. Eso no quiere decir que sea tan bueno. Oigan, que esta señora tiene un caché, tiene un nivelazo. Y en DK2 no es que se haya dejado el alma coloreando. Hace un trabajo simplemente correcto.

JCP dijo...

"Es un desmañamiento que (a mí me conmigo) trasmite más prisa que voluntad de estilo, intención expresiva o pura funcionalidad."

el dibujo de DK2 busca, desde el principio, ponerte nervioso, berrearte, hacerte torcer el gesto como si te hubiesen dado una descarga eléctrica. Y creo que lo consigue. Lo mismo el color.
Santi, cuando yo lo abrí por primera vez aluciné: ¿¿esto qué es?? ¡¡qué dibujo tan "feo"!! "Y sin embargo, no se parece a nada que haya visto".
Luego, cuando me senté a leerlo, que para eso es un tebeo, es cuando lo entendí de verdad, vi que funcionaba y que tenía sentido en la historia y en cómo se contaba la historia.

JCP dijo...

"No, en KK lo que no hay es una evolución de los personajes; pero sí tienen una personalidad."

personalidad que tienen MUY definida todas los personajes del DK2. PAra ser más exactos, todos representan una ideología concreta del espectro occidental típico de finales del siglo XX. Batman es el terrorista anarquista, Supes es el guardián del establishment porque cree que es el menor de los males, Flecha Verde es el comunista, Question el individualista a lo Ayn Rand, Flash es el sensato demócrata (o socialdemócrata).... Con todo, lo mejor para mí del tebeo es que al final revela que no iba de eso en realidad, que había un tema más profundo y trascendente, y por tanto poético, que el tema político.

santibilbo dijo...

Yo voy a construir una sintesis con Pepo y Javi:Apoyo la excelencia en su puesta en página,narración,iconocidad,expresividad de recursos gráficos y pictóricos.También considero que es una historia con multitud de ideas sugerentes(los límites de la acción política,la moralidad de la violencia,la voluntad de poder del superheroe,lo virtual frente a lo real,lo subliminal enredado en lo sublime,lo caótico como forma de estar en el mundo) e incluso subversivas(el hedonismo,el sexo y la cultura pop como arma contra el poder,el placer como un moralista severo).Pero Javi da en el clavo cuando habla de una historia deslavazada(autopista sin rumbo)llena de ruido y furia gratuita,sin ningún personaje que se merezca ese nombre,vehiculillos de las ideas esbozadas(me temo que sólo eso)por Miller, máquinas de soltar frasecitas.(la unica empatía la senti por Supes,quería que dejaran de darle hostias sin sentido,desde Toro Salvaje no veía tanto castigo.Yo que Bats me andaría con cuidado).Y por eso decepciona,porque el autor ha demostrado sobradas veces que es un gran constructor de personajes(tal vez algo arquetípicos,pero con carne y poesía)un romántico desatado,lleno de pasión y sentimiento.Miller se ha hecho abstracto después de Sin City,autoconsciente y provocador.Ya no tiene carne.Sorprenderá,admiraremos su ingenio y fliparemos con un virtuosismo narrativo que no tiene fuego,sólo humo.POr cierto,Pepo,cual es ese tema trascendente y poético?
También acierta Javi en que algunos dibujos son descuidados,sin ninguna función expresiva(ni depuración formal,ni iconicidad,ni abstracción,ni hostias).oTROS tienen una potencia que dejan la boca abierta.
Igual de la vida de Jesus saca algo con nervio y emoción,nada sofisticado.
Termino y afirmo:la vanguardia nos produce asombro y admiración,pero casi nunca llega a las emociones más profundas de lo humano,no nos construye,ni nos define(brumosamente);estímulos epatantes tenemos en cada telediario,ficciones encadenadas a la memoria,cuatro

Yorkshire dijo...

Hola, señor Pepo, creo que he dejado apenas algún comentario en tu insigne blog. Pero este tema me da de pleno.
¡Por fin alguien más que le gusta el DK2!

El dibujo sintético de Miller es deslumbrante por CÓMO lo cuenta. A Miller no le interesa el detalle (y si no, que alguien se acerque a algunas entrevistas que últimamente ha dado el autor). Eisner ya lo subrayaba: lo que importa es la narratividad con la obra creada. No hay que hacer juicios TAN categóricos, señores, y más para entrar en las descalificaciones de mierdas y otras analogías. Actualmente, Miller, es único en la secuencia, si no, el mejor. Es de los pocos que siempre a evolucionado, ya sea para bien o para mal. Esto es de agradecer. Esto sólo lo hacen los grandes artistas. Pepo, has acertado comparando a Picasso con Miller: evoluciona o muere. Y hay autores insignes que se han muerto bastante tiempo.
También hay que tener un respeto creativo. El DK2 es continuidad, no una secuela, esta es la diferencia. Puede que la historia no sea redonda, incluso se puede admitir que la última parte sea un poco fallida, pero es una obra descomunal y que no debe ser enjuiciada por el final.
Una obra de enjuicia de otra manera. Con rigor y conocimiento, y sobre todo con un cierto respeto a tan grande talento. Digo esto por las descalificaciones sin ton ni son.
Estoy de acuerdo que hay que atreverse a criticar, tener esa valentía y bajar de los altares a gente endiosada. Pero estáis en plan destructivo.

En breve haré en mi blog En las arenas de Marte un análisis en profundidad del DK2, con sus virtudes y sus rémoras.

En cuanto el color: pues que es acojonante, apabullante y que a una lectura o dos te supera. Prometo hacer un análisis semiótico del color en esta obra... ¡Vade retro, Satanás!

Yo, de Miller prefiero las obras a lo bestia, y esta lo es, con sus excesos (en el Ronin le pasa lo mismo) que es cuando Miller da más sobre sí mismo.

Puede que no sea una historia redonda, pero qué importa: tiene momentos más intensos y poéticos que el primer Dark Night.

Un saludo, Pepo, en adelante te seguiré más en tu blog. Creo que es de lo mejor que se puede ver por la blogosfera. Ya me paso por tu web, y también te comentaré ciertas opiniones tuyas en Humo.

Te estaré observando.

Un saludo.

JCP dijo...

cuando quieras, gracias por tu comentario. Pero deja que la gente sea irrespetuosa o se "cabree", que tratándose de Miller seguro que le gustaría. cualquier cosa menos dejar indiferente al lector.

"Pepo,cual es ese tema trascendente y poético?"

pues es que está en el final. Un final JAMÁS es irrelevante, es lo más importante de una historia, eso se lo sabe Miller ycualquier narrador con raíces clásicas. Y el final de DK2, las últimas páginas concretamente no tienen nada que ver ni con el tema político ni con los otros que tan bien apuntas, Santi (muy bien lo del hedonismo y el sexo como algo subversivo!), que siendo importantes, para mí no son la clave. Para mí, la clave exacta es la última página, y la sensación que produce la conversación final Catgirl-Bats. ¿Eso no es humano, no es profundo, no es relevante? ¿cuál es la sensación-emoción-idea con la que cierras la última página?

JCP dijo...

"estímulos epatantes tenemos en cada telediario,ficciones encadenadas a la memoria,cuatro"

pues la última página del DK2 yo la recuerdo como si fuera la primera vez que la leyese, ni siquiera me hace falta volver a ella.

Tienes razón en todo lo que dices sobre los personajes-contenedor, sobre que la carne de este miller ya no es la misma de sus obras-ochentas, que esto es abstracto y muy autoconsciente y nada naturalista, como entonces. Vale. ¿y qué? ¿Todo debe ser naturalista y buscar la empatía o "conmover" desde un punto de vista humano-psicológico? ¿o es que no se puede "conmover" al espectador desde la pura forma, desde las sensaciones estéticas, sin necesidad de crear una empatía/identificación con los "personajes"? A mí este tebeo me emocionó y mucho, sobre todo como vehículo creativo, formal, como disparador de flashes y descargas eléctricas sensoriales, una forma que al final puede ser contenido también (como desvela el impactante final), y también -a veces- como contenedor de ideas. Carrrrrusel deportivo, el programa de los domingos. Por cierto, esto último me recuerda que una obra maestra tan reconocida por todos como LITTLE NEMO fue planteada deliberamente por McCay como una especie de "atracción de feria", un carrusel súper movido con el que disfrutar desde la página dominical del periódico. ¿Y por qué se le sigue considerando quintaesencia del cómic? Es sólo una pregunta.

A mí me resulta muy estimulante esta vía para el cómic del futuro. NO DIGO QUE TODO DEBA SER ASÍ, ojo, digo que ésa es una vía poco explorada por el cómic adulto de ahora, de superhéroes o no, y que me parece muy interesante. Porque DK2 sí me parece un cómic para adultos. Bastante divertido, por cierto.

(al margen: van a hablar de DE PROFUNDIS en Radio 3, y también de lo nuevo de Javier de Isusi)

Anónimo dijo...

Un Miller excesivo y a la vez interesante era el de Electra asesina, como lo definió Bill, puro punk en viñetas, incluso el Miller de su último trabajo para recordar; Hard Boiled, después sus ideas y su dibujo se estilizaron hasta entregar trabajos totalmente planos. Como bien se dice por aquí en DK2 el tío acierta unas cuantas veces, pero señores, disparar 12.000 cartuchos y matar solo tres o cuatro pájaros no significa que sea un buen día de caza, y eso es lo que sucede en este comic.

anton_arcane dijo...

buenas,
el dibujo del DK2 en mi opinión es malísimo, hay algunas páginas como el ataque de los bats voladores que es que es horrible, no se entiende nada,cuando el joker mata al creeper, nefasto, las naves brainiac esas, buuuf.... ahora, se puede alegar que lo hizo a cosa hecha, y otra que le pase como al amigo byrne que cada vez dibuja peor y con la tinta más y más gorda, y a toda prisa. yo creo que es lo segundo. de la supuesta transgresión del guión no voy a hablar, porque si hay algo hortera y macarra en ese cómic no es el color, sino ese guión del sr. miller.
admitid que cuando visteis que "eso" era el DK2, la CONTINUACIÓN del increible DK os decepcionó, otra cosa es que luego os guste como tebeo, pero vamos, que debería haberlo titulado de otra manera, no sé... Batman Lives Again?

JCP dijo...

Si lo dices por ELEKTRA LIVES AGAIN, qué gran tebeo y una de las obras de FM menos valoradas.

santibilbo dijo...

Si te emocionó así no tengo nada más que decir.Se nota que eres artista,muy sensible a la forma; A mi la forma per se no me suele generar mucho contenido,es un ejercicio ingenioso,una indagación ,pero lo veo cojo.Tiendo a ver el vaso medio vacío cuando hablo de una mala bestia,es decir por qué no contó de esa forma impresionante una historia menos chorrilla y caprichosa,como bien ha dicho Arcane,¡Batman y su puta madre lives again!.
La gente se emociona según elecciones y temperamentos,pero creo que la clave de lo narrativo sigue siendo un buen personaje:que te interese lo que le pasa,ya sea por la peripecia,el estilo, o la construcción psicológica.A mi Litle Nemo me deslumbra,pero no me ilumina,me sugiere caminos,pero no me lleva a ninguna parte.Y estoy hablando del comic más bello que existe,pero de eso no está hecho lo narrativo.
Jo,no me acuerdo de la ultima página,Bats enamorado,o algo así?
Por qué el murciélago se ha convertido en un ser casi supremo,al que todos los supes tiene miedo,más listo que el hambre,con ases de todas las barajas,según haga falta.Si funciona es como héroe urbano y trágico,no de adolescente listillo que "quiere el control"

JCP dijo...

"como el ataque de los bats voladores que es que es horrible, no se entiende nada"

las tres primeras páginas de esa secuencia son malas, cierto, luego ya no.

",cuando el joker mata al creeper, nefasto,"

buenísima viñeta.

santibilbo dijo...

Y sé que Nemo utiliza magistralmente todos(o casi) los recursos del cómic en la narración de sus peripecias

JCP dijo...

"Jo,no me acuerdo de la ultima página,Bats enamorado,o algo así?"

Noor, hombre. SPOILER!
Es lo de que destruye voluntariamente sus recuerdos, "basura, sólo basura", y lo que era un sentimental "antes, cuando era viejo". Ya no es viejo, es joven. ¿y por qué?

".Si funciona es como héroe urbano y trágico,no de adolescente listillo que "quiere el control"

eso forma parte de la abstracción anti-naturalista del tebeo. Arquetipos más puros que nunca, Bats es ya todopoderoso, qué más da si es demasiado, el personaje es lo de menos ahora, lo importante es el conjunto, lo coral, la marrrrcha, la juventud baila. Otra gran diferencia respecto al Bruce Wayne obseso y encerrado en sí mismo del DK1.

"Y estoy hablando del comic más bello que existe,pero de eso no está hecho lo narrativo."

has dao en la clave!! Pero ¿¿por qué le Comis tiene que ser SIEMPRE narrativo -en un sentido tradicional- para dar obras importantes??

?????????????

santibilbo dijo...

Tienes razón,no tiene por qué ser siempre narrativo.Puede ser poemático,ensayístico y contemplativo.O todo eso mezclado.
Coño, estoy pensando que entonces el comic pictórico también puede valer,que puede ser muy poetico,un catalizador de sensaciones,un vendaval de sugerencias( vale ya sé que a la bicha ni nombrarla,je,je)

javi dijo...

¡Pues es verdad! Superman es el único personaje que trasmite algo. Pepo: en la teoría, estamos de acuerdo. Pero en la práctica, en lo concreto de este tebeo, no -o sea, en las cosas que a mi me chirrían, que, como dije, no son todas, ni tantas-. Y los arquetipos los pueden mover como Homero o como Rob Liefeld; pueden, siendo irreales, atemporales, tener una grandeza, una hondura. En eso está la habilidad del autor, si no, todo estaría rasado en un mismo plano de igualdad e indiferenciación.

Yorkshire dijo...

Pepo, al final has contado el FINAL, uno de los mejores finales que haya hecho el señor Miller y coincido contigo. Más quisiera el primer DarkKnight tener esa última página.

En cuanto al ataque de los batsmovil, NO coincido con usted de que sea malo, sino TODO LO CONTRARIO. Hay una aptitud y actitud creativa en esa secuencia: cuando antes de que aparezca esta narración dice un periodista la frase-onomatopeya: "¡Callarse!". A continuación doble splash page de congelación del tiempo de los batsmovil como entes básicos en simetría, sin florituras, con líneas rectas en el diseño de los aparatos (es pura analogía con la frase de ¡callaos!, dejarse de verborrea y efectismos)como debe ser, y luego la sucesión narrativa SIN NINGUNA ONOMATOPEYA -fijarse en la trayectoria de Miller y el uso de la onomatopeya- hasta que Batman habla. Es una secuencia muda con una violencia brutal y despiadada de una belleza deslumbrante. Señores, señor Pepo, esto es intención y actitud creativa.

Y dejaros sobre el tema del mal dibujo, o ¿a caso Modigliani es mal dibujante por el ahorro de efectismos?

Ya lo ha demostrado Pepo con los bocetos que acompañan a la edición: ¿qué más queréis? Hay un trabajo de orfebre invertido (que mal suena esto!): elabor muchísmo el boceto y simplifica el resultado. Es lo que quiere.

Como vemos, no se trata de sensibilidad ni pa gustos colores, se trata de hechos y de técnica. Lo que ocurre que a veces NO estamos preparados para este tipo de dibujos según qué nos esperábamos.

Debemos recordar que cada uno tiene un prejuicio adquirido y que queda como residuo en lo más hondo de la mente. Nos pasa a todos. Hay que superar a veces ese prejuicio para ver lo evidente. El Miller del DK2 no es el de hace equis años. Miller es un artista convulsivo y compulsivo.

JCP dijo...

"En cuanto al ataque de los batsmovil, NO coincido con usted de que sea malo"


bueno, yo es que no me refería a esa escena, sino a la de Catgirl y los Batboys, cuando uno de ellos mata y más tarde recibe la reprimenda, etc. Esa escena que describes está de puta madre. Y, qué habré hecho yo para merecer esto, no me trates de usted ;-)

Anónimo dijo...

Coño! como se pone esto! El dibujo de Miller en DK2 y el de Modigliani en una misma frase, de aqui a poco Dashiell Hammett morderá el fango ante Sin City.

JCP dijo...

no, claro, es que Miller es muy maaaal dibujante. Yo no digo que como Modigiliani, no sé quién lo ha dicho arriba, pero vamos, que ni falta que le hace, cada uno es como es.
Por cierto: ¿qué tendrá que ver Hammett con Sin City? Ya estamos con los enterados que en realidad no se enteran de nada.

anton_arcane dijo...

veo que gusta el dibujo de DK2, yo sigo diciendo que es el peor trabajo que le he visto al miler "adulto" es que lo veo rápido y malacabado, ya no entro en si dedicó más o menos horas, hablo del resultado final.
y a mi me encanta el dibujo de miller.
elektra lives again me parece su mejor obra gráfica, el dibujo es impresionante, y el color es tambien la repera, pero de guión, simplemente es un muy buen comic de superheroes.no renueva nada.aunque ni falta que le hace,claro.
además, su dibujo es tan bueno que forum lo publicó para que sirva de magnífico portafolio para empapelar paredes. juro que al día siguiente de leerlo ya no tenía ni una sola página en su sitio.

Señor Punch dijo...

Como es evidente, ando liado, pero quiero dejar escrito algo, tarde, breve y seguramente mal enfocado (por temas personales, arrastro un no dormir y cansancio considerables). Yo adoro DK2:

Así, como me basta con adherirme a pepo en sus posiciones (sacada de sombrero, again), sólo dar un elemento chorras pero en el fondo, creo, objetivo y meritorio (para Miller, digo): en el género de Sh no hay nada, a día de hoy, que se parezca al DK2 (ni el propio DK, of course). Puede que de ahí la extrañeza, el rechazo. Si un tebeo usa esas formas en otro ámbito (Sfar está bien traído, en cierto modo), es un autor con concepto... pues aquí lo mismito, y es un autor (y una autora) que están en la cúspide, que renuevan formas y usos y convenciones... obviamente, mandando al carajo mucha convención (redundancia, vale).
Quizá X Factor, en ciertos aspectos, se le emparente... pero Milligan (y Allred) retoma(n) la tradición de Stan Lee, Ditko, y Kirby cosa que Miller no, él parte de esos clásicos (al menos en su grafismo antinatural... "feo"), pero va one step beyond.
Creo que hoy sólo, intuyo, realmente no sé, el Batman de Pope puede hermanarse con el entendimiento esencial pero nunca revivalista de Miller respecto a los superhéroes.

Yq ue seguimos, en la sonmbra, leyendo ;).

JCP dijo...

"además, su dibujo es tan bueno que forum lo publicó para que sirva de magnífico portafolio para empapelar paredes."

ja, ja.

"juro que al día siguiente de leerlo ya no tenía ni una sola página en su sitio."

A mí me pasó exactamente lo mismo. Esa primera edición no estaba bien encuadernada, y nos la comimos todos. Qué tontos éramos entonces, qué niños.

Anónimo dijo...

Hammett con Sin City tiene tanto que ver como DK2 con un buen tebeo, o el dibujo de Miller con por ejemplo el dibujo de Soutine, nada de nada, unas cosas son buenas y otras malas, el abismo de calidad es lo que lo diferencia, aunque sorprendentemente aquí se convirtió en un tema de discusión.

Anónimo dijo...

Por otra parte esta defensa de DK2 me recuerda a cuando yo defendía el DK1 ante un grupo de amigos como autentica vanguardia narrativa y ellos solo veían humo posmoderno.

JCP dijo...

"Hammett con Sin City tiene tanto que ver como DK2 con un buen tebeo, o el dibujo de Miller con por ejemplo el dibujo de Soutine, nada de nada, unas cosas son buenas y otras malas, el abismo de calidad es lo que lo diferencia, aunque sorprendentemente aquí se convirtió en un tema de discusión."

Hammett tiene más que ver con Corín Tellado que con Sin City. ¿Porque participan del género negro pueden compararse en los mismos términos? Ni FM tiene la misma intención que Hammett, pero vamos, ni de lejos, ni esto es una novela. Sin City es un tebeo, no una película, no una novela, y pretende además muy deliberadamente contar las cosas como lo hace un tebeo. No le hace falta más "complejidad" ni "matices" ni más "argumento" para alcanzar sus objetivos y tener su propio valor artístico. Las novelas de Hammett, por cierto, no eran maniqueas, y Sin City lo es deliberadamente. ¿De verdad alguien cree que eso es por casualidad, y que es un "demérito" además? ¿el maniqueísmo es siempre un defecto? ¿desde cuando todos los relatos se hacen en clave naturalista-no maniquea? Por otra parte, ¿alguien piensa que a FM se le olvidó cómo se contaban historias "clásicas", de textura naturalista, o relatos de "novela tradicional" después de haberlo hecho en la mayor parte de su obra de los 80 como el mejor (Born Again, Año Uno, DK1, etc.)? Lo que sucede es que eso ha lo hizo, lo ha dejado atrás y está en otras cosas, en otras intenciones, en otras narrativas y otros experimentos, pero no todo el mundo puede entenderlo ni apreciarlo.

dicho esto, no estoy defendiendo la calidad excelsa de todo Sin City. tiene historias buenas e historias malas, creo que la serie se ha alargado demasiado, etc. Pero hay un par o tres de ellas que sí, son buenos tebeos.

por cierto. lo del "humo posmoderno" es otro tópico impresionante sobre Miller. Las historias de FM no son famosas por lo formal, ni por los guiños, la sátira o la mezcla de géneros. Se han hecho famosas por la carne humana que hay dentro, eso es lo que importa de veras a los lectores. Y esa carne no es posmoderna: es de raíz clásica, de la mitología griega para ser más exactos.

Anónimo dijo...

Coño, lo de Hammett lo decía justamente por no tener nada que ver con Miller, justo como sus dibujos con los de Modigliani. Eso no hace falta discutirlo. En otro momento dices “no estoy defendiendo la calidad excelsa de todo Sin City. tiene historias buenas e historias malas” Diablos! Pero si en Sin City siempre se cuenta la misma historia. Una y otra vez! Y joder! Es que nadie se dio cuenta que Frank Miller es realmente Elías Querejeta?

http://www.fuerteventuradigital.com/fotos_noticias/FOTOS_GRANDES/20070109223009.jpg

http://www.superiorpics.com/hs/frank_miller/main1.jpg

JCP dijo...

ja,ja, sí que se parecen, no había caído pero es verdad.

JCP dijo...

"Coño, lo de Hammett lo decía justamente por no tener nada que ver con Miller" Eso no hace falta discutirlo."

¿que no? Pues si no tiene nada que ver, ya me dirás por qué lo comparas. Las comparaciones se hacen entre términos equivalentes, y no me refiero a su calidad artística, sino a intenciones-resultados artísticos. Si no me has entendido cuando he dicho que la intención de Hammett no tiene nada que ver con la de Miller, no nos vamos a entender jamás en este debate porque no estamos manejando el mismo lenguaje.