miércoles, septiembre 20, 2006

UN PERCHERO QUE CUESTA 600.000 EUROS

La pregunta ya no es qué es arte, o, apurando más, si el arte moderno es o no una tomadura de pelo. Aceptado que no debe serlo, ante la insistencia de críticos, museos y creadores, ahora el ciudadano puede admirar con tranquilidad unos excrementos de elefante en una pinacoteca de renombre. Le queda sin embargo una parcela para mostrar su estupor, porque resulta que el arte moderno, como todo en esta vida, tiene precio, y al parecer no es barato. La Tate Gallery de Londres, uno de los principales museos del mundo, ha desvelado cuánto ha pagado por algunas obras. Como muestra, un botón: los citados excrementos han costado 880.000 euros.
(...)

---------
Hoy, en El País. La foto es de PIE 1968-1971, obra de Luciano Fabro vendida a la Tate Gallery por 600.000 euros.

4 comentarios:

Spilerman dijo...

Parece el perchero de Batman; que diría Jotacé...
Mentelimpiamentelimpia...

Alex dijo...

Si al final va a resultar que Carmen Calvo tiene razón...

Alfred dijo...

Pues hombre, yo no sé si la cosa esa de la foto (¿un perchero, dicen ustedes que es?) será arte o no, pero conseguir vendérsela a alguien por 600.000 euros desde luego que sí lo es.

Un saludo.

Juanan dijo...

"no sé si la cosa esa de la foto será arte o no, pero conseguir vendérsela a alguien por 600.000 euros desde luego que sí lo es."

Je, eso me recuerda a un profesor de la facultad, que nos decía que su asignatura consistía en "aprender a saber vender la moto".

al menos esto no es mierda de artista enlatada.