viernes, diciembre 21, 2007

MALOS TIEMPOS



Dos páginas de lo nuevo de Carlos Giménez, 36-39. MALOS TIEMPOS

8 comentarios:

el tio berni dijo...

Así no, Sr Giménez, así no.

Todavía no lo he leído, pero si el tono general del tebeo va a ser este, qué poca chicha, ¿no?

Anónimo dijo...

Esto es una mierda. Joder, qué brasa de Giménez.

pepo dijo...

bueno, como digo siempre, al menos esperad a leerlo entero.

el tio berni dijo...

Es verdad que hay que leerlo entero, pero los último Barrios, los últimos Profesionales, los últimos Paracuellos, no dan mucho espacio a la esperanza.

No es sólo que el tema sea "brasa", que dependiendo de cómo se haga puede llegar a serlo o no, es que estas dos páginas son muy panfletarias, muy poco creíbles, muy poco sutiles, muy aburridas. No se ha preocupado ni en cambiar los gestos de los personajes de una viñeta a otra, es puro discurso. "El hombre se convierte en una fiera rabiosa"... "Todas las guerras son terribles"..."la violecia genera violencia..."

Y la última frase, mirando a cámara con los ojos desorbitados: "¡¡Maldito sea el que empieza una guerra!!"

Guau.

El Juan Pérez dijo...

La verdad es que suena poco creible, y poco histórico.

Dicker dijo...

Vaya, pues no puedo añadir ninguna cosa que no se haya dicho ya, a mi me ha parecido lo mismito que a los demás.

Anónimo dijo...

Yo lo dije respecto a una entrevista en El Pais, Carlos Gimenez es un gran dibujante pero se deja arrastrar hasta lo más profundo por su ideología. Este album consiste simplemente en demostrar como la guerra hace asesinos a los hombres, pero eso si, unos asesinatos estan justificados por el golpe franquista, en el fondo estaban obligados a matar por salvar "la democracia", ese es el mensaje. No creo que aporte nada más que una úlcera en el estomago del autor. Los asesinatos no tienen denominación de origen ni calidades como el turrón. Miguel. Felices fiestas

contratocostumbresvalencianas dijo...

Pues yo lo he leido, y creo que tiene un gran rigor histórico, y que es una auténtica maravilla. De necesaria lectura en los tiempos que corren