martes, diciembre 11, 2007

NO SE CORRESPONDE

Representantes de la ilustración han denunciado hoy en Madrid el “secreto a voces” más difundido dentro de la profesión: El valor económico retribuido de la ilustración NO SE CORRESPONDE con el servicio y los beneficios que genera a la industria, ya sean éstos monetarios o de repercusión y prestigio social.

-----
El gremio profesional de la ilustración gráfica española denuncia el incumplimiento de sus derechos de autor por parte de la industria

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"El valor económico retribuido de la ilustración NO SE CORRESPONDE con el servicio y los beneficios que genera a la industria"

Cámbiese "ilustración" por casi cualquier otra actividad y la frase sigue teniendo el mismo sentido...

David dijo...

Yo creo que mientras indidualmente no haya una clara voluntad y conciencia de rechazar encargos a bajo precio, colectivamente poco se puede hacer.

Bruce dijo...

sorpresa,sorpresa..
en mi trabajo pasa lo mismo

lavacanacho dijo...

Bueno, no sé a qué sector os referís vosotros, sería interesante saberlo.
En el caso del mundo de la ilustración los precios no solo no han subido en 25 años, sino que en muchos casos han bajado alarmantemente. No sé si sucede en todos los terrenos profesionales, pero dudo que llegue a ser tan grave.

No trata de ser una sorpresa, si no una denuncia pública.

Slurps!

alfred holanda dijo...

Bueno, ignoro si en todos los sectores pasa algo similar. Pero en practicamente todo lo relacionado con el mundo de las artes SI.
Yo tengo relación con los museos y os aseguro que cualquier actividad más o menos profesionalizada del mundillo este, estaba mucho mejor remunerada hace 15 años que ahora. Imaginad el pastel, contando con el incremento en los precios de todo lo demás...
Lo que no sé es quién se lleva las ganancias... aunque no es complicado imaginarlo...

Anónimo dijo...

El problema no es que esto mismo pase o no en otras profesiones, lo que sucede es que en otras profesiones hay la posibilidad de huelga o de negociación con sindicatos. En nuestra profesión ambas cosas son inexistentes.
Saludos kiko da silva

javi dijo...

La oferta de ilustradores en busca de curro es muy grande. Es tan sencillo como que si fulano no lo hace por x precio, se encarga a otro y adios muy buenas. Yo siempre que les he hecho saber que consideraba que el precio era bajo y que no lo podía hacer por ese dinero he perdido el encargo. Siempre.

Si es que al final todos dibujamos más o menos igual, tampoco nos podemos engañar en esto. Ni fulano es mucho mejor que yo, ni yo soy mucho mejor que mengano. Si el dinero y los plazos lo permitiesen, alguien podría intentar hacerlo como Foster, pero es que no es posible. Hoy por hoy no se puede, porque no renta.

Pensad que aparte de los que están ahora mismo en el mercado todos los años se suman unos cuantos más que salen de las facultades y escuelas de arte. Y nos vamos acumulando. En las editoriales tienen montañas de cd's y -antes- carpetas de gente entre los que escoger.

No sé, si hubiese alguna manera de colegiarnos, de que los editores no pudiesen legalmente contratar a nadie que no estuviese inscrito en una Asociación con unos precios mínimos reglados... Más que eso no se me ocurre. Porque está bien tener claro que uno puede y debe exigir, pero a veces, si te encuentras que no te ha salido nada en meses, si has perdido algunos curros por poner pegas a los dineros... coges lo primero que te pasa por delante con tal de meter algo en la buchaca. Hay gente que dibuja muy rápido, y puede rentabilizar un encargo mal pagado por la vía de hacerlo en poco tiempo.

La verdad, soy bastante pesimista sobre la evolución que tendrá la cosa. Una contracción en el mercado supondrá que mucha gente nos tendremos que dedicar a otra cosa, y una ampliación perpetua no parece posible, y si lo fuera será por medio de bajar más y más los costes de producción, esto es, trabajar por menos dinero (pero sin la garantía de tener más trabajo, ya que como seguirán entrando ilustradores nuevos a probar suerte... la pescadilla que se muerde la cola).

Un saludo.