sábado, diciembre 01, 2007

PAPEL VIEJO EN EXPOCÓMIC

La calma chicha reinaba en el desangelado pabellón de convenciones de la Casa de Campo el pasado viernes por la mañana. Por sus pasillos era casi más fácil encontrar personalidades del mundillo que aficionados de a pie. Jordi Bayarri, elegido como mejor guionista en este Expocómic 2007, atendía cómodamente a la prensa; Víctor Santos y Alfonso Azpiri, habían conseguido reunir a algunos lectores en sus sesiones de firmas; la mayor atención mediática, sin embargo, se la llevaba la presentación de la serie de animación Puiu, alrededor de la cual la prensa del corazón intentaba sacar unas palabras a Santiago Segura y Joaquín Cortés, presentes en el acto.

Exposiciones

En el piso superior del pabellón, las exposiciones, abandonadas a su suerte, languidecían con un montaje propio de un instituto de secundaria, a pesar del material de interés reunido.

La titulada Bienvenido Mister Marshall. Primeros cómics americanos en España, que comisariada por Joan Navarro, recogía un puñado de publicaciones clásicas y hermosas cabeceras de los años treinta, era la muestra que parecía mejor integrada en su marco, ya que Expocómic es, por encima de todo, el paraíso del coleccionista de tebeo antiguo.

Tebeos viejos y ausencias

Si algo llama la atención al pasear por el salón, es el elevado número de puestos ocupados por librerías de segunda mano. El material antiguo, que ocupa un nicho en el mercado del cómic español, domina el festival madrileño con una hegemonía desconcertante. Un coleccionista confesaba haberse gastado 4.000 euros sólo el jueves por la mañana.

------
Crónica de Santiago García sobre Expocómic 2007 para ADN.es. Sigue leyendo


Fotogalería en ADN.es

3 comentarios:

PAblo dijo...

La cosa no mejoraba por la tarde salvo por el buen hacer del matrimonio Buckingham en los comentarios de su exposición. El cologuio sobre "Maus" el rato que estuve me pareció bastante aburrido, más centrada en el Holocausto que en el cómic en sí y la nueva actividad de "Cómic en vivo" languidecía en un extremo del salón arrinconada al lado de los tejedores de mallas.
Eso sí, como bien apunta Santiago el mercadeo de las editoriales y tiendas de segunda mano funcionaba bastante bien. De hecho, este año por poner han puesto hasta una tienda de gominolas que ya se sabe que deben ayudar mucho a digerir según que cómics.
En fin, una lástima que no promocione el cómic como fenómeno cultura y sí como negocio pseudoindustrial.
Es lo que hay...

erasmo dijo...

Expocomic es un evento politizado desde su origen hace diez años y en manos de gente que del noveno arte solo saben de su beneficio económico. El apoyar expocomic en cualquiera de sus actos o actividades paralelas o en su interior es estar con quienes estan destrozando la cultura.
Diez años de robos, engaños, estafas, mal rollo… con todos aquellos que hacen posible el comic y otros medios de comunicación. Nombres que os sonaran : Paul de Munck, Manuel Berrocal, David Gonzalez, Emilio Gonzalo, Adrian, … unos en la sombra otros enseñando la cara por necesidad, todos ellos desde hace diez años destrozando la cultura comiquera. Así es la cultura de Madrid con sus censores intelectuales políticos. Un escaparate de luces y colores para legionarios de cristo y otras especies de la misma pelambrera.
Engaños como eXpocomic son un descredito para la historieta. Un evento sucio desde hace diez años. Solo un ejemplo miren donde se cobijan : la asociación española de amigos del cómic. ¿Alguien sabe qué es eso?. ¿quienes son sus representantes y miembros? ¿cuál es su local, dirección?
¿Alguien ha leido algun comunicado de apoyo de esta asociación en defensa de los dibujantes de el jueves?.¿Hacen algo más que lucrarse de expocomic y expomanga y la calderilla que tienen por ahí?. Empezaron maltratando a los que trabajaban con ellos hace diez año y ahora hacen lo mismo. Quienes callan y les sigue la corriente no hacen nada más que ser parte de ellos.
Ahora unos días de bullicio y atontamiento ante las novedades pero ... ¿qué ofrecen?. ¡¡¡ HUMO !!!

uno que pasaba dijo...

Joder, ya era hora de que alguien dijera lo que Erasmo ha puesto. Esa opinión lo decías hace uno o dos años y te llamaban de todo. Los salones de Madrid son un mercadillo de vanidades y han contribuído demasiado a perjudicar el panorama del cómic en España...