martes, marzo 27, 2007

LA CAMISETA

El presidente del tribunal del 11-M ha pedido a los agentes de policía que velan por la seguridad de la sala de vistas que sacara de la misma a una mujer durante la sesión de esta mañana para comprobar el contenido que llevaba impresionado en su camiseta. Resultó ser una víctima que perdió a su marido en los atentados, que acude al juicio con asiduidad y que hoy lleva una camiseta blanca con la caricatura de Mahoma impresa. Como es libre de llevar la prenda que quiera, la mujer no ha sido apercibida y puede regresar a la sala.
(....)
-----
La noticia la daba El Mundo ayer, pero yo no me he enterado hasta hoy (y gracias a Caron).

1 comentario:

Caron dijo...

Por cierto:

"para comprobar el contenido que llevaba IMPRESIONADO en su camiseta".

No, si a mí las caricaturas de Mahoma también me impresionan, sí.