martes, noviembre 13, 2007

"OBJETIVAMENTE INJURIOSO"

Ahora mismo en la página de inicio de Público:



Más declaraciones de Manel a la salida del juicio, recogidas por Público:

"Ya estaba todo el bacalao vendido; para eso no venimos"· Fontdevila expresa su "decepción" por una vista que se ha celebrado "con sentencia previa" y en la que la Audiencia ha mostrado cierta prepotencia: "No nos han dejado presentar pruebas, han quitado la palabra a nuestro abogado... no nos han dejado expresarnos".

El guionista de El Jueves asegura que "ya sabía a lo que venía", pero que aun así les ha dejado "mal cuerpo" porque no se sienten culpable de nada y ni siquiera han tenido en cuenta su versión.

(...)
Fontdevila asegura que se marca sus propios límites cuando idea una viñeta. "Jamás me metería con alguien indefenso, que ha sufrido una desgracia, pero con la gente pública... todos tienen que pasar por la viñeta", comenta.

Otro de los puntos de del juicio que ha molestado a Fontdevila son los conceptos abstractos que ha manejado el fiscal para sostener la acusación. "Decía que esa viñeta era 'algo innecesario', que no era 0'legante' que ofendía al 'español medio'... ¿Quién coño es el español medio? Yo conozco a muchos españoles medios que no se ofendieron.

8 comentarios:

El Juan Pérez dijo...

Ahora que el señor fiscal se ponga una medalla. ¡Qué triunfo! Patético.

roberto dijo...

Si esto pasa en Marruecos decimos que es una dictadura.

Ismael dijo...

Sí, un juicio prodigioso. Ha sido como administrar una aspirina, solo que al final le faltó decir eso de "¡Anda machote, camina que ya estas curado!"
Magnífica actitud unamuniana de Manel Fontdevila. ¡Millan Astray vive en el cuerpo de la ley!

El canibalibro dijo...

De vergüenza ajena. Todo el apoyo posible para ambos.

Paco Cerrejón dijo...

Pues parece que esto es lo más parecido a trabajar que han hecho el juez y el fiscal en su vida.

javi dijo...

Lamentable. Y siguen sin darse cuenta, los acusadores, de que la portada era más simpática que dañina, que el tema del chiste era una medida del Gobierno y no los príncipes y que el que se pudiesen publicar ese tipo de cosas con miembros de la Casa Real en el papel de personajes con los que uno se identificaría en su picaresca también contribuía a dar una -falsa, pero muy conveniente para la institución- imagen de proximidad, de igualdad, cual si fueran los vecinos de al lado. Bueno, pues allá ellos, si lo que quieren, cuando se mente su Realísima Casa, son críticas en serio -elegantes y necesarias, va de suyo-. A lo mejor nos reímos más, quién sabe. Mi solidaridad con los autores.

Wade dijo...

Un episodio más que nos recuerda que por mucho que avancemos, en los puestos relevantes siempre irán a ralentí. A estas alturas de la historia estar con secuestros de revista por (glups) mostrar sexo entre (glups) los príncipes... Paña, menudo país.

manolom dijo...

¡Yo también soy Manel Fontdevila!