sábado, diciembre 22, 2007

EN TIEMPOS DEL REY ARTURO


No ha sido El Príncipe Valiente, del anglocanadiense Harold (Hal) R(udolph) Foster (1892-1982), uno de esos títulos del cómic norteamericano desatendido en nuestros pagos. Yo tuve ocasión de leerlo por primera vez en aquellos cuadernillos publicados en la colección «Novelas Gráficas» de Editorial Dólar a finales de los años 50 y principios de los 60 del siglo pasado y agrupados en series de diferente color, la amarilla y la sepia en este caso. Últimamente, han visto la luz los tres primeros tomos, correspondientes a los años 1937-1942 (planchas dominicales 1 a 307), de una formidable edición de Prince Valiant en castellano, traducción de otra portuguesa, a cargo de Manuel Caldas, que en Portugal camina bastante más adelantada. Constará de 22 volúmenes.

Desde la pequeña ciudad en que vive, Póvoa de Varzim, a 27 kilómetros de Oporto, Manuel Caldas ha dedicado su vida al cómic norteamericano de la Edad de Oro, y muy especialmente a la genial creación de Foster. Como en 2005-2006 Planeta publicó 24 tomos con la saga completa de El Príncipe Valiente, y había colisión de derechos de reproducción en España del personaje, la cuidadísima edición de Caldas, traducida al castellano por el imprescindible Rafael Marín, con cubiertas de Jesús Yugo, no puede venderse en librerías y sólo puede conseguirse poniéndose en contacto con el editor portugués.
(...)
---------------
Luis Alberto de Cuenca, en el suplemento ABCD. Sigue leyendo