domingo, enero 28, 2007

UNA VISIÓN PROPORCIONADA DE LAS COSAS

Creo que cuando uno habla de lo que conoce, de sí mismo, de su familia, de su terruño, de la nieve, de la lluvia, del despotismo, de la estupidez, de la ignorancia, de las esperanzas, de las fantasías, de los condicionamientos políticos o religiosos, cuando uno habla de la vida con sinceridad, sin querer aleccionar a nadie ni preconizar filosofías o transmitir mensajes, cuando uno lo hace con humildad y sobre todo con una visión proporcionada de las cosas, creo que lo que diga estará al alcance de todo el mundo y todos podrán identificarse con él.

--Federico Fellini.

1 comentario:

Joan dijo...

Eso por un lado. Pero luego hay que saber decirlas como las decía él.