lunes, marzo 12, 2007

MÁS ABSTRACTO, MÁS MISTERIOSO, MÁS BELLO

Para mí, el cómic es un medio de expresión con una especificidad propia. Nos toca, a los autores, encontrarla evitando copiar los tics del cine. De hecho, el cine es tan anecdótico, ilustrativo y descriptivo que al final resulta limitado, ¡es el siglo XIX! Un buen cómic es más abstracto, más misterioso. Más bello.
-----
Blutch, en el libro LA NOUVELLE BANDE DESINÉE, de Hugues Dayes, que incluye entrevistas a Trondheim, Blain, Blutch, David B., De Crécy, Dupuy-Berberian, Guibert, Rabaté y Sfar.
(gracias, Manel)


10 comentarios:

Urbs dijo...

El cómic es igual de igual de misterioso e igual de bello que el cine. No creo que lo sea más, ni tampoco menos. Y por supuesto, no me parece que el cine sea "tan anecdótico, ilustrativo y descriptivo"
Pero en una cosa si estoy de acuerdo con Blutch: el cómic es más abstracto.
Ahora habría que preguntarse porque no se utiliza más esta cualidad y toda su potencialidad y se imitan tanto las maneras del cine, tanto en narración como en representación.

Urbs dijo...

"El cómic es igual de igual"

:-S

JCP dijo...

sí, verdad? la influencia del cine en el cómic ha sido brutal, demasiada y durante demasiado tiempo. Bueno, del cine y de la tele, que los tebeos de superhéroes de ahora mismo parecen series de TV chungas. Esto en todo: en tipo de diálogos (aún más explicativos en cómic, porque el cómic permite diálogos más literarios, a diferencia de la tele y el cine), estructuras de serie, etc. Un episodio de Lee-Kirby o de Claremont-Byrne no tenía nada que ver con eso, ni en cantidad ni en densidad de la peripecia narrada.
Y luego los dibujantes, con esa manía de pensar como si estuvieran filmando con una cámara, o planificando como si estuvieran haciendo storyboards para una película o para un spot publicitario. Blutch puede decir lo que dice porque él es todo lo contrario a eso. No es ya sólo el talento que tiene, es la autoconciencia que posee como autor y la capacidad que está demostrando para alejarse de toda esa influencia aplastante del cine.

vm dijo...

¿Será por que es mas fácil pensar "en cine" que en términos de narrativa de cómic?

La narración cinematográfica es más intuitiva, mientras que el cómic exige mayor capacidad de síntesis y de abstracción, como muy bien apuntáis.

vm dijo...

A parte de que, me temo, hay mucho cineasta frustrado en el mundo de la historieta.

JCP dijo...

síntesis, una palabra clave tratándose de cómic. Eso es, vm. Por ejemplo, narrar en una sola viñeta lo que ahora mismo, por imitación del cine -de su tempo y de su imagen en movimiento-, se narra en cinco.

Ferran Esteve dijo...

Estoy de acuerdo en lo que decís, pero respecto a lo de Blutch creo que también confrontamos el buen cómic con el mal cine.

No tengo tan claras las posturas si se compara buen cine con buen cómic y mal cine con mal cómic.

Hala, saludos!

santibilbo dijo...

Ojo,que también hay dibujantes muy intuitivos8como decía Lutes,el estilo a veces no se elige,se impone.Por otra parte el cine es muchas veces muy abstracto y estilizado y su lenguaje,en apariencia tan natural está lleno de estilemas y convencionalismos sofisticados.Con todo,estoy de acuerdo con lo dicho,salvo la vacilada de Blutch

JCP dijo...

pues yo creo que gran parte del cine de ahora está anticuado, la verdad. De abstracción y misterio hay más bien poco, y de "ilustración" y descripción literal hay muchísimo. Al menos en el cine occidental de ahora mismo. ¿Que no siempre fue así? Por supuesto. ¿Que hay francotiradores como Lynch? Sí, pero ahora mismo, muy poquitos veo yo.
hablo de ahora mismo, insisto. Y en este sentido creo que la "nouvelle vague" no está ahora mismo en el cine, no hay algo así en el cine occidental de ahora mismo, un movimiento de ruptura y de evolución hacia lenguaje específico que se aparte de la literatura; está en el cómic. Concretamente, en la BD francesa (la generación a la que pertenece Blutch, la que retrata Hugues Dayes en su libro, "La nouvelle BD") y en el cómic indie de USA-Canadá.

Señor Punch dijo...

quizá, pepo, el quid de las cuestiones que estáis planteando está, en ambos medios, en que el camino fácil, o al menos el que la inercia de lo predominante impone en cierto modo, es el de lo claramente narrativo. El tebeo u.s.a. mainstream es un ejemplo clarísimo, que por su elevado peso comercial se escora a la narratividad más clara (hablo de un cómic medianamente bien hecho, no un Liefeld de la pradera) con recursos bien trillados. No se interroga sobre posibilidades, no busca, ni le interesa separarse de otras artes que le ayudan a llegar de un modo más fácil. Claro, hubo un tiempo en que sí, pero nos podemos ir lamentando, porque dudo que aparezca en Marvel un nuevo Kirby (Pope en DC, ¿podría serlo?)
Por tanto los buscadores son los otros, de Seth a Max, y de su talento saldrá o una batacada como una catedral, o una propuesta ambiciosa, incluso una maravilla que impulse dos pasitos al medio hacia adelante.