viernes, julio 27, 2007

NO ES LO MISMO

Tachar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "embajador de ETA" es injurioso, pero no es un ataque al Gobierno y, por tanto, la Audiencia Nacional ha decidido que no puede intervenir. Con este criterio se ha archivado una querella contra el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, que en 10 ocasiones acusó al presidente y a su Ejecutivo de complicidad con ETA. Los querellantes, una asociación de abogados, comparan la pasividad de la Audiencia en este caso con su despliegue en defensa de los Príncipes.

La Audiencia Nacional rechaza defender a Zapatero de las "injurias" de la AVT

2 comentarios:

Ferran Esteve dijo...

Cuando los partidos luchan por colocar a un juez o a otro en los tribunales queda todo dicho sobre la justicia

pepo dijo...

Y desde luego QUE NO ES LO MISMO. El de la AVT ha dicho cosas como

"El Ejecutivo ha preparado estos comunicados de ETA"; "la declaración de tregua de ETA era una declaración consensuada entre el Gobierno y la banda"; "el diálogo con ETA supone legitimar los cientos de asesinatos y los miles de heridos provocados por la barbarie terrorista"; "el presidente se está rindiendo y está permitiendo y fomentando el chantaje de ETA"; "el proceso de diálogo es un éxito de ETA y un pago al Gobierno al chantaje de ETA"; "Zapatero es el embajador de ETA"; "es indignante que encontremos a Gobierno y partidos afines defendiendo a terroristas"; "la ruptura del diálogo tras el atentado de la T-4 es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el proceso (...). Así podrán pagar el precio político que les exige ETA"; "el presidente hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas"; "el presidente tiene asumido el discurso de ETA"; "usted y su Gobierno como interlocutores del mal llamado proceso de paz no ponen a disposición judicial y policial los datos e informaciones que permitan la detención de los terroristas con los que se ha sentado a hablar, como Josu Ternera"."

que podrían ser calumnias, ni siquiera injurias. En cambio, en el caso Jueves, por poner a dos monigotes follando, la Audiencia Nacional actúa de oficio, y además el fiscal decide seguir adelante con la acusación en lugar de retirarla.

Y autoridades son tanto uno (el Presidente del Gobierno) como otro (Príncipe). Con la pequeña diferencia además de que al Presidente del Gobierno le ha elegido el Parlamento, que elegimos nosotros cada cuatro años.

Luego querrán los jueces y fiscales que no se critique a la Justicia.