jueves, septiembre 14, 2006

¡BOOM!¡CRASH!...¿¿¿CHOOM???

Estados Unidos es el paraíso industrial del cómic. Durante un siglo han creado héroes de ficción, estéticas en el dibujo y tendencias seguidas en todo el planeta. El problema es que la industria norteamericana del cómic atraviesa una crisis de creación que remite a la del cine. En los últimos años han tenido que ampliar su cantera de dibujantes, ante la evidencia del problema. Al otro lado del océano, España es un país que padece una crisis de otra clase. No hay industria del cómic propiamente dicha. El voluntarismo preside un mundo que, sin embargo, genera dibujantes envidiados en Estados Unidos.
(...)
___________

Elisa Silió, desde Avilés, escribe hoy en El País.

3 comentarios:

vm dijo...

¿Últimos años?

¿Se referirá a los últimos treintaypico años?

Que yo recuerde, primero españoles en la Warren, luego filipinos, británicos...

No seré yo el que diga que el cómic yanqui no está en crisis, pero decir que este nuevo desembarco es la prueba del nueve para demostrar esa crisis... pues va a ser que no.

EmeA dijo...

¿"Salvador la Roca"?

Anónimo dijo...

"Los personajes tienen que brincar, salir del papel como lo hacen de las pantallas de las películas". La solución es sencilla: "Si saben dibujar, es sólo enseñarles a que salten mirando libros de otros".

Saltar y brincar... como las cabritas de Heidi!