jueves, febrero 15, 2007

EL PERSONAL SE SINTIÓ ATACADO

Probablemente Zack Snyder no haya leído a Heródoto de Halicarnaso, pero ha sabido captar toda la épica concentrada en aquella batalla de las Termópilas en la que trescientos de Esparta al mando del rey Leónidas contuvieron al millón de persas que seguían (o precedían) a Jerjes. En realidad, Snyder no bebe de Heródoto, sino de Frank Miller, autor del cómic homónimo y que sí se basa en lo esencial en el historiador griego. La película, «300», se presentaba ayer en la sección oficial del Festival de Berlín y es un espectáculo magnífico visual y argumentalmente, aunque sus posturas van tan a la contra de la corrección pacifista de nuestros días que el personal se sintió frontalmente atacado en el tercer lugar que más le duele: sus convicciones (el primero es el bolsillo y el segundo, allí, justo al lado del bolsillo).
(...)

E. Rodríguez Marchante, en ABC (gracias, vm)
-------------

Zack Snyder acudió ayer exultante, y escoltado por varios miembros de su reparto, a la presentación de «300», su versión del cómic de Frank Miller sobre la batalla de las Termópilas. Sin embargo, las preguntas de varios periodistas -algunas dejaron traslucir duras críticas- le colocaron a la defensiva, hasta el punto de protagonizar una de las ruedas de prensa más tensas del Festival. Mientras escuchaba frases como «su película es brillante en lo visual y en lo musical, pero decepciona al no añadir nada nuevo a la historia, al margen de mucha sangre», su semblante jocoso fue ganando en rígidez y tirantez. A la primera, Snyder respondió: «¿Sabes qué? Quizá deberías rodar tú la película». «Yo conté mi visión, me importaba más la novela gráfica de Miller que la batalla real», acertó a argumentar algo más calmado. Y sobre el rechazo de los espectadores -que, en realidad, tampoco fue tan acentuado- opinó: «Me divertí haciendo la película. En cuanto vi la obra de Miller supe que podría disfrutar transformándola en celuloide, y eso es lo que importa para mí».
(...)

Aitor Lagunas, en La Razón (gracias de nuevo, vm).