sábado, junio 16, 2007

CUALQUIER TIEMPO PASADO...

¿Ha descubierto en los últimos años algún autor que le interese especialmente?

Pues no sé qué decir... Y sabe lo que pasa, es que en los últimos años lo que abunda mucho son historietas muy mal dibujadas... Por ejemplo, tiene mucha fama la historieta de Art Spiegelman Maus. A mí no me parece una gran historieta. Es un guión muy interesante y en el que se habla de cosas muy importantes. Pero está muy mal dibujada. Para que un producto sea completo, tiene que estar bien escrito, bien dibujado, bien editado... Lo que ocurre con las historietas actuales es que -entre que están muy mal pagadas y que los autores que empiezan no pueden hacer dibujos muy elaborados porque no les sería rentable- la mayoría de las veces son muy poco interesantes... Hay dos tipos de temas que destacan sobre los demás, que son: historietas muy banales, dos palabrotas y poco más; o esas historias de chavales de 18 años que tratan de contar sus propias experiencias, cuando todavía no han tenido ninguna. Naturalmente, hay de todo, pero debo confesar que me interesa mucho menos la historieta actual que lo que me interesó hace tiempo la historieta más clásica. Volviendo a lo de Maus, le quitas los dibujos y lo lees, y te interesa igual. El dibujo no le aporta nada; entonces para qué molestarse en hacerlo, escríbalo usted."

(...)
¿Cómo ve la situación de los tebeos hoy día, con tantos salones y exposiciones?

Los salones no aportan absolutamente nada al mundo de los tebeos. Incluso le diría que desde que hay salones no sólo no hay muchas más publicaciones, sino que hay muchas menos. Naturalmente, la culpa de que haya menos publicaciones no la tienen los salones, pero quiero decirle que no sirven para nada. Son un puro mercadillo, un espectáculo de fuegos artificiales, una cosa muy falsa, de un tipo de tebeos que suelen ser los más comerciales. Entonces los tebeos que tienen una cierta dignidad, en los que los autores intentan hacer unas obras de más envergadura.... en los salones pasan desapercibidos, no tienen cabida. Cada vez hay más salones y menos tebeos. Lo que demuestra lo poco importante que es el salón de cara al mundo de la historieta.
---------------------------
Carlos Giménez, entrevistado hoy por Gabriela Pedranti en la sección de Cómic del suplemento cultural ABCD. En contra de lo que suelo hacer últimamente, esta vez voy a opinar directamente. Primero, puedo entender que a uno no le guste el dibujo de MAUS, sobre todo si usamos un criterio estético basado en el canon de Milton Caniff o de Frank Robbins, circa 1950 o así. Pero lo que no me cabe en la cabeza es afimar que MAUS está mal dibujado. Es más, sin ese dibujo absolutamente deliberado y pensado, capaz de aunar lo conceptual con lo emocional (y el dibujo de Giménez, mucho más acabado, limpio y literal, es ciertamente expresivo pero escasamente conceptual), MAUS no sería de ninguna forma lo que es, o sea, una obra que marca un antes y un después en el cómic americano. Del mismo modo que PARACUELLOS, de otra manera y con otro estilo gráfico y narrativo, hizo lo propio en el cómic español. Por otra parte, Spiegelman había dibujado antes de MAUS con estilos bastante más acabados; de todos modos, creo que Giménez identifica exclusivamente dibujo elaborado con un acabado final elaborado, cuando eso de ningún modo es así en todos los casos. Un dibujo puede estar muy pensado, elaborado e incluso redibujado como el que más, pero adoptar un acabado sucio y "pobre" intencionadamente. Y me parece claro que ése es el caso, entre otros muchos ejemplos y autores, de MAUS.

Segundo, ¿a qué salones nos referimos? ¿todos los salones son mercadillos? ¿no existen tebeos comerciales muy dignos? ¿acaso no hay espacio para los tebeos más, digamos, "alternativos" en esos salones? Por otra parte, ¿menos publicaciones de cómic ahora? ¿en comparación con qué? Si comparamos con lo que se publicaba en los años ochenta en España, es fácilmente demostrable que el número y variedad de títulos supera AMPLIAMENTE lo que entonces se editaba. Y ya no digamos si comparamos con hace sólo diez años.


43 comentarios:

R2K dijo...

: )

señor punch dijo...

qué pena, saber que uno de nuestros mejores autores (en presente, que sigue dando guerra) enarbola ideas tan... equivocadas. No es opinable, creo. Gimenez se equivoca en sus declaraciones.
Quizá está simplemente provocando...

pepo dijo...

En Barcelona, durante la presentación del PARACUELLOS en la Fnac, también habló del MAUS en estos mismos términos.

John Space dijo...

Yo nunca he estado en un salón del cómic. ¿Es cierto lo que dice de ellos?

Anónimo dijo...

NO.

John Space dijo...

Gracias. ¿Alguien que tenga un nick y pueda dar una respuesta algo más amplia? Igual un dia de éstos decido ir a alguno, y quisiera estar bien informado sobre el tema.

elpablo dijo...

y qué opinará giménez de picasso?
qué no sabía pintar?

Pablo dijo...

A mí estas declaraciones me han recordado a algunas entrevistas de Ibáñez, en las que desde su edad y su posición dentro del mercado tebeístico, se permite decir cualquier barbaridad.

Me gustaría ser un poco crítico con la propia obra de Giménez, pero ¿Realmente os parece Paracuellos TAN bueno? A mí los dos primeros libros si me resultan más interesantes, mejor dibujados y con más enjundia. Luego da la impresión que se le acaban las ideas y estira los chistes como el chicle y los repite una y otra vez. Y el dibujo tambien pega un bajón que no veas.

pepo dijo...

EL TERCERO es muy bueno también, a mi juicio. En los últimos hay más "luces y sombras", pero me parecen que tienen un nivel alto.

Manuel (Arias) dijo...

Aunque yo no entiendo mucho de esto, me ha pasado como a Pablo: me he acordado de Ibáñez. Y me parece que las razones que explican esto tienen que ver con la sociología, no con el arte. Los dibujantes de esa generación crecieron en un contexto tan alejado de la modernidad, que después manifiestan evidentes problemas para relacionarse con ella; no es culpa suya. De hecho, parecen viajantes de comercio antes que artistas -y lo son. No les pidamos juicios sobre Spiegelman y la novela gráfica. Digo yo.

pepo dijo...

quitando el hecho de que Giménez no está en la misma posición de mercado que Ibáñez ni de lejos, entiendo a qué os referís con lo de que "os recuerda" a Ibáñez.

unnickmaslargo dijo...

nada tiene que ver el salón de La Coruña con el de Barcelona, ni este con el de Granada o Aviles, ni estos con el de Gijón o con la Expocomic de Madrid. Cada Salón es un mundo, y desde luego no todo en ellos son mercadillos, alguno de hecho ni tiene puestos de venta. O si lo son, hay más cosas en ellos aparte del comercio. Ademas, no se entiende esta manía con el mercado y lo comercial. ¿No se quiere volver a hacer de esto un negocio?

pepo dijo...

Aclaro que cuando he dicho que la posición de Giménez en el mercado no es la misma que la de Ibáñez, no era como algo negativo, es la realidad. Ojalá vendiera Giménez sólo la mitad de lo que vende Mortadelo.

Manuel (Arias) dijo...

Pues que Ibáñez hace poco también dijo algunas barbaridades sobre el estado actual del cómic, que tú mismo, Papelera de Reciclaje Pepo, glosaste en este blog.

pepo dijo...

que sí, que ya te digo que sé que te referías a eso. Pero contestaba a esto:

"A mí estas declaraciones me han recordado a algunas entrevistas de Ibáñez, en las que desde su edad y su posición dentro del mercado tebeístico, se permite decir cualquier barbaridad."

Giménez no está en la misma posición de mercado que Ibáñez, aunque me imagino que ahora Mondadori con el integral de Paracuellos procurará hacer todo lo posible para acercarle.

Pedro dijo...

Dos errores no suman un acierto.

Y "Rambla Arriba, Rambla Abajo" es una mierda, como casi toda la producción última de Giménez.

Las cosas claras, y el chocolate espeso. Ya salen Saramagos hasta en el comic.

¿Y qué hacía Gimenez en los muchos Salones de Barcelona en que estaba presente, por cierto?

Bah...

santibilbo dijo...

Voy a entrar al trapo,aunque reconozco que sólo lo he leído una vez y hace años, con lo cual es una impresión a vuela pluma,para que haya pimienta.Estoy bastante de acuerdo con Gimenez.Apenas recuerdo ningún elemento gráfico que mereciera la pena:ni en la expresividad del dibujo,ni en composición de página.Sólo recuerdo algunos encuadres magníficos,ajustadosa la narración y expresicos(tranquilos,me lo releo en 15 días,que me voy al pueblo)Me parece más que discutible ese dibujo conceptual( es un lugar comun lo de la distancia frente al horror y el complejo de culpa),no me parece muy expresivo en cuanto a las emociones y vivencias de los personajes y la alegoría animalizada me parece pobre y unidireccional(Andres ibañez decía sobre ello cosas interesantes.
El texto es interesante en cuanto dibuja el nicho más bajo del darwinismo social:te salvas por perseverancia,suerte y mezquindad.Resulta tópico,pero resulta más interesante las sensaciones del hijo,personificación del nosotros,que indagamos en el horror con ambiguas intenciones.No obstante, aveces es demasiado prolijo,no sé si como notario o por restar glamour a la inmudicia moral.
Para acabar,a mi el dibujo de Gimenez me parece a la vez abstracto y concreto,esperpéntico y dolorosamente cercano(aprovecho para reivindicar los profesionales.una obra mayor que merece más ditirambos

pepo dijo...

Los profesionales está muy bien

"Apenas recuerdo ningún elemento gráfico que mereciera la pena:ni en la expresividad del dibujo,ni en composición de página."

recuerdas mal, creo. Reléelo si puedes.
Lo de los animalitos antropomórficos me parece bastante complejo y con más lecturas de las que parece. ¿Simplifica la raza? Claro, es que a los judíos les persiguieron precisamente por su raza, en una época en la que te salvabas o te asesinaban sólo por ello. Y por ello te ponían una etiqueta con la estrella de David o un tatuaje con un número que te mandaba al campo de exterminio.

Lo del dibujo conceptual, te lo aseguro, no es ninguna chorrada que haya improvisado para el caso. El dibujo de MAUS lo es, y mucho. Tú releételo y luego nos cuentas.

Javi dijo...

Pues casi con lo que estoy más en desacuerdo es con que diga que un chaval de 18 años no ha tenido ninguna experiencia... Lo que no tiene es desarrollada herramienta alguna para contar lo que le pasa por la cabeza y la vida -bueno, salvo Rimbaud, Francoise Sagan y algun otro-, pero, vaya, que sí, que ya se han tenido experiencias a esa edad. Las más importantes, hombre.

Y el dibujo de Maus me parece perfecto para dar el tono en que la historia resulta convincente. Un dibujo de bonito, de factura exquisita, hubiese matado lo que se pretendía de testimonial, de hecho con las tripas. ¿Que eso es también un truco? Sí, claro. Pero funciona.

Un saludo.

Javi dijo...

(Coño, que Giménez precisamente tiene un ejemplo de manual en su primer Paracuellos: experiencia de antes de los 18 y dibujo de aire testimonial, de factura 'sucia', que perdió en los albumes posteriores en beneficio de un manierismo formal de limpísima línea que 'corta' bastante la credibilidad de la historia)

santibilbo dijo...

No si entiendo lo que dices con lo del dibujo conceptual de Spierlgman,digo que no me parece tan adecuado para esa historia.Me meten demasiada distancia y ya estoy un poco harto.No hay distancia ni objetividad ante el horror. si te has atrevido a mirarlo,a pensarlo y a recordarlo,entonces ten el valor de incendiar tu discueso,aunque parezca sobrio y medido en apariencia.Por lo menos hubiera cambiado el registro en las conversaciones padre- hijo,donde la expresividad facial es importante( ya sé, las emociones se encubren en la férrea línea del dibujo,están fuera de campo.Me pregunto por qué si cambia cuando recuerda a la madre, o en la secuencia brutal de la cámara de gas( el dibujo rompe ahí los esquemas del narrador).
No digo que no tenga cierta potencia lo de los animalitos,pero con la portada valía, se pierde demasiado sustrato cocreto,todo es demasiado abstracto y ya que se ha molestado en mostrar prolijamente ciertos hechos,no le hubiera costado nada jugar con los arquetipos y habernos mostrado algunos polacos y alemanes ratones,algún judío vigilante de barracón algo agatunado.Pero bueno, estas preferencias sobre lo abstracto y lo concreto y sus herramientas pertinentes son meros gustos personales ,ya te contaré con la relectura

pepo dijo...

es curioso pero yo creo que el equilibrio entre el distanciamiento que da lo conceptual y lo emocional que da la expresividad (que la hay en el dibujo de Maus) está muy conseguido. Hay cantidad de escenas concebidas para, directamente, emocionar sin remilgos, y creo que lo hace. Se me viene ahora a la cabeza aquel momento -tres viñetas manteniendo el plano- que que una joven madre judía, Toscha, decide envenenar a los niños a su cargo (dos de ellos hijos suyos, el otro era el niño pequeño de los Spiegelman) y luego a ella misma, para evitar que los enviaran a todos a Auschwitz.

La secuencia de la madre de Art Spiegelman a la que creo que te refieres está en registro distinto porque es una historieta antigua que hizo para un fanzine underground, que rescata porque en ella narró ese episodio de su vida.

"donde la expresividad facial es importante"

bueno, es que Spiegelman prefiere que tú te imagines las expresiones, ahí está lo conceptual en su dibujo, entre otras cosas más. En el caso de la secuencia con la madre judía suicida a la que me refería es evidente. Giménez opta por lo contrario, su dibujo es más literal, juega a mostrar mucho más y con más detalle. Lo cual no quiere decir que sea mejor ni peor, lo que hay que juzgar son los efectos conseguidos en cada caso.

De todos modos, no hay un solo estilo de dibujo en Maus, hay cambios, tú mismo te acuerdas de que es así en determinadas viñetas. A veces acelera en el tema expresivo con rayas y texturas, otras veces juega al minimalismo, depende de la escena. Y luego, vamos a ver, lo diré de una vez por todas: MAUS funciona entre tanta gente que lo ha leído PORQUE ESTÁ MUY BIEN CONSTRUIDO, pero de todo, de "guión" y dibujo (cada vez entiendo menos la distinción, pero bueno, el dibujo es escritura en el cómic y viceversa), lo que sucede ES QUE NO SE NOTA tanto como otros autores que sí hacen más visible su virtuosismo. Y la historia de MAUS está narrada con un virtuosismo que te cagas (hasta Giménez reconoce que el "guión" es muy interesante) , lo que sucede es que ese virtuosismo es bastante discreto e invisible. Saltos temporales continuos (sin subrayarlos), alegorías visuales puntuales, diseño de página también en ocasiones como recurso, diálogos y escenas sumamente sintéticas, etc.

"Coño, que Giménez precisamente tiene un ejemplo de manual en su primer Paracuellos:"

claro, es que Paracuellos (6 álbumes) y Barrio (4 álbumes y uno en el horno) están dedicados a contar vivencias que tuvo Giménez antes de los 18.

Paco Cerrejón dijo...

La insistencia de Giménez en el tema,la repetición de "verdades" y la ausencia de argumentos reales empieza a ser preocupante, sobre todo cuando se tira por la borda trabajos tan validos como Maus con la misma facilidad con la que se minimiza el impacto de toda actividad de promoción de la historieta.
Unir de forma tan demagógica la existencia de salones con el número decreciente de obras publicadas es sonrojante, pero lo es más el decir que cada vez hay menos obras, más que nada porque como saben todos aquellos que tratan de analizar la situación de la historieta española sin prejuicios ni resquemores, en este país cada vez se publica más y cada más hay más obras interesantes en el mercado.
Muy, muy alejado de la realidad actual de la historieta, o al menos así me lo parece a mi.

Anónimo dijo...

Me encanta" Maus,"y me encanta "Paracuellos" y" Los profesionales".No creo,como insinúan al gunos que Giménez chochee por decir lo que piensa claramente,está claro que meterse con Maus nunca te deja limpio,pero ninguna opinión es equivocada,o todas lo son,como queráis.
Puedo entender,a Giménez cuando habla del dibujo de Maus.En parte lo comparte,creo que A.S. no es un superdibujante,al modo clásico.Su estilo derivó del Mad y el Underground de los 60,pero seamos serios no le llega a Kurtzman o Crumb.
Otra cosa es lo que llamais "dibujo conceptual" ahí A.S. encontró un estilo perfecto para contar Maus.Aunque a mí a veces lo de los animalitos...El peligro de este tipo de decisiones "Conceptuales" es que no dejes entrar de todo al lector,si se ve el artificio el lector está más pendiente de los trucos y las decisiones de estilo tomadas que de la historia en sí..

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdocon Manuel-
+
Es algo generalizado en todas las artes-los genios(aunque tb los mediocres) son incapaces de comprender en ocasiones a los encargados de relevarles generacionalmente y entienden su trabajo como degeneración o decadencia de un arte---pérdida del oficio o lo que sea. Y está claro que el sr. Spiegelman pertenece a otra generación que el sr. Giménez (si no cronológicamente, sí formalmente).+ para mí la obra del señor G. es atemporal(por muchos y diferentes motivos), mientras que la del sr.S está vinculada a una época(en parte porque marcó un antes y un después en la historia del cómic)------+ el hecho de que las opiniones de Giménez nos resulten tan difíciles de digerir no debería condicionarnos a la hora de apreciar su (absolutamente genial) trabajo. Me parece un poco infantil utilizar, para defender la obra del sr. S., el argumento(si es que se puede considarar como tal) de "pues no te metas con MAUS que total para dos cosas bien que has hecho en tu vida". Bueno, corto que estaré aburriendo...

Stereotopffer dijo...

Personalmente, y diciendo de primeras que me encantan muchas de las cosas de Gimenez, considero al amigo Art mejor dibujante; sí bien puede que no a nivel técnico (eso habría que verlo por otro lado), desde luego mucho más a la hora de pensar el dibujo.

Gimenez se recuesta en una técnica y un virtuosismo clasicista demasiado encorsetado, demasiado cliché (aunque llegar a eso no es moco de pavo). Mientras que Spiegelman es capaz de sacrificar el preciosismo y la frivolidad clásica, para lograr mayor grado de expresividad y de empaste concepto-dibujo.

EMHO of course.

J. dijo...

"si se ve el artificio el lector está más pendiente de los trucos y las decisiones de estilo tomadas que de la historia en sí.."

Lo que no entiendo, anónimo, es que le achaques esto a Spiegelman cuando es, precisamente, lo que consigue evitar con su dibujo. Me parece.

Tyrexito dijo...

Pobre Giménez. Tiene razones para estar resentido, pero da pena oírle decir tonterías y verle tan alejado de la realidad social, artística y cultural. A ver si le dan el premio nacional de historieta de una vez y le devuelve unas miajas de alegría de vivir.

vm dijo...

<< elpablo dijo...
y qué opinará giménez de picasso?
qué no sabía pintar? >>

Pues es más que probable.

Flores Thies hablando de Giménez:

"Ojea con amor un libraco enorme de Rockweil y pasa de largo ante un Miró (como la inmensa mayoría de los dibujantes que saben lo que es sudar honestamente una página)"

Anónimo dijo...

Por supuesto, porque Miró no sudaba los cuadros, le salían solitos, solitos. El buen hombre echaba la masa al aceite caliente y venga salir churros unos tras otro sin esfuerzo, adelante, ahí va otra rueda, vamos que nos vamos... madre mía qué incapacidad para ver el esfuerzo de los demas.

Anónimo dijo...

¿¿Que Spiegelman ha dicho qué de Paracuellos?? Ay, qué bruto. Vale que buena parte de la obra de Giménez es de un rancio que tira para atrás, pero un respeto a Paracuellos, que los dos primeros son una obra maestra, y no es la única cosa magistral que ha hecho Giménez. Desde luego, estos americanos cuando sacan la lengua a pasear...
k.b.

javi dijo...

Bueno, tampoco es cuestión de cargar las tintas con Giménez. Su primer, incluso su segundo, Paracuellos no tiene mucho que envidiarle a Maus. Y si sólo tuviese esa obra de destacable...

El propio Picasso tampoco mostró mayor comprensión hacia ciertas corrientes de la abstracción y la cosa post-pictórica. Suele pasar, supongo...

(Y, hombre, hay cosas de Miró que son de un flojito que asusta, se lo currase o no. Pero eso es otro tema.)

Un saludo.

pepo dijo...

Sí, Javi, tienes razón, igual que todos tienen obras flojas, hasta el propio Giménez. De todos modos, coincido contigo y con kb en que nada tienen que ver las opiones de Giménez con su trabajo como historietista. PARACUELLOS, buenísimo, BARRIO 1 e incluso el 2, buenísimos, los tres primeros PROFESIONALES, buenísimos. No sólo es la calidad de esas obras, también la influencia que ha tenido en tantos y tantos autores, tanto coetáneos de Giménez como posteriores.

álvaro ortiz dijo...

yo también creo que maus está dibujado de forma perfecta para lo que se está contando, y que para nada es un dibujo feo

y lo mismo me ha pasado que me he acordado de las declaraciones de ibáñez diciendo que el manga no es cómic y que de tebeos en condiciones solo quedan los suyos porque escobar ya se murió...

supongo que es eso, dificultad de entender a las generaciones que te vienen a revelar, o incluso envidia de ver cómo el público actual deja de lado lo tuyo para seguir tendencias mas actuales, yo que sé...

pepo dijo...

BANDOLERO, otro pedazo de tebeo de Giménez. Me acabo de acordar, es una de sus obras menos citadas pero es estupenda.

Anónimo dijo...

Es una pena que tengamos un debate que en el cine se tuvo en los años 60, en la pintura hace mas de un siglo y en la fotografía otro monton de años, por eso es importante la critica en los medios, para no dar demasiada importancia a las palabras de los autores, por grandes obras que firmen.

Thalcave dijo...

"Es una pena que tengamos un debate que en el cine se tuvo en los años 60, en la pintura hace mas de un siglo y en la fotografía otro monton de años, por eso es importante la critica en los medios, para no dar demasiada importancia a las palabras de los autores, por grandes obras que firmen."

De acuerdo en todo salvo en la eterna comparación negativa del comic frente a los otros medios.
Que el debate en la pintura se produjera hace 200 años, cuando la pintura como arte tiene 2000; habla en favor del comic, no en su contra. En cuanto al cine, para mi, apenas ha evolucionado en los últimos 40/50 años.

vm dijo...

Nah, el cine ya ha superado estos debates.

Un clásico:

http://blogs.hoycinema.com/pumares/post/2007/06/04/cualquier-tiempo-pasado-

Anónimo dijo...

Coño, cuando Cassavetes creo esas magnificas peliculas con cámara en mano, con una fotografía descuidada y unos planos desenfocados, muchos seguidores al cine se llevaron la mano a la cabeza. A finales de los 60 incluso el cine comercial que era nominado y premiado estaba contagiado de esa improvisación que se adecuaba tan bien al nerviosismo de ciertas historias. Sinceramente creo que el debate de este post en el comic está superado, y como decía antes deberiamos leer las obras de los grandes artistas del comic, pero no tomarnos tan en serio cuando hablan de los demas ( o de ellos mismos) Por contra estan los casos de artistas y teoricos tan interesantes como Seth.

vm dijo...

Más o menos como cuando muchos se llevan las manos a la cabeza con el "manifiesto Dogma".

Pero tampoco ha habido demasiado movimiento desde los años 60, salvo algún francotirador como Linch, muy cuestionado por muchos, también.

No son nunca debates superados. Esos debates existirán siempre, es inevitable y humano: "a toda acción se opone una reacción igual y de sentido opuesto".

Aún así, aunque muchas veces esté en desacuerdo, a mí si que me interesa lo que dice gente como Giménez.

Y mucho además.

Chiquitina dijo...

No miras una obra con los mismos ojos si te han creado muchas expectativas tipo "es la gran obra maestra" etc. Supongo que eso influyo en la dura critica del dibujo de Maus que hace Gimenez, aparte que cuando un dibujo no te entra por los ojos, pues no te entra, eso me ha pasado a mi con otras obras que se supone que son una maravilla visual y a mi no me agradan.

PAblo dijo...

Yo no sé si Giménez está resentido o no y tampoco me parece que ese sea el debate.
Su opinión es de lo más respetable, pero no deja de ser una más. Yo no la comparto pero tampoco se le puede echar por tierra por opinar como lo hace, sobre todo cuando le han requerido para ello.
PAblo.

Anónimo dijo...

tanto Maus como Paracuellos son dos tebeos deprimentes. Si me quedaran dos días de vida me leería El ahogado de dos cabezas y La flauta de los pitufos.