martes, noviembre 28, 2006

LA LEY ES IGUAL PARA TODOS

Un editor de Yemen ha sido condenado a un año de cárcel por publicar "material blasfemo". El editor, Kamal al-Aalafi, había publicado en su semanario las caricaturas danesas de Mahoma, y de nada le ha servido alegar que había reeditado las caricaturas para agitar conciencias, no para insultar a los musulmanes. Otros dos editores de Yemen afrontan cargos similares: la tradición islámica prohibe las imágenes de Mahoma y de otras figuras religiosas, y ya vemos que no hay excepciones. La noticia, en la BBC (vía Comics Reporter).