jueves, agosto 30, 2007

¿DE DÓNDE SU INTERÉS POR EL DIBUJO?

Mi padre dibujaba, pero como aficionado, supondo que de él... y el trabajo mío era un trabajo de tripero, es decir, yo trabajaba en los mataderos y el tripero es el que limpia tas tripas de la vaca, el que le saca la mierda, bueno un trabajo... vivía envuelto en mierda y comiendo mierda 15 horas al día... por eso prefería dibujar.

¿Cuáles son sus influencias estilísticas de esta primera época?

Mira, hay que ubicarse en ese contexto, eso tiene una gran importancia. Visto ahora, es muy diícil aceptar algunas cosas, en aquel entonces la historieta era un género del cual yo no tenía información, no tenía revistas, no tenía diarios, porque no podía comprarlos, no tenía idea como la tienen los jóvenes, ahora que hay tantos estudios, que hay revistas, que la historieta se ha dignificado, se ha elevado socialmente como género.
Yo copiaba, honestamente, porque no me quedaba remedio, era un mal dibujante, si un cuadro me venía bien, pues lo robaba.

(...)¿En que momento comienza su admiración por Caniff?

En esa época, porque descubro que Caniff era el modelo del historietista, en cuanto a técnica, bebo bastante de él. Después lo descarto, no me interesa.

¿Porqué lo abandona?

Porque me voy dando cuenta de que la historieta es otra cosa, y que no es la yanqui, la historieta yanqui es un producto: el dibujante hace un personaje, el sindicato lo toma, el mercado lo acepta como acepta determinada marca de jabón y ese jabón se tiene que mantener durante 40 años.

La Historieta es otra cosa, no es eso, lo pensé entonces y lo sigo pensando.

---------
Alberto Breccia, entrevistado en 1991 por por Mario Lucioni y Ricardo Pelaez. Más en la segunda parte de esta entrevista, que además promete continuará.

(visto en Entrecomics)