viernes, julio 27, 2007

EL AFFAIRE JUEVES

Algunas consideraciones más sobre el tema, ahora que acaba esta semana movidita. Hoy mismo he estado hablando del asunto con un catedrático de Derecho, un profesor titular de Derecho y un alto cargo de Administración autonómica (también jurista). Todos coincidían en que:

1) Es un secuestro injustificado y desproporcionado, además de una gran torpeza por su ineficacia material y por el impacto mediático nacional e internacional que ha generado.

2) El chiste es una tontería y de injurias, nada. "Menudo país de broma donde se secuestra una revista por algo así", ha dicho el catedrático, que había visto la portada hace poco. "Pensaba que era algo mucho más fuerte, esto es una bobada".

---------
Añado yo algo más. Creo que todo el impacto mediático que ha provocado la medida ha cambiado bastante el panorama judicial desde que se decretó el secuestro. Ahora mismo no van a archivar las diligencias sin más después de liar la que han liado, y de ahí, creo, que sigan adelante con la acusación, pero me da la sensación de que quieren enterrar el caso cuanto antes. Me parece hasta cierto punto significativo que se haya retirado una parte de la acusación (injurias al Príncipe en el ejercicio de su función institucional, art. 490.3 del Código Penal, con penas de hasta dos años de prisión) aunque hayan mantenido la acusación por injurias al sucesor de la Corona fuera del ejercicio de sus funciones y por menoscabo del prestigio de ésta (aplicando el art. 491 del CP, ambos casos con imposición de multas). Ya veremos si finalmente hay condena. El juicio se celebrará, probablemente, dentro de dos meses.

4 comentarios:

El Juan Pérez dijo...

No viene al caso pero, enhorabuena por el premio.
Esto no quiere decir que entierre el hacha de guerra.
Aviso.

pedro alpera dijo...

El periodico "El País" se está cubriendo de gloria:

Editorial "Injurias a la corona"

Opinión: Aprendiz de brujo

¡Ahora resulta que la gran víctima es la monarquia! En fin, no se para que leo la prensa aparte de para encadenar decepción tras decepción.

vm dijo...

Pues sí, a algunos sólo les falta volver a gritar aquello de "¡Qué vivan las cadenas!"

pepo dijo...

subido, Pedro, gracias.