jueves, marzo 22, 2007

TODO SON PALMADITAS EN LA ESPALDA

...Y FRASES HECHAS:
--------
Es que hay una serie de tópicos que la gente va repitiendo sin cuestionarse...
Es que el análisis de verdad... A veces lo agradecería. Incluso aunque me dieran un palo. Pero nadie lo hace. También tiene que ver con el hecho de que si eres un buen dibujante, tienes en el bolsillo a la mayoría de los críticos, algo que me parece tristísimo. Yo no hago más que ver malos tebeos y malas páginas de dibujantes cojonudos. De hecho, probablemente muchas mías también. Y creo que la crítica me trata mucho mejor de lo que debería. No todos mis tebeos son maravillas arquitectónicas negras y trufadas de no sé qué. Y eso pasa mucho ahora. Cuando eres joven y dibujas bien, nadie te cuestiona.

Todo son palmaditas en la espalda.
Y un entorno de palmaditas en la espalda es la perdición absoluta. A todos nos jode cuando nos critican, pero en el fondo es cuando aprendes un poco, porque los entornos de jabón te destruyen.

Parece que ahora hay consenso en que la única función de la crítica es promocionar los tebeos y ayudar a que se vendan, y no hacer que un autor se plantee una reflexión sobre su obra, por ejemplo.
Es que para hacer una crítica así tienes que tener muchas más armas. Yo ya sé lo que van a decir de mí el día que saque el próximo tebeo, me sé las críticas. Ahora ya no, porque si leen esta entrevista, dirán: “¿Ah, sí? Te vas a cagar...” Y van a sacar el bisturí, esta vez de verdad, y van a ir a por mí, pero vamos, que si no... yo ya sé lo que van a decir.
--------
Javier Olivares, entrevistado en el número 2 de EL MANGLAR (Dibbuks). Revista que POR CIERTO se presenta esta tarde en el Espacio Sins Entido (Válgame Dios, 6, Madrid) a las 19:30 horas, junto a una exposición de originales de Olivares.

25 comentarios:

Nico dahousen dijo...

a Granada no ha llegado todavía el nº2 sniff...

Alex dijo...

Pfff... no sé que decirte. La verdad es que es demasiado fácil hablar de tebeos malos. Pienso que, con todo lo que se publica, se intenta destacar los tebeos buenos a los que, en todo caso, sí que se le sacan pegas. ¿Qué merito tiene hacer una mala crítica de un tebeo que sabes que no te interesa?
Olivares, por otra parte, creo que jamás ha recibido una mala crítica, y quizás por eso tiene esa postura. También hay que decir que esto de que "si dibujas bien lo tienes todo hecho" es, básicamente, una apreciación personal. En toda crítica hay subjetividad y, para gustos, colores. Mira por ejemplo a Larroca, un mal dibujante hipersensibilizado hacia las malas críticas...

Por cierto, yo sí he leído el Manglar 2 y, la verdad, se confirma la impresión de que la cosa promete. Grande la entrevista y la tira de Pepo I "El elistista"... ¿Puedo ser tu amigo, o no soy interesante? ;)

Caron dijo...

Pidiendo perdón de antemano por mi ignorancia, la entrevista a Javier Olivares ha hecho que me pregunte:

- ¿Quién, cómo y por qué es crítico de tebeos en España? Creo recordar cierta discusión sobre la inexistencia/invisibilidad/inconsistencia
de la crítica de cómics en nuestro país.

- ¿En qué espacios se desarrolla esta crítica principalmente? ¿Todas las reseñas en fanzines, revistas, blogs son críticas per se? Porque muchas veces estamos hablando de simples recensiones.

- Lo que sea que se considere crítica, ¿qué difusión real, fuera del circuito endogámico en el que aún, aunque cada vez menos, se mueve el medio, puede llegar a tener? Porque me parece que, dentro de ese circuito, la inmensa mayoría tiene unos gustos formados y sólo busca una pequeña recensión o comentario para saber de qué va la obra en cuestión, o conocer la “opinión” (que no es lo mismo que “crítica”, creo) de alguien que respeta, o saber a “qué se parece” el cómic del que se habla para saber si le va a gustar.

Porque supongo que la "crítica" será algo más que decir "me gusta/no me gusta", "el tebeo es bueno/el tebeo es malo" o "dibuja mal/dibuja bien".

- ¿Es posible/necesario/útil establecer un canon del tebeo?

-------------------

A ver si pillo un ejemplar esta tarde, por cierto, porque parece que ni un solo quiosco de los que me cruzo lo tiene, pardiez.

JCP dijo...

"¿Qué merito tiene hacer una mala crítica de un tebeo que sabes que no te interesa?"

Sinceramente, no creo que eso sea lo que Javier quiere decir.
En cualquier caso, doy yo mi opinion: las críticas que se hacen sobre tebeos que pueden interesar al crítico, incluso que le pueden haber gustado, no analizan nada. Y además, suelen ser -no siempre, pero suelen- una lista de halagos exagerados o,en todo caso, de frases hechas intercambiables. Frases que se aplican una y otra vez a cualquier tebeo, sea este el que sea y sea el autor quien sea. En mi opinion, de nuevo: si eso es "amar al comic", y respetarlo mucho, venga dios y lo vea.
Falta analisis, falta ESPECIFIDAD en las criticas, falta rigor, falta reflexion, falta a veces incluso RELEER LA CRITICA Y RETOCARLA antes de publicarla.

Y todo esto para hacer una buena critica, en la que se quiere ensalzar el tebeo, o al menos sus virtudes. En efecto, Alex, no tiene sentido perder mucho el tiempo ni el poco espacio del que dispones en los medios, por ejemplo, en un periodico o en el RDL, para destrozar un tebeo que te parece malo. Mejor reseñar uno bueno o al menos, aunque no te guste a ti, interesante para un sector del publico. Pero es que yo no me refiero a poner a parir un tebeo malo, sino a como criticar los tebeos buenos o interesantes. Y creo que JAvier tambien se referia a eso. Luego esta el tema del "buen dibujo": cuantos tebeos ponemos bien solo porque el dibujante es bueno, porque los dibujos son bonitos o relevantes. Y el comic no es solo eso. La historia cuenta, el guion cuenta, la planificacion y narrativa cuentan, etc.

Perdonad la falta de tildes, no se que le pasa de repente a mi teclado.

Stereotopffer dijo...

Joder, llevo pensando lo mismo que Olivares mucho tiempo... es verdad, hace falta más crítica (constructiva, significando constructiva lo que glosa tan bien Pepo en el comentario anterior, eso sí) y menos reseñismo.

JCP dijo...

una cosa que sí quiero aclarar. Ni yo había leído hasta ahora la entrevista a Javier ni él ha leído la mía, hasta verla publicada. Es que ya me ha comentado que coincidimos en algunas ideas...

"Pepo I "El elistista"..."

el polemista, mas bien, ja, ja.... fin del me, myself & I.

jmm dijo...

Así, haciendo memoria, y a falta de que alguien me corrija con los datos en la mano... Yo no recuerdo haber leído NUNCA ninguna crítica sobre tebeos en publicaciones españolas, NINGUNA. Todo lo más, opiniones, por lo general mal escritas y peor argumentadas, alguna que otra proto-crítica, y un buen puñadito de vergonzantes y pueriles ejercicios de seudopedantería (sí, digo bien, seudo, porque suele estar tan poco fundamentada, suele ocultar tantas carencias, que ni a pedantería llega).

jmm dijo...

Por otra parte, se me olvidaba: aunque a él le cueste admitirlo, Javier Olivares se merece todos los parabienes de que sea objeto, porque es una BESTIA PARDA de talla MUNDIAL.

jmm dijo...

Y, por curiosidad: ¿Quién es el autor de esa entrevista en EL MANGLAR?

Anónimo dijo...

Supongo que por 'ejercicios de seudopedantería' jmm se refiere, por ejemplo, al post con que Pepo se despachaba a 'Por qué he matado a Pierre', en ese tono perdonavidas.
Coincido en que Javier se debía referir a la falta de análisis, más que a la falta de críticas. Y coincido con jmm y Pepo en que el análisis brilla por su ausencia, y en que esa actitud de promocionar los tebeos hablando bienintencionadamente de ellos es una estrategia cuanto menos estúpida y estupidizante.

JCP dijo...

te confieso, anónimo, que hace tiempo que en este blog, cuando doy mi opinión de un tebeo, lo hago a vuela pluma. Vamos, que no considero que esas opiniones (como lo de PIERRE) sean un ejemplo de "crítica", ni siquiera de "reseña". Algunas como ésa, pues sí, posiblemente sean una mierda. Por otra parte, siempre he mantenido que una cosa es el blog de aficionado y otra bien distinta escribir en un medio periodístio serio, donde además te pagan por hacerlo. Eso no quita que haya intención periodística en algunos blogs, que tampoco quiero decir eso. Por mi parte, aquí petardeo bastante últimamente, creo que es evidente.

Sigamos con lo que dice jmm: pues sí, es verdad. Opiniones y seudopedantería. Yo releo -cosa que no hago para ahorrarme el disgusto- alguna reseña mía en el U y me da bastante vergüenza propia, que no ajena. Como ya he dicho otras veces, todos empezamos escribiendo como podemos, con el rollo admirativo y la opinión gratuita, etc. LA cuestión es ser conscientes de que hay que ir hacia otra cosa, que así no se pueden explicar bien los tebeos al mundo de ahí fuera. Ésta es mi idea.

jmm dijo...

"Supongo que por 'ejercicios de seudopedantería' jmm se refiere, por ejemplo, al post con que Pepo se despachaba a 'Por qué he matado a Pierre', en ese tono perdonavidas."

Pues no lo decía pensando en nada ni nadie concreto... Pero, por ejemplo, la práctica totalidad de mis textos –que tampoco son tantos– entrarían dentro de esa categoría.

JCP dijo...

exacto, esto es. Darse cuenta de qué se ha hecho hasta ahora. Si no se es consciente, es imposible mejorar. Y lo que hasta ahora hemos hecho ha sido, pues eso, dar opiniones, más o menos chorra o argumentadas, soltar cuatro tópicos, manejar la "terminología" habitual (magistral, el gran autor x, tremenda lucidez, su magnífica narrativa, profundo dominio de la técnica del cómic, conmovedora historia, magistral historia (again), amamos tanto al cómic, grandísimo tebeo, hace grande al cómic, etcétera). Bien, vale, no existe crítica profesional apenas, pagada, y es normal que uno empiece así, como aficionado. Ahora, dar por bueno eso y quedarse en ese nivel... además, es que el rollo gueto se ha acabado, es evidente de un tiempo a esta parte. Los diarios y otros medios se han abierto al cómic de una forma generalizada, le prestan atención, publican noticias y comentarios sobre tebeos (en algunos diarios, MUY bien pagados, por cierto).... no se puede seguir con el estilo "bloggero-aficionado". Y hay que tratar al cómic "con normalidad", y eso quiere decir hablar de él igual que se habla de cine, literatura, etc. Y fijarse, para aprender, en buenos modelos de la crítica literaria, artística o cinematográfica, claro. Que buenos los hay, no todos son como algunos críticos de arte que todos abemos.
Esto para empezar. ¿No queríamos "normalización"? Pues la normalización incluye hablar sobre tebeos de forma "normal", no como si fuesen hijos tontos a los que proteger. "Léete esto que te va a gustar". Por favor...

Anónimo dijo...

Vaya,¡cuánta modestia! grrr, no hay manera de picaros, grrr.
Toy de acuerdo con tu idea, Pepo.

¿Y alguien tiene pensado arremangarse y hacer algo al respecto?

jmm dijo...

"Y hay que tratar al cómic "con normalidad", y eso quiere decir hablar de él igual que se habla de cine, literatura, etc. Y fijarse, para aprender, en buenos modelos de la crítica literaria, artística o cinematográfica, claro."

Bueno, que conste que en esos otros medios la opinión-que-pasa-por-ser-crítica también campa a sus anchas, tanto en la prensa generalista como en la especializada de cada campo. Lo que ocurre es que, a diferencia de lo que pasa con los tebeos, ADEMÁS de eso TAMBIÉN existe una tradición REAL de estudio y análisis SERIO que puedes buscar si te interesa.

Anónimo dijo...

Se que esto no viene a cuento aquí, pero quería decirle a Pepo que le ha quedado muy bien el puente de los alemanes en su nuevo álbum :)

Aún no he podido leerlo, pero mantendré atenta la mirada visto esto.

Bayreuth dijo...

Pero ¿nadie recuerda una buena crítica, publicada o no, hecha a un comic en concreto? ¿Un referente para críticas posteriores? ¿nadie ha escrito una crítica válida todavía?
Sería bueno conocer un ejemplo...

Señor Punch dijo...

ein? había colgado un comment que se perdió en el eter. Era algo así:


creo que en la crítica, y en los lectores también, hay que empezar a eliminar los vicios de fábrica, tachar los adjetivos adquiridos ("el maestro Breccia", "Ennis, el enfant terrible" etc.) para buscarle a cada obra su sentido, que finalmente hay que comparar con su obra en general. No vale de nada hablar de "la constante búsqueda" en Max, como un karma, hay que reflejar a ese autor como un buscador incansable, no adjetivarlo. Y si enfrentamos una nueva obra, hay que partir de cero. Olvidar a Max para descubrirlo nuevamente (para bien, o para mal). Porque si no estaremos cacareando alabanzas cada vez que "Alan More Es Dios" publica algo, porque Moore es "el mayor guionista de la historia". Espero explicarme :P

Mr. Vermut dijo...

El comic de aquí cuenta con esa etiqueta de "afición de los ratos libres" que parece dar puntos a la hora de hacer una critica. Al carecer de una industria y de un filtro de publicacion como el la literatura o al cine damos por sentado que si sale algo minimamente bueno, es ya algo maravilloso.
Eso está bien al principio, pero como a los niños, si no les dices las cosas que están mal desde que son pequeñitos, cuando crecen se vuelven unos consentidos y unos subnormales.
Evidentemente no todas las críticas son iguales,ni te las tomas igual vengan de donde vengan, pero sí es cierto que aquí se tiende a cierta condescendencia, que al principio no está mal, pero que a la larga puede ser perjudicial.

FeR dijo...

Bueno yo creo que uno de los problemas en España es que ante el vacío de medios profesionales se tiende a cubrir este agujero con los aficionados. Yo no lo veo así, es decir yo, o como me consta, cualquiera de los miembros de entrecomics, escribimos un tebeo lo entendemos como una opión personal, si leo cualquier cosa en un blog lo entiendo como una opinión personal... La crítica profesional como la mostraís a mi entender no existe o la desconozco, puesto con en los medios profesionales como mucho aparecen breves reseñas y no críticas exahustivas. En definitiva yo creo que el problema viene cuando nuestra cabeza deja de diferenciar personal y profesional.

Señor Punch dijo...

Hubo un U, que fue una excelente revista. Sin complejos, hay que decirlo. ¿Mejorable=? Como todo ¿Buena? Muy Buena.
Y Volumen, como revista de actualidad, ligera pero con seriedad, otro ejemplo a defender.

Se puede hacer. Se puede saber hacerlo. No, no todo está perdido.

jmm dijo...

"Hubo un U, que fue una excelente revista. Sin complejos, hay que decirlo. ¿Mejorable=? Como todo ¿Buena? Muy Buena."

El U tuvo sus momentos, pero tampoco llegó a ser nunca una revista de "crítica", no desde luego bajo mi mando. Seguía siendo una revista de "opinión" y no de "criterio", donde los textos te hablaban mucho más del propio autor de esos textos que de la obra tratada, eran una mera recolección de las referencias personales del redactor de turno (como, insisto, viene a ocurrir en casi toda la supuesta "crítica" de otros medios). Las obras no se trataban en el contexto del medio, sino que simplemente se contrastaban con los gustos y referencias del "crítico". Pero ninguno de esos "críticos" escribía desde un conocimiento exhaustivo del medio, de su evolución, de las obras seminales que han marcado esa evolución, de su contexto histórico, de su vertebración como lenguaje, que es lo que se precisa para pasar del mero ensayo ombliguista a un intento de ANÁLISIS de las claves de la obra, de su relevancia para el medio. Vaya, que, poco más o menos, al final todo lo que nos hacíamos eran pajas mentales y "carreras de listos".

¿La diferencia con otras revistas? Que, ya que era así, al menos la mayor parte de los redactores del U tenían un mundo personal más rico e interesante (especialmente memorables las aportaciones de Enrique Vela, cuya capacidad lisérgica para descubrir relaciones tan desconcertantes como interesantes le convertía en nuestro Grant Morrison particular) y, un detalle importante, sabían escribir. Y, qué coño, que además era más bonita. ;-D

Cuando pasó de mis manos a las de Santiago García y David Muñoz, el cambio fue radical, un salto cuántico, y la revista se fue convirtiendo en algo mucho más firme y serio, mucho menos adolescente (tanto en sentido figurado como literal, porque ya íbamos entrando en la treintena), mucho más sólido como propuesta a la par que mucho más consciente de sus carencias.

Con sus virtudes y sus defectos, el U de Santiago García y David Muñoz es, sí, una revista memorable. ¿La mejor que haya existido en España? Sin duda, y de largo.

Y, con todo y con eso... es, hoy por hoy, el enano más alto.

(y, aunque como inciso, tampoco querría dejar de coincidir con tu apreciación de VOLUMEN que, en su aspiración de revista ligera, le dio vergonzantes sopas con ondas a todas las demás publicaciones similares que han sido y serán)

JCP dijo...

bueno, serán, serán... esperemos que en el futuro se haga algo mejor. El futuro, qué sabe nadie....

Señor Punch dijo...

jm Méndez, pues un placer localizarte, no sabía que eras "ese" ;)
Del primer urich, algo tengo, de la época más fancinera (uno que trataba el Grendel, en concreto). Pero yo os enganché sobre todo desde U el Hijo. Y sí, estoy con tu tesis: la revista fue creciendo hacia esa profesionalidad (también la agarrotó un poco, se "desmidió", y ese es mi gran pero).

jmm dijo...

Sólo un par de puntualizaciones, Señor Punch:

Nunca me ha gustado demasiado el término "profesional", por más que se entienda que en una de sus acepciones hace referencia a la entrega esforzada a la actividad en que nos ocupemos. Yo prefiero decir, simple y llanamente, que la revista se hizo mejor.

Y no, no creo que se agarrotara presa de esa "profesionalidad", tan sólo fue víctima de la más natural de las entropías, conforme sus distintos colaboradores fueron perdiendo fuelle (yo mismo, sin ir más lejos, puse alguna que otra zancadilla). Al final, y pese a sus más que titánicos esfuerzos, Santiago la llevaba como un ejército de un solo hombre, y pasó lo que tenía que pasar: Things fall apart, the centre cannot hold... y esas cosas que escribió Butler Yeats.

(¡Toma guiño metalingüístico!)