jueves, enero 18, 2007

ULTIMATES, RIZANDO EL RIZO (LO POST-TODO)

Pues, como hace dos meses, creo que te equivocas pepo. Y el ejemplo de Starship Troopers da de pleno en la diana de tu argumentación. En la película de Verhoeven un típico redneck americano disfruta a rabiar de su superficial militarismo, porque, además, el estilo de la puesta en escena es glorificador (y la música de Poliduris no digamos, sin ningún tipo de ironía). Parece que en la película detectas fácilmente los guiños postmodernos y el sarcasmo soterrado pero en The Ultimates no, pero están igualmente ahí, otra cosa es que no lo quieras ver debido a tus prejuicios…


(...) Precisamente Millar no mete a los comunistas porque eso está ya pasado de moda, lo que está en la cresta de la ola ahora es el pulso con China, por eso lo refleja, que a ti estas referencias al mundo real te parezcan mal me parece perfecto, pero a otros nos parece que aportan algo a la obra. Yo no las considero “propaganda proamericana”. (...) la referencia a China y Rusia [no] tiene un deje anticomunista (...). Ninguno de los dos países es actualmente comunista y Millar lo sabe. La cosa no va de nostalgia de la guerra fría (para eso ya se vale y se sobra el anacrónico Capitán América). La cosa va de geoestrategia, de como los Neocons diseñaron un plan para controlar las fuentes de energía y los pozos de petróleo de Asia central. Rusia está porque sigue siendo un gigante, y por Putin, Gazprom, Irán, Georgia, Bierlorrusia… (...) Millar lo que está haciendo son proyecciones, está sublimando los sueños de poder global de un neocon americano (y a la vez mostrando todas sus miserias, banalidades y mezquindades).

________

Chejonte, en la cárcel de papel (--gracias). He editado en parte el texto para no distraer con referencias coyunturales del debate en cuestión. ¿ULTIMATES, la última manifestación del post-todismo, más allá del post-modernismo? Comentarios abiertos.

10 comentarios:

Jaume dijo...

Dedicar dos segundos a analizar políticamente cualquier obra de Millar es dedicar dos segundos más de los que él emplea para pensar sus paridas.
Lo siguiente: analicemos filosóficamente la obra de Michael Bay.

JCP dijo...

hombre, LA ROCA tiene su intríngulis... ; P

John Space dijo...

Eh, Pepo, ¿has leído _El sueño de hierro_, de Norman Spinrad? Es una parodia de la ciencia-ficción y la fantasía heroica. Igual te gusta.

JCP dijo...

no, no, pero estoy leyendo sobre ella vía google y bien curiosa que parece. Tomo nota, thanks.

"No creo que haya duda sobre la maestría de Spinrad como constructor de novelas. EL SEÑOR DE LA SVÁSTICA está perfectamente planificada de principio a fin, tal y como se intuye en la crítica final de Homer Whipple (escrita también, es obvio, por el propio Spinrad) Si bien se inicia de una forma ordenada y hasta tranquila, poco a poco entra en una espiral cada vez más enardecida de violencia, exaltación racial y reiteración de figuras y recursos narrativos. La habilidad de Spinrad es conseguirlo de forma gradual, sin grandes saltos, mostrando la evolución personal del protagonista, un muy genéticamente puro Feric Jaggar, desde el simple desprecio por los mutantes con los que ha convivido, hasta imponerse la obligación moral de exterminarlos a todos arrastrando tras de si a toda una nación. EL SEÑOR DE LA SVÁSTICA llega a producir miedo y aburrimiento a partes iguales, miedo porque en sus páginas se ven reflejada toda la barbarie del régimen nazi, aburrimiento porque llegado a cierto punto está deliberadamente mal escrita, en un tono triunfalista y encendido que cae en la parodia, y que persigue, ante todo, encoger el corazón del lector ante la crueldad de las tropas de Jaggar, que si bien se enfrentan a mutantes, criaturas degeneradas en la dialéctica de libro, no hace falta mucha imaginación para ver en ellos las razas inferiores que la solución final pretendía exterminar."

JCP dijo...

El Sueño de Hierro, de Norman Spinrad vuelve a las librerías españolas tras 25 años de su primera edición de la mano del Grupo AJEC. Esta novela, que pretende ser una crítica del nazismo, rompe el tópico de que las novelas reflejan la ideología de un escritor. Nada más lejos. Spinrad es judío y naturalmente contrario al antisemitismo, y sin embargo, su novela podría pasar perfectamente por una paranoia esquizoide de cualquier iluminado nazi del montón en un momento de iluminación divina racial. El autor se sirve de la ucronía doblemente para criticar una forma de ver la vida basada en el reconocimiento genético de una conciencia superior.

(fantasymundo.com)

furlupus dijo...

Yo siempre consideré a Millar un genio de la autopromoción y, relmente, había leido muy poco de él hasta la fecha. Por suerte empecé a leer Ultimates 2 y veo que mucho de genialidad tiene el hombre. Presenta a los personajes tal cómo son, desarrollandose cada episodio merced a su propia ideosincrasia y circunstancias, con una visión propia, que si lo ves con ojos objetivos, es légitima y razonada según cada caracter...el narrador apenas toma un punto de vista notorio...para mí eso es grandeza y por eso sus historias no dejan a nadie indiferente, cada cual ve lo que cree ver, como en la vida misma...una suerte de realismo cercano a tolstoi. La historia engancha porque el acierto de marvel es colocar su universo superheroico en el mundo en que vivimos, sin paños calientes ni visiones excesivamente partidistas. Dc al contrario se ha perdido en su propio universo y se ha vuelto de una asepsia que ha quedado rancia. Da gusto que esto evolucione de esta manera a mi juicio.

Jaume dijo...

"hombre, LA ROCA tiene su intríngulis... ; P"

Pero palidece ante Armagedón ;)

JCP dijo...

ésa, ésa es la buena de verdad, la cumbre de su carrera!

Alvy Singer dijo...

Me cuesta ver a Millar haciendo bobadas porqué si o al menos tomarlas como tal. Quiero decir, Pepo ha realizado una argumentación briosa, pero en su intencionalidad no percibo ese sentido mercenario más bien irónico.

Pensemos en Impacto Súbito de Clint Eastwood. El único que evolucina a lo largo de esta cuarta entrega de Harry el Sucio es Harry el Sucio. Los malos, son los malos, pero el elemento clave está en el "culpable de las violaciones" SPOILERACO que no es otro que el personaje con el que entabla una relación de empatía, Sondra Locke SPOILERACO. Harry debe dejar escapar, entonces, a un criminal y asistimos a la ironía más brillante que haya visto yo a costa del mismísimo Dirty. Esa humanización o tratamiento neutro, no quita ese mítico inicio con el azúcar en el café y que muchos de los asesinados sean negros. ¿Es Eastwood racista? Claro que no. Pero ¿cual era el gran miedo de la America post-black power de 70-80? Los negros, latinos, la white trash rebelándose.

Así lo veo yo.

Alvy Singer dijo...

Otro ejemplo más de lo ultimatero en la filmo de Dirty Harry.:
"EL principiante" es la destrucción de Dirty Harry y lo que podría llamar el Ultimate Dirty Harry (el capitán America en Ultimates es brillante). El personaje no se llama Harry Callahan sino Nick Pulovski y ha de adiestrar al hijo de papá (alcalde) que se quiere demostrar a si mismo que puede hacerlo. Bien donde Eastwood en este otro maravilloso cómic demuestra su conciencia irónica (¡hey! ¡ajustician a los malos y todos lo tenemos claro!)es al final. Pulovski pasa a ser, puro en boca, un burócrata en la mesa y su discípulo es ahora el rebelde con otro compañero. Si dejamos de lado el gag del ciclo se repite, lo que hay aquí es el bombardeo más claro y sano de Clint a su personaje, a su mito.

Ahora DH (Pulovski) está sentado en una mesa, absorbido por el sistema. Es otro títere, cómodo y hedonista de eso para lo que le ha tocado los cojones ahora. Esa línea sigue Ultimates y por eso , a mí, me gusta tanto. No necesito que los malos sean relativos (porqué esa tampoco es la idea), prefiero ver este divertimento a costa del Capitán América.