lunes, junio 04, 2007

EL TEMA, NO EL ARGUMENTO

¿Por qué tantos escritores de los que entrevistamos en NST, cuando les pedimos que nos cuenten de qué va su novela, nos hablan del tema y no del argumento? ¿Por qué tienen tanto miedo a contar la historia que narran en su libro? Y estoy hablando de autores con vocación comercial, con obras en ocasiones cercanas al best seller. Es un poco como si uno fuera a alquilar Blade Runner en el video club y, en vez de la sinopsis, en la carátula hubiera escrito algo así: “Una película sobre el miedo a la muerte y la fragilidad de la condición humana”... ¡y nada más!

----------
Te doy varias respuestas, David: porque no quieren destripar su novela, quieren que el lector la descubra por sí mismo. En otras ocasiones -no sé quiénes son los que has entrevistado- porque no hay un argumento claro que contar, algo que va en aumento en la novela y el tebeo contemporáneos. En el cine suele ser otra cosa, por supuesto.
Mirando al cómic: ¿qué argumento que merezca la pena contar tienen LA VOLUPTUOSIDAD, AGUJERO NEGRO o el quinto ISAAC EL PIRATA, por poner tres ejemplos de tebeos muy diversos?

Pero hay una razón más importante detrás de todo eso, al menos para mí: el argumento, quitando tres o cuatro momentos que resumen la esencia y espíritu de historia, es lo de menos. La mayor parte del argumento suele ser sustituible, intercambiable, a menudo chorra. Y si el espectador está a lo que tiene que estar, no se dará cuenta de la chorrada sino de lo que importa, la esencia que hay debajo, lo que se escenifica bajo la excusa argumental. Y eso, creo, no sale del argumento, es algo previo y a menudo inaprensible. Podemos discutir de qué sitio profundo de nuestro cerebro sale, y cuánto hay de ficción consumida con anterioridad (tradición, tanto histórica-colectiva como personal de cada uno) y cuánto de los deseos personales inconscientes del autor hay en ese algo previo.

Christophe Blain, en el ABCD:
"Siempre necesito la sensación de que la historia se escribe sola, de que tiene su propio misterio. Si tengo la sensación de que sé exactamente lo que quiero decir, de que quiero controlarlo, escribo situaciones que sólo son tópicos y el lector ve desde mucho antes a dónde quiero ir."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tío, responde en su Blog y pon un enlace si quieres,no arrastres las discusiones de un lado a otro,eso jode un poco..

pepo dijo...

pues tienes razón, no lo pensé demasiado.