lunes, febrero 12, 2007

"IDENTIDADES"

Y hablando de "Mundo sin fronteras", un apunte sobre el asunto "andaluces" del post de esta mañana. La ANTOLOGÍA DEL CÓMIC ANDALUZ es buen ejemplo para entender cómo se montan estas cosas, de dónde surgen y para qué deberían servir, y, también, para qué no. Veamos: tenemos una caja de ahorros con dinero para gastar en Obra Social, y como resulta que la caja es andaluza (vamos, que tiene las sedes oficiales en Sevilla y Jerez, Caja San Fernando), pues qué mejor que invertirlo en un asunto cultural que pueda llevar el sello "andaluz", lo cual justifica todo aún más, etcétera. En este caso, la excusa cultural es montar una antología de autores de cómic andaluces comisariada por una asociación también sevillana, Veleta. Sin embargo, en la antología aparecen un par de anomalías que revelan el verdadero significado de estas clasificaciones: resulta que entre los seleccionados del catálogo "andaluz" está Santiago Sequeiros, que nació en Buenos Aires, se crió en Sevilla, luego vivió en Barcelona y reside ahora en Madrid, y también Abel Ippólito, que en realidad nació en Lorca, Murcia, aunque, me imagino, ha sido incluido en la susodicha antología porque reside actualmente en Sevilla. Pero vámonos a Nazario, que, él sí, nació en Sevilla. Sin embargo, toda su obra conocida la ha desarrollado en Barcelona, ciudad en la que reside desde hace más de treinta años, desde sus trabajos en los fanzines del cómix underground hasta su etapa en El Víbora, ANARCOMA, etc. Salgamos del asunto tebeos y vámonos a otro campo artístico: se me ocurre ahora a vuelapluma que Kiko Veneno nació en Figueras, Gerona, pero la mayor parte de su vida ha transcurrido en Andalucía y particularmente en Sevilla, ciudad en la reside desde tiempos "inmemoriales". ¿Entonces? ¿De qué estamos hablando?

Las categorías basadas en "identidades nacionales" pueden servirnos para bastantes cosas prácticas. Para reivindicar un poco de atención, si es que hace falta (que no siempre hace falta, cuidado, que hay quien quiere estar todo el santo día reclamando atención); para catalogar fenómenos culturales o generacionales por archiveros y académicos y para, precisamente, identificar rápidamente tales fenómenos. Pero para lo que no debería servir es para construir a partir de esa categoría mental una supuesta "realidad" objetiva, inmutable y preexistente que, para más inri, queremos que sea un sujeto titular de supuestos derechos colectivos. No, no insistan: ser "andaluz", o "gallego", o "catalán", es una etiqueta tan accidental como lo es el nacimiento o la residencia administrativa (que puede cambiar de un día para otro, si nos mudamos y nos censamos en otro sitio). Y en un mundo como el actual, donde en Europa las fronteras han desaparecido y existe libertad de residencia y circulación absoluta, donde aparecen noticias sobre el cambio climático día sí y día también, un problema que exige cada vez más urgentemente un gobierno mundial, donde la población inmigrante de muy diversas latitudes (Europa del Este, Centroamérica, Sudamérica, Magreb, África subsahariana, Asia) aumenta por días, y donde en un atentado que cometen terroristas vascos en Madrid mueren dos ecuatorianos, reivindicar una etiqueta puramente administrativa (burocrática, si lo preferís) como soporte de una "realidad objetiva y preexistente"me parece sencillamente un anacronismo absurdo.

Así que, como ya decía esta mañana sobre la antología de "la bande desinée" andaluza: ¡Aúpa Galicia!

-----

Plus: escribe Carles Santamaría en el AVUI del 8 de febrero sobre la recepción que ofreció el Salón Internacional de Barcelona en el Festival de Angulema, con motivo del 25 aniversario del Saló: "una deliciosa manera de difondre el còmic que s'edita a Catalunya amb productes de la terra."


Preguntas: ¿y de dónde proceden esos cómics editados en Cataluña, quiénes los han hecho, de dónde vienen los tebeos más vendidos por esas editoriales? Y más importante aún: ¿quiénes son los lectores que los compran luego?

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Pepo: ¡Ole, ole y ole!

Stereotopffer dijo...

Totalmente de acuerdo.

V de Veleta dijo...

Coincido contigo Pepo, pero déjame aclarar una cosa, ni la exposición ni el catálogo defienden ninguna identidad nacional en absoluto, de hecho el ser una antología donde lo andaluz posee una definición incluyente y no excluyente creo que demuestra esto. Y son más los autores incluidos no nacidos o no residentes en Andalucía (rafa Igleisas, Guarnido, etc). Lo que hemos pretendido es incluir a autores que han hecho o hacen comics en Andalucía, con la intención de llamar la atención un poco, de decir que aquí también se hacen tebeos aunque apenas se edite.
En las jornadas de Cádiz una de las conclusiones fue esa, que no existe un cómic andaluz, pero que en Andalucía se ha hecho y se hace mucha historieta. Que no es poco.
Y si, viva Galicia (y su pulpo)

PD: Veleta es andaluza, no sólo sevillana, nació en Granada.

JCP dijo...

no quería decir que ésa fuese la intención de Veleta, más bien al contrario, o sea, lo mismo que tú dices.

En realidad, lo que quería con este post era demostrar CÓMO SURGEN ESTAS COSAS,y en qué pueden convertirse luego si hay "otros intereses" (que no creo sea éste el caso): porque el montaje de este tipo de muestras o fenómenos culturales es idéntico en Galicia, País Vasco o Cataluña. Es decir: hay instituciones públicas o privadas que ponen pasta, y que tienen que justificar esa pasta con arreglo a sus competencias, lo cual suele tener que ver con el territorio donde las ejercen. Lo cual me parece muy bien, evidentemente. Ahora, a partir de ahí querer montar una entelequia "nacional" e "identitaria", un "fenómeno cultural propio", una identidad "contrapuesta" y "distinta" a otras identidades.. amos hombre. Porque por mucho dinero que meta la Xunta (o la Generalitat), y por muchos aúpas galleguiños que luego se den entre ellos como colegas, los de BDBanda & aledaños para mí no son "gallegos" antes que nada. Son gente que hace tebeos, aquí, en España. Y los editores de tebeos, a mí qué más me da si son catalanes, o madrileños (Sins Entido) o vascos (Astiberri) o valencianos (De Ponent). Entonces, a ver si ponemos de una vez las cosas en su sitio y le damos el significado que tienen realmente, sin inventarnos "realidades objetivas" que sólo están en nuestra cabeza y que no deberían servir para dividir sino para unirnos.

Anónimo dijo...

y esas cifras de venta que Navaroo dió en voz alta... (según Marin) alguien sabe cuáles son...?

Paco Cerrejón dijo...

Sobre las cifras de Navarro, en breve las hará pública en su futuro blog.
Y sobre lo de las identidades suscribo lo que dices porque en el fondo estamos todos en el mismo saco, pequeño, muy pequeño (o no tanto, atendiendo a las cifras que dio Navarro), y el uso del territorio debe hacerse con mucho cuidado. El ejemplo que das de la presentación del Salón de Barcelona en Angouleme es claro. El salón de Barcelona no tiene sentido si sólo se refieriera a Barcelona o a Cataluña, y desde luego no sería lo que es.
Además hoy día es imposible señalar un estilo atendiendo al territorio, no existe un cómic catalán, ni gallego, ni andaluz. Si alguien lo planteara sería un debate falso, a mi entender.

Juanan dijo...

muy buena la entrada, Pepo; aquí, en Canarias también tenemos que aguantar esas boberías y ver como a los políticos de turno se les llena la boca con el "es que somos de aquí".
Y la culpa de todo, la tienen los godos

furlupus dijo...

Yo..es que no entiendo los nacionalismos, ninguno, vaya!!! Y este es un claro ejemplo de fervor nacionalista.

Paco Cerrejón dijo...

¿Cual es ese ejemplo?

el tio berni dijo...

Nosotros estamos haciendo una serie de entrevistas a autores gallegos (nacidos en Galicia, quiero decir) y de momento todos coinciden en lo mismo: NO hay un denominador común, NO hay un algo que los aglutine, NO se les puede meter a todos en un mismo saco. Y lo dicen ellos, que algo sabrán del tema.

santibilbo dijo...

si esta cuestión la despojamos de matices esencialistas,la nacionalidad,región, ciudad,género,raza son especias que permiten a veces clasificar o sazonar una obra artística.Los estados,las administraciones en general,socializan y mediatizan bastante las mentalidades.El clima,tanto el atmosférico como el intelectual, contribuye a forjar una visión del mundo.Las vivencias políticas,históricas, culturales,la tradición artística de cada ambiente suelen marcar mucho la subjetividad.En lo demás,por supuesto estoy de acuerdo con Pepo,que lo ha dicho alto y claro

Ferran Esteve dijo...

Pues yo creo que simplemente es un error de selección de autores. Por lo demás, no pasa nada.

El año pasado el Saló trajo una expo de "Los cómics de Madrid " y nadie dijo nada. Claro que Madrid es España ¿no? (Jajaja, esta era para provocar, Pepo, es broma...)

RM dijo...

Triste nacionalismo ese que monta unas jornadas para decir que no, que no hay nacionalismo haciendo tebeos en Andalucía.

Quizás, claro, es que habría que haber asistido a la mesa redonda entre Antonio Martín y servidor de ustedes, donde, como mucho, se llegó a admitir que podría haber una sensibilidad andaluza en algunos autores (sí, Nazario entre otros, puro estética Costus).

Ese "según Marín" del anónimo, por cierto, no sé si interpretarlo como ofensa o como incapacidad de expresión.

Anónimo dijo...

pues yo creo que se refería simplemente a que lo de Navarro lo ha leído en tu blog desde aquí, RM, igual que yo.