jueves, septiembre 21, 2006

NO ES MUCHO

Monolo me ha escrito de nuevo. Ahí os pego el contenido de su email (gracias):

A ratos perdidos voy leyendo la monografía sobre Emmanuel Guibert que sacaron en Francia l'An 2. El tipo es de un virtuosismo que en el dibujo apabulla. Entre las ilustraciones acabo de leer esta página inédita de las memorias de Alan Ingram Cope, el de LA GUERRA DE ALAN, que por su alegría de vivir y el buen sabor de boca que deja, te traduzco a continuación. Un poco de cualquier manera, eso sí: perdona si algún tiempo verbal o alguna palabra no son exactos, que tampoco estoy ahora para ir a por el diccionario.


Viñeta 1

Ahora, una anécdota. Era una noche de septiembre del 96, bastante fría, en el caminito que llevaba a su casa en St. Martin de Re.

Habíamos cenado, hablado.

V2

Había que ir una última vez al jardín, a un kilómetro de allí, para ya no recuerdo qué. Cerrar la puerta de las palomas para que no entrasen las ratas, quizás. Yo estaba en el asiento delantero del escarabajo naranja, con un poco de escalorfrío, como cuando has comido bien y calentito y hay que volver a salir.

V3

Alan llevó la basura al final del caminito y se paró un momento antes de volver al coche.

Estaba de espaldas y miraba el cielo.

V4

Mi ventanilla estaba bajada, y le oí decir, con su pizca de acento americano:

-La tierra se aleja. Se aleja del sol.

V5

- Pues sí, cuando gira así, es invierno.

V6

- Y después, hará calor y será verano. Y después otra vez frío, invierno.

V7

- Unas ochenta veces así, y palmamos. No es mucho.

3 comentarios:

Alex dijo...

Joder, qué bonito, Monolo.

Muchas gracias :)

Anónimo dijo...

...qué depresión

JCP dijo...

depende de cómo lo mires. También lo puedes entender como un recordatorio de lo breve, raro y maravilloso que es tu paso por la vida, y de que deberíamos intentar perder menos el tiempo en cosas poco importantes. Es sólo un deseo.