martes, julio 24, 2007

DIFICULTADES PARA DEFENDERSE

(...) Examinemos ahora la reacciones. De un lado, las corporativas alineadas con la revista. De otro, las modernas empeñadas en señalar la imposibilidad de poner puertas al campo de las nuevas tecnologías, un ámbito en el cual cualquier decisión judicial tiene efectos contraproducentes y eleva a la enésima potencia el agravio que se quiere limitar. Pero los que así se pronuncian tampoco ofrecen alternativa alguna a la impunidad. Al afectado sólo le cabría la actitud de aguantar impasible.

Pero la cuestión de fondo pendiente es la de si los periodistas responden ante alguien o pueden campar por sus respetos más allá de toda norma y de toda consideración a los demás. Porque se trata de saber si los medios de comunicación, o si se prefiere la prensa por decirlo con la expresión tradicional, está exenta de responsabilidad alguna.

El hecho de que los medios on line reproduzcan hasta el infinito lo que un juez ha incriminado sólo dice relación a la existencia de un ámbito de impunidad que debería extinguirse en beneficio de todos. Todo puede hacerse pero nada desde la impunidad. ¿Los osados portadistas de El Jueves habrían caricaturizado de la misma manera a los propietarios del semanario? De momento se recomienda la lectura de Free expresión is no offence porque si bien el arte es transgresor no toda transgresión es artística. Y tampoco es muy valeroso agredir a quien está en dificultades para defenderse.

------------
Miguel Ángel Aguilar, en su columna de opinión hoy en El País. El texto se titula ¿AGRESIONES IMPUNES?

6 comentarios:

jmm dijo...

Me parece lícito que se abra un debate sobre el hecho de que, a través de Internet, se esté haciendo posible lo que un auto provisional de un fiscal ha querido hacer imposible.

Pero... "Al afectado sólo le cabría la actitud de aguantar impasible."

Ahí está buena parte del quid de la cuestión: que al afectado le cabía otra opción, la que ofrece la legislación: demandar si se siente agraviado, y esperar a que los mecanismos de justicia dieran curso a su demanda.

Pero no, no ha ocurrido así, sino que se han tomado medidas cautelares, sumarísimas y extremas contra los presuntos ofensores –y, por extensión, contra algo tan frágil y tan esencial como la libertad de expresión–, por aquello del "por ser vos quien sois".

¿Me va a venir ahora el Aguilar éste a contarme el cuento de la "indefensión" de la familia real, con la de historias comprometidas que han parado ellos mismos, o han descartado las propias publicaciones para guardarse las espaldas?

Y el absurdo argumento hipotético de si habrían tenido valor para hacer lo mismo con los propietarios de la revista... Una estupidez que cae por su propio peso, porque es obvio que lo que les faltaría no sería valor, sino motivos para hacerlo. El chiste perdería toda su gracia...

pepo dijo...

a mí me ha parecido todo el texto pura retórica, sin argumentos. Y lo de "dificultades para defenderse" suena cómico teniendo en cuenta el caso: secuestro como medida cautelar ANTES de que se juzgue si ha habido realmetne delito o no, actuación "de oficio" por el fiscal y juez... Y digo de oficio entre comillas porque, sinceramente, no me puedo creer que un fiscal denuncie él solito nada menos que por injurias a la Corona sin que ésta conozca el tema con anterioridad, y no digo más.

Alfred dijo...

¿En "dificultades para defenderse" la Corona?

Yo de verdad que no sé, a veces, en qué mundo vivo.

En el de los tontos del culo, por lo visto.

Un saludo.

Fando Fández dijo...

Yo lo flipo,

esta gente no se da cuenta que se estan vulnerando unos derechos sagrados para todos los periodistas.

Mierda de país de lameculos pelotas.

mefisto dijo...

como duele cuando la realidad te pega una bofetada, y la palabra democracia que en este pais empalaga y nubla la vista

javi dijo...

Lamentable. Pero, después del espectáculo que dió la izquierda profesional este fin de semana, mezclando sin vergüenza y prietas las filas el respeto debido y el dolor ante la muerte del jefe con la más babeante lisonja del Poder en cuanto tal, digo, despues de eso, tampoco podemos esperar nada mucho mejor de esa gente.

Bah...