lunes, agosto 20, 2007

ASÍ CUALQUIERA

También viaja a Brasil, donde crece su hijo. "Yo rechazaba la paternidad, no quería esa responsabilidad. Aún hoy, con 46 años, me niego a reconocerme como adulto: siempre odié la idea del núcleo familiar, los padres y el niño encerrados en su pisito o en su chalé. Tampoco creo que padres e hijos deban estar todo el tiempo juntos. Vi la última vez a mi niño en diciembre, pero sé que está bien y eso me basta. A veces, cuando voy allí, sólo me le encuentro a la hora de comer: tiene su vida, anda con su pandilla, va a la playa. Allí, igual que en África, los niños son un proyecto de la comunidad entera, los adultos cuidan de todos. A su lado he revivido algo que había perdido: el sentido poético de la existencia, la capacidad para vivir lo onírico, el reino de la fantasía. Veo una chispita en sus ojos que me maravilla: así era yo... Y me alegro de ser padre"

(Manu Chao)

6 comentarios:

Alex dijo...

Yo lo que veo es que es un poco jeta. ¡Viva la internacional del buen rollito! (joder, me leo y me dan escalofríos neocon)

Manel dijo...

"los adultos cuidan de todos"...

Entonces, ¿hay que creer que cuando él viaja por el mundo o va al Brasil, cuida también de los niños de los demás?... ¿o sólo los demás adultos cuidan de los niños, incluso del suyo?

Un poco jeta no, este tio tiene un morrazo igual que el de la mayoría de la gente que critica: vivir bien aunque sea a costa de hacer daño a terceros. La descripción de lo que ha revivido es de manual del cursi, por cierto, y de un falso vergonzante. Dice al final: así era yo... "pero con padre", debería añadir. Qué morrazo.

molina dijo...

Manu paga la manu-ntención de tu crio!!

Anónimo dijo...

¡¡Rápido, que alguien le envíe una copia de "Ciudad de Dios"!!

vm dijo...

"Anarquista a medias, liberal y no libertario, exige usted el libre cambio para el algodón y otras naderías y preconiza sistemas de protección del hombre contra la mujer en la circulación de las pasiones humanas; clama contra las altos barones del capital y quiere reedificar la alta baronía del hombre sobre el vasallo mujer; filósofo con anteojos, ve al hombre por el cristal de aumento y a la mujer por el reductor; pensador afectado de miopía, no sabe distinguir más que lo que deja tuerto en el presente o en el pasado, y no puede descubrir nada de lo que está arriba o a distancia, la persepctiva del devenir: ¡es usted un inválido!"

pepo dijo...

"¡¡Rápido, que alguien le envíe una copia de "Ciudad de Dios"!!

JA, JA...