martes, febrero 20, 2007

RAND

En La Petite Claudine puedes escuchar y ver a la señora cuya filosofía inspiró películas como EL MANANTIAL (adaptación de una novela suya)... y a historietistas como Steve Ditko.



«Si viese usted a Atlas, el gigante que sostiene al mundo sobre sus hombros, si usted viese que él estuviese de pie, con la sangre latiendo en su pecho, con sus rodillas doblándose, con sus brazos temblando pero todavía intentando mantener al mundo en lo alto con sus últimas fuerzas, y cuanto mayor sea su esfuerzo, mayor es el peso que el mundo carga sobre sus hombros- ¿Qué le diría usted que hiciese?...[...]...Que se rebele.»
—Ayn Rand, ATLAS SHRUGGED (LA REBELIÓN DE ATLAS).

6 comentarios:

IZG dijo...

Gran escritora, si señor. El manantial es buenísimo. Sus personajes son todos terribles, tremendamente coherentes, si, pero que llegan a un extremo tal que creo que es uno de los libres más inmorales (no amorales) que he leido nunca.

Y Atlas encadenado también es muy muy bueno. Hace un par de años fue editado en España con esa misma portada.

Dicen que era una de las escritoras de cabecera de Alan Greenspan, quien fuera presidente de la reserva federal americana .

.. dijo...

A mi La rebelión de Atlas me pareció un peñazo insufrible. No entiendo como pude tener tanta fama un libro en el que un personaje se marque un discurso de más de 50 páginas, todo el tomazo me pareció un discurso repetitivo y machacón sobre la filosofía de Rand.

Filosofía, de vía estrecha, además. Su puede resumir en tres puntos:

1º Algunas personas son mejores que el resto
2º Los que son mejores merecen más
3º Yo soy mejor que tu.

En mi opinión, Rand fue el equivalente a Dan Brown en su época (nulo estilo y un discurso ridículo pero que a pesar de todo caló entre la gente)

Anónimo dijo...

Tobias Wolff, en Vieja escuela (Alfaguara), sobre la película El Manantial:

“Sus héroes estaban sanos, muy bien constituidos, y no tenían niños. Aparentemente la vida heroica no dejaba tiempo para los hijos, tareas domésticas o manifestaciones normales de simpatía. Dominique (Neal) y Roark (Cooper) no parecían tener parientes, ni siquiera amigos, sólo inferiores”.

Sobre Rand, a la que conoció en su adolescencia:

“Las personas que conocía, y las familias que conocía, todas, tenían más o menos problemas. Y ninguna de ellas -ni una- parecía capaz de la perfecta racionalidad y el indomable ejercicio de voluntad que Ayn Rand exigía como condición de respeto. Ni yo mismo, lo tenía que admitir, era capaz. Y empecé a pensar que el auténtico fracaso residía en la incapacidad de Ayn Rand para percibir la realidad de los seres humanos”.

Sobre la novela El manantial:

“Todo parece hinchado y vulgar: las frases pretenciosas, la toma de partido por parte de la autora, histérica; el simbolismo estúpido, los personajes sin matices, las cosas que estos piensan, dicen y hacen, imposibles. La verdad, uno no puede creer una palabra de todo aquello”.

John Space dijo...

Complejo de inferioridad. Ésa es la base de toda ideología extremista.

JCP dijo...

No he leído a la señora más allá de un par de artículos suyos, para enterarme un poco de su rollo. Ni el Atlas ni la novela El Manantial. Sin embargo, y a pesar de su pensamiento un punto fanático (que no fascista, porque uno de los puntales del objetivismo era procurar intervenir lo mínimo en la vida de los demás, empezando por uno mismo hasta el nivel estatal), o quizás precisamente por ese fanatismo (o mejor dicho, su inflexibilidad: como apunta Wolff, probablemente derivada de una incapacidad para entender y aceptar al ser humano como es), me fascina. El YouTube ése es claramente hipnótico. Claro que lo digo como objeto abstracto, algo que ver desde la barrera. Como para aguantarla en persona.

Por otra parte, su defensa del individualismo entronca claramente con los valores tradicionales estadounidenses, así que no me extraña de que en vida disfrutara de éxito, y más por contraposición al miedo político de la época, al comunismo y su Estado total. Otra cosa fascinante es buscar su huella en los tebeos de Ditko, desde los últimos episodios de Amazing Spider-Man a, especialmente, los desbarres en plan manifiesto, a base de grandes peroratas de los personajes, en THE QUESTION y MR A. También he podido leer algunas de las historietas cortas más recientes de Ditko, que son puro panfleto. Ya digo, Ditko, otro fenómeno. A ver si otro día podemos hablar de él y de su persona. O mejor dicho, de lo poco que sabemos de ella.

santibilbo dijo...

El caso es que la peli es cojonuda,muy sexy e incorrecta.No he leído nada de la señora,pero la recuerdo como una entusiasta cazadora de rojos(que unos niños sonrieran en una peli sobre la rusia comunista era signo inequívoco de conexión con el Maligno).
Y sí hay gente mejor que otras;lo que se merezcan irá en consonancia con nuestro sentido de la justicia.Pero el individualismo feroz que destila la película no es ninguna tontería,no es cómodo,ni superficial,aunque se pueda hacer odioso( y más a los amantes de la tribu)