domingo, noviembre 05, 2006

CIUDADANOS

Ciutadans podría ser Ciudadanos. Los promotores del partido revelación en Cataluña han recibido ofertas de varios lugares de España (País Vasco, Andalucía, Madrid) para extender la formación.
(...)

------
Lo escribe hoy Juan Varela en Periodistas 21. Ojalá lo hagan.

30 comentarios:

Señor Punch dijo...

yo no ando muy en el tema.Conste.
Parece algo limpio, fresco, ¿apolítico?
Habría que verlo(s) detenidamente, tragarse su programa programa programa (una de las pocas verdades que ha salido nunca de la política española) para comprobar si es casa limpia.

Anónimo dijo...

Punch, creo que tendrías que hacer eso que dices: verlos detenidamente. Parecen limpios y frescos porque eso es lo que pasa cuando le lavas la cara a las ideas de siempre y las presentas con una pátina de buenrollismo. Y por supuesto, para nada son apolíticos.
Su discurso no aporta absolutamente nada al desolado paisaje político que tenemos (y sufrimos) en Catalunya.

JCP dijo...

Hombre, como va a ser apolítico un partido político. Y a mucha honra, que para eso son partidos políticos.
No sé en Cataluña, pero me gustaría que la cosa se extendiese al resto de España, a ver qué aportan a otras regiones, a lo mejor sí aportan algo. A mí, personalmente, sí me interesa su discurso no nacionalista y al margen de los grandes partidos ya instituidos, que aboga por un intento de regeneración democrática al margen de ellos. Lo bueno de un partido creciente, nuevo, es que nadie cuenta con él. Y cuando digo nadie me refiero a los poderes fácticos (aunque el término esté en desuso, siguen existiendo), que son los que luego, junto a los políticos, crean la trama de intereses poder político-poder económico que, por supuesto, tienen a los intereses de la mayoría de ciudadanos muy abajo en la lista de sus prioridades.

Anónimo dijo...

Había muchos más partidos minoritarios donde elegir, al menos una docena. ¿Por que estos deberían ser más especiales?
A mi, gran parte del discurso de Ciutadans me parece el de la derecha reaccionaria de toda la vida (y no entro a valorar si esto es algo bueno a malo), eso si, convenientemente bien maquillado y modernizado en apariencia y haciendo especial hincapié en el apartado antinacionalista. Nada nuevo bajo el Sol. Otro partido que sumar a la triste lista de formaciones catalanas.

wallace dijo...

Es curioso: en todos los comentarios que he leído sobre este partido, nadie se pone de acuerdo si son de derechas o de izquierdas (o de centro). También es un poco "raro" que se les publicitara tanto desde la cope (entiendo el enfado de piqué) y que desde el diario el mundo pidieran el voto para ellos (apoyaría el mundo a un partido progresista?). La noche de las elecciones vi una tertulia con representantes de partidos políticos en tv3 y la representante del pp decía que gracias a este partido, ahora a ellos ya no les votaría la extrema derecha. Luego me parece que su programa apoya el aborto libre y la laicidad de la enseñanza(aunque no estoy seguro). Me hubiera gustado que entre las entrevistas que he podido leer a sus miembros en alguna hubieran explicado su programa, pero solo hablaban de nacionalismo (pero bueno, supongo que esto es lo que más vende). Estoy hecho un lío, pero me gustaría saber con lo que me voy a encontrar si decido votarlos. Ni siquiera ellos mismo lo aclaran. Tampoco sé muy bien si su discurso antinacionalista es solo anti nacionalista catalan o tambien es antinacionalista español. Por tanto si se presentan en Madrid me imagino que van a seguir siendo igual de antinacionalistas,y allí sólo existe un tipo de nacionalismo.
Por otra parte me produce una gran envidia que en Catalunya esten en el parlamento una fuerza política con sólo el 3% de los votos (además tres escaños). Aquí, en Baleares, para poder tener representación tienes que superar el 5%, creo.

Señor Punch dijo...

Pepo espero se me entienda mi "¿apolítico?". Evidente, de perogrullo, irónico, vamos. Por eso pregunto por su programa... político, claro, no de varietés. pero lo poco que ví de ellos me parece que juegan a eso, a "otra cosa", a "Nuevas Sensaciones"(quiero probaaar algo nueeeevooo). Yo, quiero creer que sí, que puede ser algo nuevo, una alternativa a los que estamos cansados de los partidos mayoritarios. Pero reconozco que ni flores (por lo ya explicado), y que no sería la primera vez que nos la cuelan con una fachada (¿Psoe pidiendo la entrada en la OTAN, PP partido de centro... recordamos?)

Señor Punch dijo...

Poderes fácticos: totalmente de acuerdo. (¿Eje del mal? NO me jodas, Bush Jr)

JCP dijo...

no sé si os dais cuenta, pero el hecho de que "no se sepa bien si son de izquierdas o de derechas" ya de por sí es positivo. Y no lo digo porque sean "de centro", sino porque representan -es mi opinión- una sensibilidad nueva, que no se sabe donde encajarla bien, que no está representada ni por el PSC ni mucho menos por el PP. ¿Ciutadans "de derechas"? Por favor. Fascistas son los que van a reventar sus actos, no sé si os dais cuenta, y no debería ser tolerado de ningún modo. se empieza por ahí y se acaba como se acaba.

En su mayoría, las cabezas visibles de Ciutadans son periodistas, escritores y artistas en general (caso de Azúa o Boadella), y si alguien dice que Arcadi, Azúa o Boadella son "de derechas" es que, me parece, ni les conoce ni están muy enterados. ¿Savater es "de derechas"? Ahora me entero. Saco a colación a Savater, de nuevo, porque creo que Savater orbita en una sensibilidad parecida.

Lo de decir que esta gente son "de derechas" tiene que ver mucho con su discurso antinacionalista. Como rechazan el nacionalismo, es que no son "de izquierdas" sino de derechas, pero eso es porque en nuestro mundo al revés, el nacionalismo periférico se entiende que es "progresista", "de izquierdas" y además viste mucho: por favor, señores, que el viernes estábamos aquí hablando desesperadamente de cambio climático y la catástrofe planetaria que se avecina: POR FAVOR, dejémonos ya de discutir el sexo de los ángeles.

El nacionalismo de provincias que tenemos en ESpaña es, ahora mismo, a día de hoy (no estamos en el siglo XIX, ni siquiera en el XX), algo anticuado, atrasado y hasta reaccionario. Siento ofender a alguien que pueda leer a esto, no es mi intención, de verdad que lo siento, pero es lo que pienso. Y ya que yo estoy acostumbrado a oír día sí y día también discursos nacionalistas periféricos en contra del resto de España, no creo que sea mucho pedir que aguantéis opiniones disidentes.

Porque estar en contra del nacionalismo periférico, como hacen Ciutadans, no pasa forzosamente por ser "españolista" ni del PP. Pasa por ser ciudadano del mundo, y estar a favor de las iniciativas que ayuden NO a crear más "alcaldías" independientes, sino al contrario, uniones cada vez más globales, dependientes entre sí y amplias. Porque eso es lo que el mundo demanda ahora mismo, a fecha de hoy. El nacionalismo es algo decimonónico y ahora mismo sólo tiene sentido en conflictos donde algún pueblo ha sido expropiado de sus tierras por otro. ¿Pero en países como el nuestro? por favor.

Las banderas, y las lenguas distintas, y las costumbres distintas, son estupendas, son maravillosas, estoy completamente a favor, del catalán, del vasco, de lo que la gente quiera, pero a mi juicio sólo deben ser hechos culturales. No creo que deban convertirse, y más en nuestro mundo actual, en instrumentos políticos para demandar "independencia" (¿¿de qué?? ¿del mundo??), exigir prebendas respecto a los demás o discutir otras cosas igual de importantes.

No me considero un españolista, me da igual la identidad nacional (¿qué es eso en la Era Erasmus?) y la unidad española. De hecho, no quiero que España siga siendo "España". Preferiría que fuera solamente "Unión Europea", y mañana, "Eurasia", por decir algo, y pasado mañana, La Tierra. Pero las cosas van como van, despacio, y estamos empezando a sospechar que puede que vayan demasiado para lo que se avecina. Así que si estoy a favor de eso y en contra del nacionalismo, cómo no voy a estar en contra de los nacionalismos periféricos, sea vasco, catalán, gallego, andaluz.... o español.

Ciutadans (en glorioso catalán), para mí, representan esa mentalidad, que está a favor del futuro y de las necesidades del mundo de hoy. NUESTRAS necesidades, las de todos. Dijo Azúa que él apoyó la iniciativa de Ciutadans porque estaba harto de no poder votar a ningún partido catalán que no hubiese entrado en el juego del nacionalismo. ¿Y no le vale PP?, le preguntaron. Azúa contestó: hombre, no, el PP es un partido premoderno, con todo ese caso que le siguen haciendo al Vaticano y su defensa de la religión en las escuelas públicas.
Boadella, entrevistado, dijo algo parecido. Que no podía votar ya siquiera al PSC, por el juego nacionalista en el que había entrado. ¿Y por qué no votar al PP?, le preguntaron también. Ellos no son nacionalistas catalanas. Porque no voy a rechazar una religión, la del nacionalismo catalán, para abrazar otra, contestó Boadella.

Por supuesto que Ciutadans defienden la laicidad del EStado. Como debe ser, por favor. Ya sabéis qué pasa en las sociedades donde aún no se ha separado el Estado y la religión, ¿no?

Alvy Singer dijo...

Ah Pepo, a mi Ciutadans me caen bien a medias, pero sepa usted que yo he estado cubriendo un mitin suyo para la carrera.

Gritaban Libertad Libertad. Gritaban VIVA ESPAÑA (no nacionalismo, está claro). Gritaban QUE VUELVA LA GUARDIA CIVIL.

Ah si, Losantos dice que los votemos. Conste en acta.

Alvy Singer dijo...

Yo me quedo con algo que dijo Arcadi Espada hace mucho tiempo, en un libro redondo (CONTRA CATALUÑA) "militar significa no pensar en los demás". Pues eso.

JCP dijo...

", a "Nuevas Sensaciones"(quiero probaaar algo nueeeevooo). Yo, quiero creer que sí, que puede ser algo nuevo, una alternativa a los que estamos cansados de los partidos mayoritarios. "

Ésta es la cosa, Punch. Al menos a mí me lo parece desde fuera.

JCP dijo...

"Gritaban Libertad Libertad. Gritaban VIVA ESPAÑA (no nacionalismo, está claro). Gritaban QUE VUELVA LA GUARDIA CIVIL."

Veo entonces que la cosa se ha convertido en un cajón de sastre. Bueno, ese no es mi rollo, por si no ha quedado claro. Eso es más de lo mismo, aunque desde la óptica contraria.

"Ah si, Losantos dice que los votemos. Conste en acta."

Afortunadamente para mi salud, no oigo a Losantos.

Anónimo dijo...

"Lo de decir que esta gente son "de derechas" tiene que ver mucho con su discurso antinacionalista. Como rechazan el nacionalismo, es que no son "de izquierdas" sino de derechas, pero eso es porque en nuestro mundo al revés, el nacionalismo periférico se entiende que es "progresista", "de izquierdas" y además viste mucho"

El nacionalismo "períferico" no es precisamente de izquierdas. Tanto el PNV como CIU (partido que ha ganado estas elecciones, por cierto) orbitan dentro del centro-derecha. Y, como dato ancdótico, Ciutadans ha conseguido la mayor parte de sus votos de Barcelona en los barrios de clase alta, que no nunca se han caracterizado por ser feudos de la izquierda (o esa cosa que se hace llamar izquierda)
Por otra parte ¿Por que es malo el nacionalismo? ¿Todos los nacionalismos, son iguales y han de entrar en el mismo saco? ¿Qué tiene que ver el nacionalismo de Quebéc con el de los Balcanes de mediados de los 90? Hay mucha demagogia y muchas ganas de confundir al personal. Y si el nacionalismo catalán es malo, por coherencia también debería serlo el españolista o para ir más lejos, cualquier sentimiento nacionalista.
Los gritos de los seguidores de Ciutadans la noche electoral fueron bastante patéticos: "Libertad, libertad".
La base del programa de Ciutadans se fundamenta en el discurso antinacionalista, lo demás son los mismos fuegos artificiales de cualquier otro partido

JCP dijo...

"Tanto el PNV como CIU (partido que ha ganado estas elecciones, por cierto) orbitan dentro del centro-derecha"

Desde luego. Pero Batasuna se autocalifica como de "izquierda abertzale".

"Hay mucha demagogia y muchas ganas de confundir al personal. "

Lo de llamar demagogia a la opinión contraria está ya un poco visto, ¿no? Argumenta un poco más, por favor.

"¿Todos los nacionalismos, son iguales y han de entrar en el mismo saco?"

Te copio algo que he escrito antes. El nacionalismo es algo decimonónico y ahora mismo sólo tiene sentido en conflictos donde algún pueblo ha sido expropiado de sus tierras por otro.

Anónimo dijo...

Batasuna nunca ha tenido la representación electoral del PNV, que es el partido que lleva un montón de años gobernando en Euskadi (sólos o acompañados)

La mayoría de la gente votó nacionalista (CIU + ERC) y en TODAS la elecciones realizadas desde al año 80, CIU ha ganado (aunque no gobernó en la anterior ni probablemente en esta). Los datos no mienten: Catalunya es nacionalista, al menos en las elecciones al Parlament.
Si te parece bien decir que la mayoria de los votantes catalanes son "anticuados, atrasados y hasta reaccionarios" y viven en el siglo XIX

Tichy dijo...

"Cuando un Estado no tiene disposición ni fuerza moral para, en el momento en el que hay un acto de desobediencia constitucional, poner los tanques en el territorio que comete este acto de desobediencia, la situación se puede volver muy complicada" (Albert Boadella dixit)

No sé vosotros, pero yo jamás votaría a un individuo capaz de hacer declaraciones de esta jaez, que lo ponen a la altura moral de un Otegui cualquiera.

JCP dijo...

¿en qué contexto dijo eso y de qué territorio lo dijo? ¿lo podrías aclarar?

No obstante, nunca he pensado que eso sirviera de nada en el País VAsco, pues a él se refería Boadella en la entrevista de la que copias (y que yo también he leído), no a Cataluña. lo aclaro por si acaso. Los tanques nunca han ido a Euskadi, y es como creo que debe ser. Eso sólo hubiera agravado el problema. Además, todo el mundo sabe, o debería saber, que el principal conflicto en Euskadi es entre los propios vascos, no entre "España" y Euskadi. Y es un conflicto que deben resolver ellos de manera pacífica y democrática.

" Los datos no mienten: Catalunya es nacionalista, al menos en las elecciones al Parlament. Si te parece bien decir que la mayoria de los votantes catalanes son "anticuados, atrasados y hasta reaccionarios" y viven en el siglo XIX"

Adelante, sigamos discutiendo de las cosas importantes.

Aclaro antes que esas palabras no las he dicho sobre Cataluña o el País Vasco, ni siquiera sobre España. Lo he dicho en general, me da igual de donde venga este tipo de nacionalismo. Y sí, el nacionalismo éste, el de nuestras sociedades opulentas, especialmente el que se cultiva en España, me parece anticuado, atrasado y hasta reaccionario. Tómatelo como quieras. Es lo que pienso.

Pero adelante, sigamos discutiendo sobre las cosas importantes. Yo no, desde luego, pero ya sabes que aquí hay barra libre para quien quiera seguir.

Tichy dijo...

¿Y qué más da que se refiriera al País Vasco o a Cataluña? Boadella no hablaba de utilizar los tanques contra ETA, sino contra una iniciativa política, el Plan Ibarretxe, que él califica como "acto de desobediencia constitucional". Y la justificación de la violencia con fines políticos tiene un nombre: apología del terrorismo.

JCP dijo...

"¿Y qué más da que se refiriera al País Vasco o a Cataluña?"

No me parece que tenga nada que ver la situación de todos estos años en Euskadi con la situación de Cataluña, y sospecho que muchos catalanes estarán de acuerdo conmigo.

Señor Punch dijo...

(EL NACIONALISMO)

Pepo, sin llegar a la expropiación, el nacionalismo siempre se basa en el elemento "merecemos más, y no nos lo quieren dar". Ese discurso viste muy progresista y de ello deriva esa confusión que hace "ver" a partidos de derecha muy derechona (PNV, CIU) como algo progre.
Aquí, en Galicia, BNG SÍ que tiene un corpus de izquierdas, o si se prefiere, social y "proletario". Pero eso no es consustancial al nacinalismo, es simplemente su doctrina social. Entonces, su defensa de lo propio parte de una realidad tan opinable como la de los demás nacionalismos: Galicia está (o ha estado) muy puteada. Y por un hecho: Galicia carece en Cortes Generales del peso que tienen otras autonomías como Cataluña (por decir una, y sin acritud ;)). Personalente en alguna ocasión, lejana, voté Bloque en el deseo de que obtuvieran peso como grupo político en Madrid. Era un interés, y no se reñía con mi claro izquierdiso (por delante y a mucha honra). No sé si llamaría a eso nacionalismo o inteligencia o ser iluso, pero pensé que su postura abiertamente galleguista sería buena en la capital para mi tierra, nuestras carreteras, nuestra mínima industria... lo cual vuelve al principio: nacionalismo como "merecemos más", pero quizá apoyado por datos menos opinables o abtractos como la identidad cultural, nacional, etc (hombre, sí, tenemos una lengua...ojalá las teles autonómicas, todas, se vieran en toda la nación...caerían muchos prejuicios y nos uniríamos más en el entendimiento de que esas lenguas no son extrañas, son de todos)
Lo cual no quiere decir que sea yo nacionalista, hay algo burdo en el concepto, no sé si me explico... cuando, como yo, se ha vivido en muchos sitios (mucho en Zaragoza, sobre todo) por tema laboral, te das cuenta de que los discursos localistas son...bobos.

JCP dijo...

"Ese discurso viste muy progresista y de ello deriva esa confusión que hace "ver" a partidos de derecha muy derechona (PNV, CIU) como algo progre. "

CiU y PNV representan a las burguesías locales, a la gente pastosa y (por tanto) conservadora, esto creo que lo sabe todo el mundo.

" no hablaba de utilizar los tanques contra ETA, sino contra una iniciativa política, el Plan Ibarretxe, que él califica como "acto de desobediencia constitucional. Y la justificación de la violencia con fines políticos tiene un nombre: apología del terrorismo."

Con todos mis respetos, Tichy (y repitiendo que la opción tanques me parece fatal), pero ¿cómo llamaríamos entonces a esto?

JCP dijo...

"Ciutadans ha conseguido la mayor parte de sus votos de Barcelona en los barrios de clase alta, que no nunca se han caracterizado por ser feudos de la izquierda (o esa cosa que se hace llamar izquierda)"

________

"Ciutadans ha conseguido más votos donde el PSC ha perdido más: feudos como L´Hospitalet, Badalona o Sta. Coloma de Gramanet, además de Sabadell o Tarrasa. (Wonka hace un buen análisis).

En Barcelona, los barrios altos superaron el 5% de los votos para Ciutadans, pero el nuevo partido combinó votantes del PSC (en mayor medida) con electores del PP (menos).
Los socialistas están lanzados a desmentir esa tesis porque ataca el corazón de la estrategia del maragallismo. Pero los resultados se empecinan."


Juan Varela, en Periodistas 21 .

Anónimo dijo...

Tiene gracia,el lunes me monto un macdonalds,el martes un ciudadanos y el miércoles igual un zara.

gamote dijo...

No es que quiera echar mas leña al fuego.

Yo voté a Ciutadans. Normalmente voto a IC-EV. Sin embargo, después de leerme el programa de Ciutadans, creí que ellos representarían mejor mis opiniones. Para aquellos que no lo hayan hecho, les recomiendo qeu se lean el programa de Ciutadans. 100 puntos muy concretos, y en mi opinion, cercanos a nuestro dia a dia.

Otra cosa es que falten propuestas de cómo llevar a cabo esos 100 puntos, pero no creo que a estas alturas sea necesario. No creo que el objetivo de este partido fuese gobernar, sino realizar propuestas. Ya habrá tiempo para que se unan a la maraña de partidos y se aburran en el Parlament. Mientras tanto saludemos a la sangre fresca.

Alvy Singer dijo...

Yo no le escucho, le leo ocasionalmente para ver por dónde transita la derecha mediatica que ya conocemos (mundo-ld-etc.).

El caso es que quería decir que Ciutadans se ha vuelto a quedar en la decepción.: hay un emporio mediática demasiado "entusiasmado" con aspectos del partido, con usos propios y convenientes.

Dani Ill dijo...

Paradójicamente, para no ser nacionalistas, Ciutadans ha basado su discurso de forma abusiva alrededor del nacionalismo, aunque haya sido a la contra. Quizá ellos mismos, los integrantes de las listas del partido e ideólogos, no tengan mucho que ver con las intenciones de los electores pero lo que ha conseguido Ciutadans es aglutinar a una mayoría de votantes resentidos no sólo con lo nacionalista sino con todo lo catalán. Yo es que conozco a uno que es militante, de hecho es amigo mío desde el instituto, y lo vi recientemente tras muchos años de desconexión y el tío no quiso hablarme en catalán, el muy jodío, y eso que siempre había sido lo más natural entre nosotros. En fin…

No hay ni que decir lo mucho que se ha espoleado esa actitud, el anticatalanismo, desde el chiringuito mediático de los curas y del Pedrojota. Por eso, dado el misterioso apoyo que la COPE y El Mundo ha dado al partido, parece lógico pensar que algunos votantes más allá del contenido político de Ciutadans (que puede ser estupendo, no lo dudo) se hayan sentido atraídos por ese tono de hostilidad a todo lo catalanista. Y ellos han sabido venderse perfectamente a ese electorado. Lo han hecho, por ejemplo, con esas consignas que lanzaban voz en grito de LIBERTAD, LIBERTAD que deberían mover a la risa si no fuese por lo triste que resultaban. A ver, ¿qué leches es lo que les impide ser libres? Es que de verdad que es para alucinar berberechos. Sí, es cierto, algunos primates les han boicoteado los mítines en algunos sitios, y eso es inadmisible, pero de eso no tiene ninguna culpa las instituciones. Ah, claro, es que los pobrecillos querían más atención de los medios, salir en TV3 y en los periódicos de más tirada en Catalunya. Bueno, pues lo cierto es que sí salían, y recibían mucha más atención que las decenas de otros partidos sin representación parlamentaria. Ahora tienen un partido muy joven y ya tienen 3 escaños en el Parlament, ¿no esta nada mal para una formación recién nacida, no? ¿Entonces, hay libertad o no?

Pero claro, el tema principal es el asunto de la lengua. Ciutadans, pretende que el castellano esta perseguido y los castellanohablantes son poco menos que repudiados por el sistema. Bien. Que sepais que yo, y me disculpo por ser un paleto redomado y por haber recibido una provinciana educación en catalán, no puedo ir a Barcelona y desenvolverme plenamente en catalán por la ciudad, y aquí donde vivo a 40 km. de la capital, pues lo mismo. Si hay alguien de por aquí que no esté de acuerdo con esta afirmación, por favor, que lo diga. Insisto, debe ser que soy un infeliz provinciano pero quisiera creer en que en mi país, Catalunya, donde siempre se ha hablado catalán y donde desde la transición, esta lengua es cooficial con el castellano (y también es cooficial en el Estado español, junto con el Euskera y el Gallego, que parece que a veces se olvida), debería ser posible usar mi lengua materna si me place sin tener que cambiar al castellano constantemente, y ese no es ni remotamente el caso. ¿Si no voy a poder usar el catalán aquí, donde, a ver?. Y conste que yo cambio encantado, de verdad, al castellano o al inglés o a lo que pueda, pero no puedo evitar entristecerme a menudo por el hecho de ver como en muchas ocasiones soy yo el que hago esa sustitución de lengua y no mis interlocutores; y no porque no entiendan el catalán o no lo puedan hablar si quieren, sino porque no lo usan habitualmente y no les parece oportuno cambiar sus hábitos. Simplemente, dan por supuesto, que el idioma común es el castellano y no el catalán. Así que el que acaba cediendo muchas veces soy yo.

¿Bilingüismo? Que más quisiera yo. El 70% de las televisiones y de los periódicos son en castellano, al igual que el 80% de los libros y el 90% de las películas. “Hombre”, me direis, “eso dependerá de la iniciativa privada”. Pues sí, claro, ya lo sé, pero sea como sea la cosa está así. Y yo, y tantos como yo, pues será que nos ciega el provincianismo atávico del siglo XIX, pero, que quereis que os diga, le tenemos cariño a nuestra lengua, porque es la nuestra, como, no sé, nuestras orejas o nuestros tobillos o nuestro páncreas, es lo que tenemos y lo apreciamos y queremos cuidarlo. Y si no fuese mucho pedir, usarlo, por lo menos en nuestro país, sin que nos tacharan de intolerantes ni de desconsiderados.

Y luego está el tema de la inmersión lingüística en la escuela, que si es anticonstitucional y tal. A ver, teniendo en cuenta lo que os decía del uso en los media del catalán, si un chaval de padres no catalanohablantes no aprende el idioma en la escuela ¿dónde lo va a aprender? En la tele os aseguro que no, y en las calles de la provincia de Barcelona poquito, muy poquito.

En cualquier caso, yo estoy encantado de que Ciutadans haya obtenido 3 escaños, porque la gente ha ido a votar libremente y si el 3% de la población los ha elegido, me podrán gustar o no sus razones, pero representan a una parte de la población cuyos votos son igual de legítimos. Sólo faltaría, por supuesto. Y seguramente crecerán en las próximas autonómicas, es una cosa que los catalanistas (prefiero esta palabra a nacionalista que parece tener como más connotaciones convergentes) debemos empezar a asumir.

Bueno, a seguir bien todos y ya podeis ir pasando a destriparme. Sobretodo orden, no os agolpeis no sea os hagais daño.

PD: Pepo, nunca hablo pero soy un seguidor fiel del blog. Se aprende un huevo leyendoos a todos.

Dani Ill dijo...

Ojo, esto último lo decía sin ironía alguna. No vayas a pensar, Pepo, que me estaba cachondeando. Es que con esto de la Internet nunca se sabe...De verdad que te leo a ti y a los comentaristas con mucho interés, y a menudo aprendo de vosotros.

JCP dijo...

"No hay ni que decir lo mucho que se ha espoleado esa actitud, el anticatalanismo, desde el chiringuito mediático de los curas y del Pedrojota. "

Y de Telemadrid, ni te cuento.

"no puedo ir a Barcelona y desenvolverme plenamente en catalán por la ciudad, y aquí donde vivo a 40 km. de la capital,"

Dani, ya sabes que no hacen falta disculpas ni justificaciones. ser anti nacionalista no tiene por qué pasar por ser anticatalán, o anti-lo que sea. Si el catalán es la lengua que has mamado y con la que te has criado, y la que se habla en casa, pues normal, cuál vas a hablar. Yo también la hablaría si me hubiera criado en, no sé, Manresa. Y es también lengua oficial en Cataluña, todas las lenguas que reconozcan los distintos Estatutos de Autonomía son también oficiales, lo dice la Constitución (soy consciente de la naturalidad con la que se cambia del catalán al castellano según sea el interlocutor, o la costumbre que tengas al hablar con él de siempre, de de que en Barcelona se emplea mucho el castellano, etc. )

"Y yo, y tantos como yo, pues será que nos ciega el provincianismo atávico del siglo XIX, pero, que quereis que os diga, le tenemos cariño a nuestra lengua, porque es la nuestra, como, no sé, nuestras orejas o nuestros tobillos o nuestro páncreas,"

Pues claro, Dani, es natural. Pero ¿qué tiene que ver una cosa con la otra, lo del provincianismo anticuado con tener, y mantener, una lengua propia? Espero que eso no lo hayas dicho por mí, sería un gilipollas si lo pensara. Tener una lengua propia, y querer mantenerla, no es nada provinciano ni atávico ni del siglo XIX, me parece humano y natural. Lo que dije antes, copio: Las banderas, y las lenguas distintas, y las costumbres distintas, son estupendas, son maravillosas, estoy completamente a favor, del catalán, del vasco, de lo que la gente quiera, pero a mi juicio sólo deben ser hechos culturales. No creo que deban convertirse, y más en nuestro mundo actual, en instrumentos políticos para demandar "independencia" (¿¿de qué?? ¿del mundo??), exigir prebendas respecto a los demás o discutir otras cosas igual de importantes.

Bienvenidas sean las diferencias. Tener amor a tu tierra, a tu lengua o a lo que té la gana no pasa obligatoriamente por ser nacionalista. Más bien tiende a ser lo contrario, el nacionalismo tiende a convertir ese amor en un hecho diferencial con el que separarte de los demás. Gracias por tu argumentación y tu defensa de lo aquello que aprecias (no había visto nada de ironía en lo último, conste)

monolo-con-verborrea-again dijo...

Leído el programa de Ciutadans, es comprensible que tú, Pepo, y cualquiera con dos dedos de frente, quiera que este partido se expanda y crezca hasta los límites de lo imaginable. Sus propuestas son, básicamente, un compendio de buenas intenciones de esas que uno va leyendo y diciendo ¿y esto, cómo? “Eliminaremos todos los barracones en las escuelas en cuatro años”, la sanidad, ¡las carreteras!, habrá de todo y para todos. Justícia social: “las mujeres deberan estar presentes entre altos cargos etc etc”… ¡pero sin porcentajes ni leyes al respecto, que sería discriminación positiva! “Se insistirá en que se haga así, que se escoja lo mejor sin discriminar el sexo”: ¡oh! Lo que no se pueda hacer, se alentará a que lo haga otro: “Se alentará la construcción de una gran Universidad de prestigio internacional”… ¡oh! Los entrecomillados, ya me perdonaréis, no son textuales, pero vaya: consultad el programa, no me invento nada.

Está todo muy bien, pensado para todo el mundo: “Flexibilidad en el comercio, eliminación a las trabas europeas que la Generalitat impone para la creación de grandes superficies” y luego seguido, “potenciación de la competitividad del pequeño comercio creando ejes comerciales”… mmmh, siendo tan fácil contentar a todos, no sé cómo no se le ha ocurrido antes a nadie. Porque además, liberalizar las grandes superficies es firmar un papel y adelante. Y lo del pequeño comercio… bueno, es más abstracto, pero un eje comercial, oye, seguramente dará gusto ir a pasar la tarde ahí. ¡Todos contentos!

También habrá vivienda social para todos y todas e incentivos para los que alquilen, ya como si fueran un partido político de verdad. Evidentemente, se suprimen las listas de espera en sanidad, la educación será de primera calidad y la expresión “primar la excelencia” sale cada quince párrafos. Excelente, excelente. A todo le falta el “cómo”, insisto, pero eso suele ser común incluso en programas electorales menos ambiciosos. En este, incluso, se modifica el recién estrenado estatut… ¡y la constitución!, cambiando el sistema electoral. ¿Quién dijo miedo?

Luego, claro, está lo mediático, todo lo de que no se perderá el tiempo con estatutos (aunque luego propongan medidas, como eliminar el céntimo para la sanidad con que se pretendía gravar los carburantes “aprovechando las mejoras económicas del nuevo estatuto”) , que todo lo que se pueda gestionar desde Madrid se gestione desde Madrid (aeropuertos, agencias tributarias…), que no habrá simbología nacionalista ni gasto en parafernalias decorativas… cuando se presenten en España, supongo que la casa Real podrá ir poniendo la barba a remojar, o como se diga. Aunque, curiosamente, la izquierda española, o el progresismo, tiende a criminalizar el nacionalismo pero a consentir la monarquía, lo cual iba a decir que es un doble rasero, pero es, directamente, una vergüenza.

En el idioma están en la empanada esta del bilingüismo en el que se debe respetar el derecho a hablar en una sola lengua. Se elimina el tema de la inmersión lingüística en las escuelas, dando por sentado, como siempre, que este es un tema pergreñado desde la política y no desde la educación. Tal como se hace ahora, la gente acaba primaria sabiendo dos lenguas: dividiendo el tema de entrada, como proponen los Ciutadans (y tantos otros), esto no es ni mucho menos seguro. En todo caso, nadie concreta, A, en qué perjudica a un niño aprender catalán, y B, nadie se atreve, por ejemplo, a hablar de si el resto de asignaturas están bien planteadas, siendo el fracaso escolar el que es ¡incluso donde no se enseña catalán! Perdón, no: en la educación, los Ciutadans “buscarán la excelencia”: ¡waw!

Hay cosas discutibles: ellos piden los dos idiomas en cualquier medio de comunicación audiovisual que funcione sólo en el ámbito catalán (¿por qué en los escritos no?)… esto, finalmente, se traduce en reducir aún más la presencia del catalán, por más que quieran vender otra cosa. Pero vaya, es una opción, me parece bien: luego uno la vota o no. También uno se lleva sorpresas: la asignatura de catalán, gallego o euskera deberá figurar como optativa en todos los institutos de España, y como asignatura en todas las universidades. Si esto no es crear puestos de trabajo para filólogos, ya me diréis. A no ser, claro, que sean propuestas decorativas.

De hecho, lo que me parece mejor de todo es que Ciutadans exista: si el nacionalismo siempre ha sido un coro de plañideras, el antinacionalismo lo ha sido parejo, con el agravante de que eran gente sin representación: una, según muchos, gran mayoría silenciosa (¿silenciada?). Bueno, pues ahora la gran mayoría ya está ahí sentada: hoy son tres, quizás mañana diez, o más, pero tendrán su voz y su voto y, por fin, apariencia concreta: dejaremos de vivir con ese fantasma ahogado por no se qué o no sé quien, con esta injusticia colectiva que en Catalunya se estaba dando. Bienvenidos.

Como ya me estoy enrollando muchísimo más de lo que conviene, sólo comentarte que, pese a que el programa de Ciutadans está especialmente diseñado para contentar a todos y, por lo tanto, a todos nos conviene (obvia, eso sí, problemas menores como qué hacer con la inmigración o su postura ante la negociación con ETA… que a lo mejor es pedir un demasiado de concrección, pero es que en otros temas lo hace: apoyo a la línea de Altísima Tensión que tiene que llegar por Girona - y que no se asusten los ecologistas: apoyo a la ecología y a las políticas de sostenibilidad, etc… escribir es gratis – ejemplo: yo mismo), pese a todo, me provocan desconfianza: ellos no tendrán culpa (que no lo sé) de los compañeros de viaje que les han salido, pero yo entiendo que una persona que se llama progresista, incluso de izquierdas, intenta desmarcarse del apoyo de Vidal Cuadras, de Pedro Jota, de Losantos. ¿Cómo voy a creerme que están en contra del favoritismo y el reparto de premios institucionales cuando se juntan con Jiménez Losantos, a quien Esperanza Aguirre premió con tres frecuencias para emitir televisión?

En fin. Estáis tan contentos por el auge de Ciutadans que intento entenderlo. Pero, más allá de lo expuesto, yo no lo logro. A no ser que a uno le guste el modelo lingüístico de Bélgica, claro. Dice Albert Ribera que viajar cura el nacionalismo. O no, digo yo. Pero eso sí: se aprende mucho, muchísimo.

Anónimo dijo...

Tener amor a tu tierra, a tu lengua o a lo que té la gana no pasa obligatoriamente por ser nacionalista. Más bien tiende a ser lo contrario, el nacionalismo tiende a convertir ese amor en un hecho diferencial con el que separarte de los demás."

Claro, puedes apreciar tu lengua y tu tierra sin ser nacionalista. Y eso esta muy bien. Pero también lo puedes ser. Y no hay que satanizar a nadie por tener unos sentimientos nacionalistas. Estos sentimientos esta ahí. Si luego este estado de cosas es aprovechado y manipulado por políticos miserables, es otro asunto. Como siempre, la gente es la gente y los políticos son los políticos.
Es significativo el hecho de que gobiernos dictatoriales sin el menor respeto por los derechos fundamentales, reprimieran o repriman de manera salvaje ese "hecho diferencial" con un sólo objetivo: cortar de raiz cualquier sentimiento nacionalista.
La España franquista (y ciertos sectores, afortunadamente reducidos, de la actual), la ex Unión Soviética (y por que no decirlo, la actual Rusia), o China, por citar ejemplos conocidos por todos y sangrantes.

"independencia" (¿¿de qué?? ¿del mundo??)"

Por supuesto que no te puedes independizar del mundo. Pero ¿que tal de España? ¿Tan malo es eso si se consigue mediante herramientas democráticas y pacíficas? Un cosa es negociar con bandas terroristas y otra muy distinta, con partidos democráticos.
¿Por que ese miedo a la ruptura y a la disgregación? ¿Ruptura de qué?