sábado, marzo 24, 2007

LOS BUENOS DEJAN DE PARECERTE TAN BUENOS

Lo que pasa cuando empieza una película en la que te explican que existe una cultura que tira a un foso a todo recién nacido que no entre dentro de su modelo de perfección y te cuentan que esos son los buenos es que, quieras o no, dejan de parecerte tan buenos. (...) Y que conste que he puesto lo mejor de mí mismo, ¿eh? Me he situado en la época, en el lugar, en el momento, en la piel de esos trescientos hombres, me he intentado impregnar del fragor guerrero del que ya de por sí carezco, pero nada, que me siguen pareciendo unos fascistas de mierda.
-----
Hombre, es que -salvando las diferencias de época histórica- lo eran. Carlos Vermut también ha visto 300 y deja constancia de ello en un cachondo post. Habla él de nuevo:

Por mi parte esta claro, me hubiese unido al ejército de Jerjes sin dudarlo. No sólo tiene putas y travestis; tiene monstruos, fuegos artificiales, elefantes, rinocerontes... Es, de lejos, mucho más original y colorista que el heterogéneo y aburrido ejército espartano.

Y la clave del meollo del cogollo: es imposible identificarse con los personajes que encarnan el bien en 300:

A unos desalmados que tiran bebes a un acantilado lo único que les deseo es que se los coman los persas y se pudran en la mierda.

8 comentarios:

santibilbo dijo...

¡El honor!¡El honor!...

Alex dijo...

Claro, los persas son unos tíos encantadores, unas hermanitas de la caridad. Seguro que las putas viven sometidas y se tiran a deformidades, sargentos gordos y purulentos y demás fauna persa por puro vicio, no por obligación. También es una gozada ser un general persa y tener un mal día, o tener el honor de, con unb bonito uniforme colorista, pasar a formar parte de la inmenasa nada despersonalizada que es el ejército persa, o uno de los escalones del rey Sol Jerjes.

La frase "tú matas a tus hombres, yo muero por ellos" creo que lo dice todo. Los espartanos son unos mastuerzos porque son libres para elegir su camino. A los persas sólo les queda obedecer o morir...

JCP dijo...

Santi, por favor, escríbeme un mail. Lo tienes en mi web, www.pepoperez.com

Urbs dijo...

Por cierto ¿Qué pensarían de todo eso los esclavos de los espartanos? Supongo que les resbalaría bastante el asunto. Total, van a seguir siendo esclavos con griegos o con persas.

santibilbo dijo...

Cuando no les tenían miedo sí se rebelaban(recuerdo que lo hicieron tras la derrota contra los tebanos de la Banda Sagrada)

santibilbo dijo...

Pepo, ya te lo he enviado

el tio berni dijo...

Por lo que he leído, parte de la militarización de los espartanos se debía precisamente al miedo a que sus esclavos se rebelasen, porque les superaban ampliamente en número. De hecho, cuando no quedaba más remedio y tenían que emplear a esclavos en el combate, a aquellos que sobrevivían le hacían una enorme fiesta para honrarlos... y leugo los mataban.

Anónimo dijo...

Al parecer, como dice tio Berni, los espartanos no las tenían todas consigo con los ilotas, sus esclavos. Se les podían rebelar a la mínima.
Según encuentro en la wikipedia (y con las consabidas reservas que imponen sus artículos):
"Según autores como Arnold J. Toynbee, el sistema de sometimiento de los hilotas consecuencia de las conquistas espartanas, fue el hecho que produjo el estancamiento de Esparta, su incapacidad para asumir el liderazgo de Grecia y su definitivo fracaso."
Vamos, que cuatro gatos espartanos podían repeler una invasión persa pero luego tenían muchas dificultades para imponer la autoridad en su propia casa.