martes, febrero 20, 2007

MAFALDA, MI AMOL

Quino en La Habana:
"Cuando dejé de hacer Mafalda dejé de hacer Mafalda", respondió. Y enfatizó: "Para mí es un personaje más". Otra perla, para los que esperan una genialidad suya cada vez que abre la boca: "La gente cree que a uno se le ocurren las ideas así... Pero cada tira de Mafalda eran cuatro horas de estar pensando qué puede decir de inteligente esta nena, y tres horas más para dibujarla. Luego la gente se encuentra a uno y quiere que diga cosas inteligentes, y no".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues ese comentario es muy inteligente :) (además de cierto)

Lejos de poder compararme con Quino, me acuerdo que estuve un tiempo publicando viñetas de opinión en un periódico local, y mis amigos me preguntaban que cómo era capaz de escribir humor si mis chistes en directo eran lo más malo que habían oído, a lo que yo siempre respondía esto mismo que comenta Quino; "es que para una viñeta me paso cinco horas pensando qué porras voy a decir"

No hace falta decir lo que admiro yo a Quino, sabiendo lo que le deben costar esas genialidades que escribe.

Ternin dijo...

Sabias y tambien ingeniosas palabras de este autor creador del ídolo de mi novia: Mafalda.