viernes, junio 01, 2007

LA VIDA VA POR DELANTE


Le gusta escribir diálogos secos, rápidos, concisos. Dice que porque así eran los de su cine favorito, el de las películas francesas de los años sesenta. Al final de la escapada de Godard, Ladrón de París de Louis Malle, los films de Truffaut. La idea puede chocar en alguien cuya obra capital es un tebeo de aventuras en el siglo XVIII, “Isaac el pirata” (desde 2001; Norma). Pero en realidad encaja como un guante en el espíritu contemporáneo de toda la obra del francés Christophe Blain (Argenteuil, 1970), por mucho que trabaje en terrenos de época o de géneros clásicos que siempre moldea con una marca de autoría sumamente moderna. “Es difícil controlar esos diálogos tan cortos”, explica Blain durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona. “Algunos amigos me dicen que mis personajes no hablan lo suficiente… Es difícil encontrar un equilibrio en el ritmo de las palabras. Intento lograr el máximo de emoción. Y que cada personaje tenga una voz distinta… todavía no lo tengo dominado." No se trata sólo de que los personajes sean lacónicos, es que sus tebeos están repletos de viñetas mudas. “Las necesito para la acción. Los personajes se revelan por la acción, más que por la palabra. También me obsesiona el tiempo, procuro diseñar mis páginas más en función del tiempo que del espacio.”
-----------

Así comienza la entrevista a Christophe Blain que se acaba de publicar en el número de junio de la revista Rockdelux. La entrevista, por cierto, se realizó en el Saló de Barcelona con la inestimable ayuda en la traducción de Héloïse Guerrier (gracias de nuevo desde aquí) y fotos de Manuel Bartual. Este número trae ración extra de cómic: además de las reseñas de novedades, Joan Pons realiza una entrevista de media página a Santiago García, coautor de EL VECINO y de otras historietas junto a Javier Olivares o Sergio Córdoba.