jueves, agosto 09, 2007

FETICHISMO DE MIERDA


Un pequeño terremoto ha sacudido este verano el mundillo artístico. El epicentro han sido las famosas y provocadoras latas de Merde d'artiste de Piero Manzoni cuyo contenido parece ser uno de los misterios mejor guardados del arte contemporáneo. ¿Qué hay en su interior? Con seguridad, nadie parece saberlo. Un colega suyo afirma que hay yeso. A los coleccionistas, que han llegado a pagar 97.000 euros por un ejemplar, les da igual.
(...)
¿Qué hay en la lata de Manzoni? ¿Importa mucho? Los propietarios de Bazile discrepan. Para algunos, tanto da porque la obra, el fetiche, ya ha entrado en el mito y, por lo tanto, en el mercado. Para otros, no puede ser mierda; otros aseguran que es lo que hay, algunos reconocen que les tienta abrirla pero no se atreven... En contacto con el servicio de prensa de la Tate Modern, este diario sólo pudo obtener esta respuesta a su pregunta sobre si habían hecho algún tipo de estudio respecto al contenido de la lata: "Piero Manzoni es una de los principales artistas de la historia del arte del siglo XX y está en importantes colecciones de arte moderno alrededor del mundo. Merde d'artiste es una pieza seminal y central en relación con su fascinación con el valor comercial y la autenticidad de la obra de arte. Nosotros no podemos abrir la lata si no queremos destruir la obra". Habrá que pedirle ayuda al CSI.

Reportaje de Catalina Sierra, sigue en El País

---------------------------------------------------------------


Más mierda: CLOACA (2000), del belga Wim Delvoye:

Los antiguos alquimistas soñaban con llegar a la piedra filosofal, una sustancia que fuera capaz de sublimar la materia, aún la más oscura y corrupta, y llevarla a su estado más puro: el oro. Pues bien: el arte contemporáneo ha tenido éxito donde los alquimistas fracasaron, y si no me creen echen un vistazo a Cloaca, la obra maestra del belga Wim Delvoye. Cloaca es una instalación que reproduce el proceso digestivo humano a través de 6 recipientes de vidrio conteniendo ácidos y enzimas. La máquina es "alimentada" dos veces por día y una serie de tubos y bombas hace circular los alimentos a través de los recipientes donde es digerida hasta llegar, después de 27 horas, al resultado final: auténtica mierda humana.

---------------

COMPRE SU MIERDA EN CLOACA©