domingo, febrero 25, 2007

Con C de CÓMIC





Son algunas de las verdades como puños que el vienés Malher cuenta (en forma de cómic, faltaría más) en el número 14 de la revista NSLM. Hay más páginas además de éstas en su historieta, titulada SON DIBUJOS INTERESANTES, PERO...

Las cuelgo porque su corte de mangas en viñetas me pilla muy bien para como tengo el cuerpo últimamente. Por razones diversas que no vienen al caso, la verdad es que de un tiempecito a esta parte tengo ganas de, es un decir, cambiarle el nombre al blog. Y a tomar por saco los teóricos del AAArte, los comisarios o curadores, y, por supuesto, los popes del Babelia y del ABCD LAS ARTES Y LAS LETRAS. Ellos se lo pierden, por burros y, sí, por qué no decirlo, por ignorantes. Quizás dentro de 10 años se percatarán de todo lo que se han estado perdiendo ahora, pudiéndolo haber vivido -y explicado al mundo- mientras sucedía. En vez de con 10 (o más) años de retraso.

Al loro:
EL DIBUJO ORIGINAL NO TIENE VALOR, EL LIBRO ES EL ORIGINAL
LA PÁGINA DEL CÓMIC SE DIBUJÓ PARA LA IMPRENTA Y NO PARA EL MUSEO
LO IMPORTANTE ES LA HISTORIA Y NO LA PÁGINA POR SEPARADO

¡Y AÚN MÁS LAMENTABLE SON LOS DIBUJANTES DE CÓMIC QUE EMPIEZAN DE REPENTE A
[llegar gafas de sol por tener más carisma y sintomático misterio] PINTAR TELAS DE 10x2 METROS PARA RECLAMAR EL RECONOCIMIENTO DEL MUNDO DEL ARTE!

27 comentarios:

xy dijo...

No te quemes, nen.

monolo dijo...

Sólo una puntualización a un argumento que, aunque comparto, me chirría al oído cada vez que lo oigo: "El dibujo original no tiene valor, el libro es el original"... aquí hay una confusión: el original es un término del mundo de las imprentas y, por lo tanto, no tiene nada que ver con el mundo del arte. El original es lo que el autor entrega como punto de partida para la reproducción, en forma de papel, de cd o de lo que sea, con notas al margen o post its pegados al dorso... allí deja indicado todo lo que el diseñador, editor o impresor debe saber para que la cosa final, el libro, lo que sea, quede como a él le parece. El hecho de que algunas personas usen estos originales para decorar sus paredes no debe confundirnos: al igual que no decimos que lo que hay en el Museo del Prado son "originales" de Velázquez, un libro impreso no es un original. Porque no, porque es de... iba a decir de perogrullo, pero es que es de diccionario.

Y la frase de Mahler, correcta, sería "el dibujo original no tiene valor como obra de arte, el libro es la obra de arte". Parece una quisquillosidad, pero no lo es. Sigo en otro post cuando pueda.

JCP dijo...

"Y la frase de Mahler, correcta, sería "el dibujo original no tiene valor como obra de arte, el libro es la obra de arte". "

¿te refieres a cómo venía en su publicación original?
uy,fíjate, he usado el término publicación "original". Es lo que es, ¿no?

monolo dijo...

Pepo, que tu original se refiere al origen, no al "original" del que hablamos. Listo. Mira, en plata: este Mahler es muy interesante, y "El Arte segun la señora Goldgruber" un libro muy divertido, pero en estas tres páginas lleva una empanada considerable: de acuerdo en que el cómic está hecho para imprimirse y no para ser colgado en una pared, pero todo lo de los teóricos ¿de la pintura? que menosprecian el cómic porque es sucesión de imágenes y no una sola... bueno, perder el tiempo con algo así es ridículo, como lo sería perderlo con alguien que dijera que el cómic nunca será una película porque no se mueve. ¿Y a nosotros qué?

Pero a pesar de todo, lo que yo te venía a decir es que el cómic, en su propia idiosincrasia incomparable y cósmica, tiene como "objeto" artístico el libro editado, como lo es el cuadro de Velázquez que cuelga del Prado, pero esto no significa NI MUCHÍSIMO MENOS que el original no sea importante, porque, mal que te pesea ti, mal que le pese a Mahler, la obra de arte también está ahí. Porque ahí está, en el dibujo, o en el cd, o en lo que sea que el autor entregue al editor, las "instrucciones" para que ese cómic quede como a él le parece que tiene que quedar. O sea, donde dice cómo es ese cómic. A mi no me parece que esto "no sea importante". Si se conservaran los originales de Foster tal y como los entregó, ahora no discutiríamos si el color de El Príncipe Caliente es el del Daily Massachussets o el del Interesting Books Institute: sería el que indicó Foster.

El original es el original y el libro es el libro. Y sin el original no puedes hacer bien el libro. No me parece que sea poco importante.

Querer reducir el objeto artístico del cómic a un sólo sitio (la obra impresa) me parece que es, básicamente, no entender que el cómic forma parte de un proceso industrial que, además, es único y no admite comparación con otras artes. Vale, el lector sólo va a conocer el libro, ¿y qué? Cuando Blueberry era en bitono rojo, en Mortadelo, ¿el color de Blueberry era malo o esa edición de Blueberry era mala? ¿O es que el editor debe figurar también entre los autores del cómic?

Que, por motivos que no deberían forman parte de esta discusión, si bien me temo que la contaminan, haya gente que coge esos originales y se los cuelga de la pared, esto es algo contra lo que no vas a poder luchar, y que, en cierta manera, no debería de preocuparnos. La gente en la pared se cuelga la foto de la niña de primera comunión, ¿por que no iban a colgarse una página de, yo qué sé, Serpieri? Porque al final, leyendo a Mahler, va a resultar que alguien define el Arte como "lo que se pueda enmarcar y colgar en la pared". No sé, ya te digo, es un proceso industrial. Y Mahler se lía. Y el original, importantísimo. En mi opinión, eso sí.

JCP dijo...

A mí me da absolutamente igual que se cuelguen páginas originales de la pared, incluso que se compran y vendan. Además, al margen de lo que diga Malher, considero positivo que se hagan exposiciones sobre cómic en los museos: atrae la atención de los medios y, más importante aún (porque al museo no va el gran público), se publican artículos y notas de prensa en las secciones de Cultura de esos medios generales. N especializados.

Mi corte de mangas viene por lo siguiente, dejando ya a Malher y sus (no tan) discutibles afirmaciones (el "original" es el libro-cómic publicado, puesto que el objeto es para ser LEÍDO, etc.; que haya "originales" industriales mal fabricados por malos editores no resta verdad a esa aseveración).
Mi exabrupto viene por algo que le acabo de explicar a Alex-C&P en respuesta a un mail suyo (gracias a los dos, también a xy, no me pasa nada, era un poco de provocacion sobreactuada): lo del tema suplementos culturales lo he dicho en plan exagerado, pero sí, algo de verdad hay en el fondo. Me jode BASTANTE el tratamiento "anecdótico" que le están dando al cómic (algo que a mí al menos me parece bastante EVIDENTE), y, por lo que sé y veo, le van a seguir dando. Para ellos es una simple novedad exótica, una puñetera CURIOSIDAD, no más. Ni secciones fijas sobre cómic ni ná. En todo caso, pedir con 5 días de antelación un especial puntual y si te he visto no me acuerdo (a saber cuándo repetirán: haré de agorero y diré que hasta dentro de mucho; total, ya han "cumplido"). O publicar sin revisar por alguien que tenga un mínimo de especialización artículos-burrada como los de Félix Romeo en el ABCD, absolutamente amateurs, llenos de errores, incorrecciones y falta de rigor. Eso ya sin hablar de las erratas a la hora de escribir nombres de autores: De Cuenca escribía George Remy, con y (no i) todo-el-rato en su artículo sobre Hergé en el ABCD. Incluso alguien "de dentro" del mundillo, Álvaro Pons, escribía mal el nombre de dos autores el otro día en El País.

Porque la cuestión es la siguiente: a ver si el editor del ABCD o del Babelia le deja pasar a un colaborador que escriba mal Bill Viola, o Jake y Dinos Chapman en un artículo. NO, porque el editor sabe del tema, lo ve, le choca ver escrito Bill Biola -por ejemplo-, y no sólo lo corrige inmediatamente sino que le llama la atención al colaborador. Y entonces, ¿cómo demonios se puede construir algo serio, no ya teórico sino divulgativo sobre el cómic, si no somos capaces ni tan siquiera de escribir bien (es decir, mirarlo antes, comprobarlo) los NOMBRES DE LOS AUTORES? ¿Si se publica en un suplemento cultural que es referencia nacional, de modo reiterado, el nombre de Hergé mal escrito? De HERGÉ, ese mindundi.
Pero pasa por lo que pasa, que ya lo sabemos. Esto es el cómic, sigue siendo el cómic, así nos va. Etcétera.

monolo (ya monolítico) dijo...

Vale por lo del nivel y lo poco que podemos esperar (yo intento ser más optimista, pero vaya, lo intento) de la prensa, pero por favor, y ya no lo repito más: no me digas que el libro es el original porque si lo fuera, en el diccionario recogería esta acepción: "original: obra publicada". Y no lo es, no es así.

Y el Quijote de las librerías no es el manuscrito por más que me digas que el manuscrito está en el museo y que lo que nosotros vemos es el libro publicado y que, por lo tanto, el manuscrito es lo que venden en la fnac. Porque, simplemente, no es así. No es así. No es así.

JCP dijo...

"Vale por lo del nivel y lo poco que podemos esperar (yo intento ser más optimista, pero vaya, lo intento)"

ja, ja, lo del optimismo no te lo crees ni tú ;-)

No insisto más en el tema originales, a ver qué dicen otros usuarios del blog que pasaban por aquí y, ya que estamos, tienen algo que escribir en este su seguro servidor,el cuadradito del blog....

Anónimo dijo...

El original,como su nombre indica es el origen,la matriz de la que salen las planchas en la imprenta,ni siquiera las páginas que has dibujado y tienes guardaditas en la carpeta son originales si al impresor le has entregado un cd y no "tus papeles"para sacar los fotolitos.
El conjunto (libro) es la "obra de arte total",lo esencial. Lo que ocurre es que esa aureola artística ( más bien un" aura fría",como decía J.L.Brea) se diluye al intervenir medios de reproducción industrial frente al valor que tiene un objeto único y "original" .
Una página es sólo una pequeña parte del todo ,soy dibujante ,y si fuera rico y "famoso" tendría un montón en mi poder,no creo que en la paredes.En una carpeta para poder sacarles todo el jugo.Y por supuesto no vendería ninguno de los mío,son un seguro de vida,leyes económicas básicas,oferta-demanda. Un ejemplo comparen los precios de las precios de las páginas de jaime y beto hernández.

el tio berni dijo...

Es que el tema del original en el cómic no es diáfano, no es "esto o lo otro". Porque tú coges una página recién salida del estudio de Eisner, con sus correcciones de gouache, con sus raspaduras de cuchilla, con sus pegotes y sus borrones, y eso no es lo que Eisner espera ver en la obra impresa, pero es que si se lo imprimen en blanco y negro tampoco. O si en algunas páginas los negros salen más grises. O si... Entonces nos encontramos en un punto en que el original no es ni la página del estudio ni el libro impreso (aunque ambos pueden ser leídos y entendidos: uno por los amigos de Eisner y el otro por el resto de la humanidad, y sin embargo ninguno de los dos representa la forma final en la que el autor esperaba que fuera leído).

Otra cuestión. ¿Necesita el cómic ser impreso y distribuído para ser arte? Si yo hago un cómic para mí sin ninguna intención de imprimirlo y distribuirlo ¿ya no es cómic o ya no es arte? ¿O es un cómic que no es arte? ¿Por qué? ¿Porque no lo puede leer nadie más? ¿Los cuadros que no están en museos no son pintura? ¿Las obras de Kafka no eran arte hasta que murió? ¿Cuántas obras de arte hay que tú y yo y él desconocemos y que siguen siendo arte? Creo que como dice Monolo estamos ante un arte con un proceso de producción en el que el concepto de original pierde valor, como sucede, por distintos motivos, en casi todas las artes, salvo la pintura. Porque supongamos un manuscrito del Quijote: ¿es menos original que si lo paso a máquina? ¿Más? ¿Gana o pierde sentido artístico? Es lo mismo. ¿Existe el original en la música? ¿Tenemos que volver a construir clavicordios con los materiales del sigo XVIII para escuchar las auténticas obras de Bach? ¿El original de una fotografía es el negativo? ¿Hay danza original? ¿Tiene que recitar el poeta las poesías con su voz para que sean originales? Total, que llegamos al punto en que podemos soltar la gran frase: "Es que la idea del original está sobrevalorada" y pasar a otros temas más interesantes, o por lo menos más acuciantes.

Resumiendo, uno no es el original porque ni está concebido para ser leído ni ha adoptado la forma en la que el artista espera que se lea (en caso de que quiera que sea leído), y el otro no lo es por definición, ya que original sólo hay uno, y a ti te encontré en el kiosco (y eso olvidándonos de los formatos, claro).

Y sí, si he incluído tantas preguntas en mi razonamiento es porque yo tampoco lo tengo nada claro.

Señor Punch dijo...

en sociología del arte (de ese AAAArte con Mayúsculas) se insiste en el valor objetual de una obra de arte. LAs Meninas es ESE cuadro que se expone en el Prado, nunca una reproducción en un libro. Tiene su ser en su materia, su plasticidad, sus materiales (de la pintura usada a la impromación y el soporte). Esto no ocurre en otras artes, y desde luego en el cómic, ni de coña. Cada vez, con el mac de por medio, menos. Un cómic tiene una base matérica, por supuesto, que es ese oiginal...pero el original es una parte del cómic, esencial, y como tal, de gran valor (susceptible de coleccionarse, y de museizarse). Pero el tebeo es algo más intangible, asociado, sí, a los medios industriales, a la reproducción masiva.
Es mi opinión, vamos. Así, estoy con pepo sin quitar importancia al original como seguro que pepo tampoco hace)

Señor Punch dijo...

y e la prensa, estoy de acuerdo con eso, que la falta de considerción y el desconocimiento llevan a que se lo considere desde la anécdota (con suerte, anécdota "cool")
Pero vamos mejorando, hombre... hay que ser "positiva". :)

Anónimo dijo...

"Si se conservaran los originales de Foster tal y como los entregó, ahora no discutiríamos si el color de El Príncipe Caliente es el del Daily Massachussets o el del Interesting Books Institute: sería el que indicó Foster. "

El Príncipe Caliente ? Una nueva edición del "casico" con escenas de Val eliminadas?

monolo dijo...

Pero es que comparar con las Meninas no lleva a nada. Hablamos de dos universos distintos. Y de dos discusiones distintas.

Discusión uno: El comic impreso es lo que llega a la gente y, por lo tanto, el objeto artístico. De acuerdo. pero no es tan sencillo. Porque, aún así, la obra, el cómic, está en los originales, en lo que entregó el autor, muchísoimo más que en el libro de la tienda. Porque si ésta edición que tenemos en las manos desaparece y en un futuro hay que reeditarlo (algo que no tiene paralelismo con casi ningún otro arte, pero que pasa cada dos días), ¿dónde hay que volver, si ello es posible? ¿al original que entregó el autor o a la reproducción, de todas las que se hubieran hecho, que nos haga más gracia (al original, de todos los existentes, que nos haga más gracia, si queréis)?

Por cierto, Eisner, cuando entrega la página con raspaduras y emplastos de tippex, sabe que lo que va a resultar de todo ello es la página impresa: él conoce el proceso y trabaja en consecuencia. Integra su obra en el circuito mecánico, entrega un original. Y si Eisner enguarra tanto la página es porque sabe que su dibujo es un original para imprenta, no una cosa para colgarse en la pared del salón.

El cómic, como experiencia de lectura patatín patatán, está en el libro que pillamos en la librería, pero como cosa que, queramos o no, hay que llevar a la imprenta, hay que someter a un proceso industrial, está en el original que entrega el autor. Y el original tiene un valor importantísimo, no me canso de repetirlo, porque allí es donde el autor dijo como era su cómic: el autor firma el cómic, no el chico del escáner ni el que ajustaba las tintas de la rotativa, ni el editor que decidió recortar gastos, ni el rotulista que pensó unificar la colección.

Si el original fuera el libro, esto significaría que aceptamos el resultado de la imprenta como lo que vale. Y que para futuras reimpresiones, hay que tirar de ahí (¡que es el original!) ya por encima de lo que el autor dibujara (¡que no tiene ningún valor!). No entiendo esta premisa, sencillamente.

Ni entiendo el no querer llamar las cosas por su nombre: "original" es lo que es y sirve para lo que sirve, y ya está... ¿Qué significa que la obra impresa es el original? ¿Que nos hace ilusión leer directamente del original? ¿Que a nosotros, como sólo leemos el libro, no nos cuenten majaradas de imprentas ni pollas, el original es esto, joder? De verdad que no lo entiendo. Como si un carpintero dijera que a las sillas hay que llamarles "madera"... no sé: un nombre para cada cosa, así funcionaba el mundo la última vez que he mirado.

La discusión dos sería sobre el original como objeto que la gente se cuelga de las paredes, pero esto es algo que, me parece, no tiene NADA que ver con lo que aquí se está hablando.

JCP dijo...

Lo que tú llamas originales son dibujos, si hablamos de la página dibujada. Y si hablamos de las indicaciones de color, que también entrarían en el concepto "original", pues son eso, pruebas de color. O si es color directo en prueba de azul, pues eso, una prueba de azul coloreada.

Dibujos es un término más exacto, creo,para el trabajo del dibujante. Y aún ahí hay que distinguir: dibujo para la portada de un cómic -que además del dibujo luego lleva rótulos y diseño global, cuidadorr-, dibujo para las páginas interiores, dibujo para las guardas, dibujo para el frontispicio de un álbum,etc.). Me parece que son términos más exactos que "originales". ¿Originales de qué? Vale, es original en el sentido de dibujo hecho a mano destinado a una reproducción masiva. Pero un dibujo de Kirby para una portada no era la portada, ni mucho menos. Además, es que la portada ni siquiera la hacía él sólo. él la dibujaba a lápiz, pero luego venía Joe Sinnot o el que tocara y la entintaba. Cuidado, que algunos entintadores entintan en página aparte a veces, conservando intacto el lápiz. Ya tenemos ahí dos "originales". ¿cuál de ellos es el original? Porque el que se va a utilizar en la imprenta es la tinta, no el lápiz. No se vayan todavía, aún hay más. Porque luego venía Artie Simek, por ejemplo, y tenía que rotular la portada para que fuera portada. Y luego venía el colorista y hacía las indicaciones de color para la imprenta. Y aveces, enmedio de todo eso, antes de entintar, te llegaba el mandado de Romita Sr. y retocaba las caras de Kirby.
¿Y qué pasa si gran parte de ese proceso creativo se ha perdido, no se conserva? ¿de dónde sacamos el material para reeditar? Por ejemplo, y a menudo, de los fotolitos que conserva Marvel. ¿Son "originales" los fotolitos?
no parece encajar mucho el término, verdad?

Así pues: dibujos, indicaciones de color, pruebas de azul, planchas, fotolitos, etc., me parecen términos mucho más exactos que "originales". Teniendo en cuenta que hablamos de un arte industrial con un proceso creativo a veces bastante complejo.

Todo esto según mi opinión, etc.

monolo dijo...

Kirby podía trabajar con todo el Orfeón Donostiarra borrándole el lápiz de la página y haciendo cada viñeta en tres papeles distintos en forma de puzle para poner a prueba las neuronas del ilustrador. Pero al final, al maquetador del comic book le entregaban UN ORIGINAL para que hiciera su trabajo. Y el lápiz, en términos de edición, pues vale lo mismo que los esbozos previos al lápiz:nada. Y si el dibujo a lápiz tiene un término ajustado que es "dibujo a lápiz" para definirlo, el boceto tiene el término ajustado "boceto" y la prueba de azul, "prueba de azul". Pero en ese proceso de producción hay un momento en que se envía a la editorial, o a la imprenta, o a quien sea, un dibujo a tinta con (supongamos) un vegetal encima marcando los colores de cada cosa, y ESO es el original con el que trabajan en la imprenta. Y tiene un término ajustado también: "original". No "dibujo", ni "entintado", ni "eso que trajeron en la carpeta grande". Si el término "original" se refiriera a algo que no existe, ten por seguro que no existiría. Y ten por seguro que todo lo que se entrega para reproducir, más aún en la época de Kirby, tiene un estadio en que es "un original".

Y a partir de ahí se reproducen las cosas. Y claro, si un día estro ha desaparecido, se reimprime a partir de la reimpresión, qué remedio. A partir de la que se parezca más al original, si es posible saberlo. Pero no vamos a definir las cosas a partir de sus errores o de sus fallos: si en la mayoría de reimpresiones de clásicos hay que usar como original ejemplares ya impresos, ¿quiere decir eso que es mejor asumir, incluso justificar el hecho y negar el valor al original-original?

Y una vez se tiene el dibujo a tinta con ese vegetal de los colores (iba a poner de los cojones, pero en fin), con el dibujo a lápiz puedes envolverte el bocadillo si quieres. Pan con chocolate envuelto en Kamandi, ¿por qué no? A no ser, claro, que participes de esa masa aborregada que tanto le molesta a Mahler que cree que está bien guardar estas cosas, y hasta colgarlas, porque precisamenmte el ser el cómic un proceso industrial, poder ver (¡incluso en una exposición!) las partes de ese proceso puede ser interesante, enriquecedor y hasta entretenido.

Señor Punch dijo...

Las Meninas queda guay, hombre. Es una boutade, vale. Pero lo que indico no, y es que si en otras artes lo objetual es su esencia (en escultura, en pintura...) en los tebeos el producto final es una suma de objetos, o un objeto con determinadas manipuaciones previas etc, que derivan en un final, el cómic impreso, que es uno y miles.
Ejemplo: Me llamó la atención cómo Larcenet el álbum Rocambolesco de Van Gogh lo hizo usando dos hojas de dibujo por página, y por supuesto el "original" es en blanco y negro. Pero en mi libro no veo dos hojas a juntar en una, no tengo que hacer esa operación mental: cada dos hojas de Larcenet son una página entera, conjuntada, harmónica (mejor o peor, según talento/inspiración) y única. Y con colorines, claro.
¿Cuál es el original el LAs Aventuras rocambolescas de Van Gogh?. Pues un paso previo a lo que debemos valorar, dos hojas horizontales con cuatro o cinco viñetas cada una, sin color, que será informático (por decir algo, que no sé), y que posteriormente con procedimientos técnicos que me la traen floja componen la página "de verdad", por muy intangible que sea.
Podemos llamar Original, Dibujo o Finstro al "original", pero no tiene el valor de "Original" que se asocia a la obra pictórica. Porque es otro arte.

(pepo me adelanta en recordar que a veces la tinta es otro papel, con lo que tenemos un pliego de lápiz y otro de tinta...)

Por cierto... Bocadillos envueltos con Kamandi jajaja eh, pero si el bocata sube a un andamio (lo digo sin desprecio al curro de andamio, que me lo conozco, ojo), mejor con Manara o Serpieri, unas buenas jamonas en grafito :)!
Pero bueno, al tema: yo tengo interés, claro, por todo el proceso, me lo planten en un museo o en un libro. Creo que a todo profano nos gusta ver el trabajo previo, igual que los bocetos de Picasso para su Guernica se respetan, ¿no?

monolo dijo...

Por cierto: una indicación de color y una prueba de color no tienen nada que ver. Y el fotolito no es, para nada, el original: puede estar tranquilamente hecho con el culo. Muchos de ellos lo están. ¿Que hay que usarlos? Pues se usan, a falta de algo mejor, pero luego damos carta de valor a un montón de páginas quemadas o empastadas que circulan por ahí, ¿no?

Todo lo que pones en esa lista son cosas que van antes o después de la entrega del original, muchas de ellas son, incluso, cosas que se hacen sobre el original.

¿Por qué plancha o fotolito es un término más exacto que original? Si preguntas en una imprenta, te juro que no hay LA MÁS MINIMA confusión.

monolo dijo...

Vale, vamos a lo concreto: los dos papeles de Larcenet son dos dibujos. Pero él los reunió en una págian en su ordenador, supervisó el color, y lo entregó a la editorial: aquello era Los Combates Cotidianos de larcenet. Que el libro impreso se parezca asombrosamente (o no, claro) a aquello no debe ofuscarnos. Los dos papeles, al andamio con Kamandi.

monolo dijo...

Me he confundido: lo del cd es el original de la Aventura Rocambolesca. El original de Los Combates lo tendrá, supongo, en otro cd.
;-)

JCP dijo...

"Por cierto: una indicación de color y una prueba de color no tienen nada que ver." Ya, he escrito rápido y no he revisado, al estilo que tanto mola ahora en el cómic. Precisamente mañana tengo que ver unas pruebas de color.

"Y el fotolito no es, para nada, el original: puede estar tranquilamente hecho con el culo."

Es que yo no he dicho que sea el original. ES eso, un fotolito.

JCP dijo...

" Y tiene un término ajustado también: "original""

no, hay uno mucho más ajustado aún: arte final. Obsérvese el adjetivo que no es ninguna tontería: arte-FINAL.

JCP dijo...

"A no ser, claro, que participes de esa masa aborregada que tanto le molesta a Mahler que cree que está bien guardar estas cosas, y hasta colgarlas, porque precisamenmte el ser el cómic un proceso industrial, poder ver (¡incluso en una exposición!) las partes de ese proceso puede ser interesante, enriquecedor y hasta entretenido."

Pues no, desde luego que no pienso eso. ¿O es que yo estoy de acuerdo con tooooodo lo que cuelgo aquí? A mí desde luego no sólo no me molesta que esos materiales se expongan, es que tampoco pienso que no tengan su valor (ciento y pico mil dólares se pagó hace poco por una portada de Amazing Spider-man de Romita Sr., por cierto), y por supuesto que es interesante verlo. El otro día, mismamente, me miré tres veces, tres, la expo de los andaluces en Cádiz. Sí, había "originales" colgados de la paerd, Monolo. MUCHOS, MUCHOSS, MUCHOSSSSS.

monolo dijo...

Entonces, lo dejamos en que un cómic se reproduce desde el arte final para crear el original. Me parece mucho más claro y exacto. Evita cualquier tipo de confusión.

Y tu no has dicho que el fotolito sea el original, pero lo has preguntado: ¿Son "originales" los fotolitos?

Y yo, con mi amabilidad legendaria, te respondo: no.

Y de esas pruebas de color que estás repasando (imagino que de El Vecino 2, ¡todo el mundo a comprarlo en cuanto salga!), ¿no entregaste un arte final, un original, un lo que quieras, un CD ElVecino2OK, que es lo que tu das por bueno y desde el cual te gustaría que se reprodujera siempre que sea posible? ¿O es que si un pliego sale con el negro flojo y las tintas pisándolo, vas a pensar que es una pena y que el Vecino, a partir de ahora, va con ese pliego?
El original, el arte final, el todoOK, es tan importante, o más, que el libro, aunque sea el libro el objeto artístico en sí mismo. Así funciona en el mundo de los cómics, me atrevo incluso a decir.

monolo dijo...

"Sí, había "originales" colgados de la paerd, Monolo. MUCHOS, MUCHOSS, MUCHOSSSSS."

Entonces, quizás el problema es que confundes el original con la parte del proceso que se puede enmarcar y colgar. Esto explicaría esa confusión anterior sobre si el original es el lápiz o la tinta... ¿Qué colgamos, cual es el bueno?

Bueno, pues el original es lo que se entrega, y muchas veces no se puede colgar. Y en Cádiz habría muchos originales, pero habría también muchos dibujos. Los de El Vecino, por ejemplo. Un original y algo para exponer son dos mundos distintos, diría yo.

JCP dijo...

es que en la pared había allí algunas páginas que se imprimieron tal cual. De Leiva, por ejemplo. Alguna mía en blanco y negro, en un NSLM. No había "posproducción" posterior. Un escaneo, un "limpiado" en el ordenador, y zumba, ni CD siquiera, vía mail hacia Max. Claro que luego Max o Pere tendrían que maquetarlo para mandar el CD total de ese NSLM a la imprenta, y luego corregir los ferros para dar el todoOK.

JCP dijo...

" Un original y algo para exponer son dos mundos distintos, diría yo."

acabo de descubrir que básicamente estamos de acuerdo.

monolo dijo...

Sólo dos pequeñas notas, hasta por chapar (por lo que a mi respecta) el tema... en mi opinión, si lo que has "limpiado" de las páginas del NSLM en el ordenador hacen que lo que tienes en papel ya no valga para imprenta, entonces el original lo tienes en cd y lo del papel es, en efecto, un dibujo previo, aunque se parezca mucho.
Y el original es tu cd, claro. Luego esto Pere Joan lo transforma y maqueta y crea un original para imprenta de toda la revista, pero el original de la historieta es lo tuyo. Vaya, si nunca recopilas estas historietas en un álbum (creo que deberíais hacerlo, si llegáis a dibujar algunas más... yo me lo compraría), supongo que usarán tus cds, no los de NSLM. El original es lo que tú entregas.

(Sí, soy bastante terco. Un 25% de sangre aragonesa que trabaja duro en días como hoy).