sábado, noviembre 25, 2006

LOS CABRONES AÚN SIGUEN MANEJANDO EL MUNDO


El título se me ocurrió en la cola del banco. Entonces vi el Live8 por televisión e hice la letra. No podía sonar en la radio, pero yo quería que la gente la oyese, así que la colgué en mi Myspace. Está desde el 3 de julio y la última vez que entré la habían oído casi un cuarto de millón de personas. Me gusta que exista sin forma física, pues editarla en single traía un conflicto: denunciar el capitalismo y esperar que lo compren.

A veces pienso que hay gente, como Chris Martin (Coldplay), que cree en estos actos.

Ya, ya. No estaba criticando el acontecimiento [Live8]. Hay gente que actúa con total sinceridad, pero los que mandan no hacen nada al respecto. Esos días se prometieron muchas cosas que no se han cumplido. Permitir que la gente tenga una plataforma para expresarse libera presión, pero nada cambia. (...) Un concierto de rock exalta las conciencias y te puede hacer creer que se puede cambiar algo, pero has de hacer cosas más relevantes. No voy a abogar por la protesta violenta, pero abrirle la cabeza a Tony Blair igual sería más efectivo. Todo lleva a la vieja cuestión: ¿se puede cambiar el sistema desde dentro o se debe destruir el sistema y crear otro? El Live8 fue un intento de cambiar el sistema desde dentro: invitando a Bill Gates e intentando idear una especie de capitalismo caritativo. Igual funciona, pero yo tiendo a creer que para que el capitalismo funcione alguien tiene que ser explotado. Hay que producir aún más barato para que alguien saque beneficio. Eso implica fabricar en sitios como Indonesia pagando sueldos míseros, así que no hay interés en ayudar a que esos países se desarrollen porque entonces su gente ya no trabajaría por tan poco dinero.

(...) Eso viene de una frase que pronunció Tony Blair cuando los atentados en Londres. Dijo que ellos, los terroristas, querían nuestro estilo de vida. Se supone que nosotros tenemos el buen sistema de vida, pero en Inglaterra hay cantidad de gente obesa, con antidepresivos... Me provoca una rara sensación que nos envidien, pues no somos ejemplos de virtud.

Hombre, igual quieren nuestra posición hegemónica, nuestro dinero...

No es algo generalizado: unos tienen más y otros cada vez menos. No puedes decir que Occidente tenga la receta adecuada; no es así. Sheffield era una ciudad industrial con ese contraste: gente de clase obrera explotada por gente de clase media en el campo y en las minas. Esto ya no pasa en Inglaterra, sino en otros lugares del mundo. Como persona de clase trabajadora (que no ha trabajado en su vida), siento esa contradicción: nadie quiere volver atrás y trabajar doce horas al día en condiciones horribles para cobrar una mierda, pero hoy esa clase obrera ha perdido su lugar en el mundo. Ya no es útil, no desarrolla una función y sólo se la puede convertir en clase consumidora. En vez de ser los que producen objetos, son los que han de comprar objetos. Creo que es lo que piensa el gobierno, lo cual es una perspectiva deprimente: considerar a las personas unidades de consumo.

"WE CAN´T ESCAPE, WE´RE BORN TO DIE"
"DEATH AND DESTRUCTION COMING"


La primera frase es de 'Black Magic' y... es cierta. Es un hecho: "No podemos escapar, hemos nacido para morir". La canción dice que si quieres algo, tienes que espabilar; no lo veo una idea deprimente. Y lo de "muerte y destrucción acechando" es un sentimiento palpable en la gente. En los últimos años han ocurrido cataclismos y hay la sensación de que cualquier día todo puede acabar. Esa sensación no existía antes.

--------
Jarvis Cocker, entrevistado por Nando Cruz en ROCKDELUX 245, noviembre 2006.

3 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Muy interesante, sin duda. Si hasta Adam Smith (!) advirtió de los peligros del capitalismo si se instauraba como único sistema.

A mi me fascinan cada vez más los 90 como el símbolo de todo esto que vamos evidenciando ahora pos11S: empieza el rollo de la solidaridad (marca registrada), y Occidente pasa a ser "the one".

PD.: Me he llevado de la biblioteca a Lapham (Mátame) y sobretodo un cómic que no he leído y me ha interesado "Taxista" (obra completa de Glénat) de Martí.. ¿Qué tal está?

JCP dijo...

hombre, tú leételo, pero Martí es uno de los grandes autores españoles.

hazey jane dijo...

Y uno de los más valorados internacionalmente, creo. ¡Qué grande Martí!