miércoles, noviembre 14, 2007

LA TERMINOLOGÍA DE LOS CÓMICS


El blog de Newsarama propone como tema de discusión algo de lo que ya se ha hablado aquí en algunas ocasiones: la falta (o escasez) de una terminología específica para escribir sobre cómics, teniendo en cuenta además que en muchas ocasiones se utilizan términos apropiados de otras artes, en particular del cine. Las preguntas son, entre otras: ¿necesita el cómic un vocabulario propio? Si el cómic es un medio artístico autónomo, ¿necesitamos empezar a crear y aplicar nuestra propia terminología? A tales preguntas contestan varios críticos y bloggeros, que suelen coincidir en la necesidad de tener un vocabulario específico y propio. Por ejemplo, Derik Badman:

We need a vocabulary. Every serious discipline (arts, sciences, humanities) has a certain amount of jargon associated with it.

Por ejemplo, Matthias Wivel:

Language is always the challenge, isn’t it? For a critic of visual art this is an acute concern. How to convey, interpret and describe visual information. Text is more natural for text, which is ultimately why, I believe, many comics critics feel more comfortable writing about text, story and ‘content’ than the graphic side of the work.

Por ejemplo, Matthew J. Brady:

I will say that I do dislike the appropriation of language from other media (I hate the use of the term “camera angle” when discussing comics), unless it’s appropriate. And then there are times when I’m writing that I don’t know how to describe something, so I just make up a term (I know I probably overuse the word “cartoony”).

A mí tampoco me gustan los términos como "ángulos de cámara" aplicados al cómic, no sólo por la apropiación en sí sino porque parece dar a entender que el cómic es una disciplina artística subalterna al cine, cuando históricamente existe ANTES que los primeros cinematógrafos.

6 comentarios:

carlos maiques dijo...

Si somos apenas capaces de estar de acuerdo (en describir lo que es la narrativa secuencial -a cada uno su mccloud, eisner o favorito-, y diferenciarla de algo dibujado sobre papel, en blanco y negro o color pero de carácter no narrativo pero secuencial; o de un rasgo poético sobre otros más prosaicos, etc.), deberíamos comenzar una búsqueda de términos específicos para un medio como este? La verdad, si algo funciona -y no olvidemos que el cine ha tomado un enorme número de palabras del vocabulario pictórico, coincidente en ser anterior al cinematográfico, por otro lado-, incluso cuando así funcione,se puede modificar:cambia "ángulo de cámara" por "punto de vista", por ejemplo, y a seguir con todo el resto.

No me molesta la sensación subalterna-subordinada, por llamarla de alguna manera,porque imaginemos, cómo son, o fueron, los balbuceos del videoarte; siempre habrá algo más parecido a lo que lo precedió, y trabajos que encontrarán su tradición remontándose hacia el pasado, inventando su genealogía tal y como dijo Borges. Pero de veras no lo veo tan importante. ¿Cambiamos viñeta por panel, para siempre y para entendernos entre todos en TODOS los idiomas? Estoy exagerando mucho, claro que sí, pero de verdad, con un medio que todavía se puede permitir el no estar fijado como otros, para qué amarrarlo con sus propias cadenas específicas? Un saludo. A pesar de todo, no es una cuestión ligera.

carlos m. dijo...

Y sólo una cosa más: Espero con ganas ver pronto Los cronocrímenes. Parece muy jugosa por tus comentarios.

pepo dijo...

es chula, sí, pero no me hagas mucho caso, no te vaya a decepcionar luego. Es maja película, pero procura verla como yo, sin saber bien qué iba a ver, ni tampoco estando seguro de si era buena (como decían algunos) o mala (como decían otros, alguno incluso "malísima"). A lo mejor te parece mala, yoquésé.

santibilbo dijo...

Composición,encuadre y plano deberían ser universales ¿viñeta no lo es?.Si se imitan tecnicas cinematográficas o se pretende sugerir movimiento( lo cual es muy legítimo y estéticamente interesante) no veo mal que se utilicen terminos cinematográficos, que como dice Carlos M tambien los tomaron prestados de otras artes.No nos preocupemos,porque anda que no hay tratados de semiotica narratología,estética y al final cad escuela crítica y cad artista hace lo que le sale de los cojones, como debe ser.

pepo dijo...

"Composición,encuadre y plano deberían ser universales"

sí, y viñeta también. "Panel" es viñeta en inglés.

A mí lo de ángulo de cámara me parece una chorrada no ya por ser término del cine sino sencillamente porque ¿qué "cámara" hay en el cómic? Joder, que son dibujos.

alfred holanda dijo...

Que el cómic no tenga un lenguaje específico no es cierto. Todos utilizamos términos que no se emplean para nada más... Que haya que "inventar" palabras técnicas más concretas o apropiadas es una chorrada típica de pseudo intelectualoides de herencia pragmática anglosajona. El lenguaje es algo vivo y que se va adecuando a las necesidades que surgen (y siempre surgen y siempre el lenguaje se adapta).
No estoy diciendo que no haya que introducir términos nuevos, por supuesto. Pero no creo que haya que forzar algo que ya de por sí -como el resto de terminología técnica- va variando y acomodándose al uso cotidiano.
Pensad, por ejemplo, en todo lo suscitado por la expresión "novela gráfica"... Imaginad lo que sería si a alguien se le pasa por la cabeza hacer un "diccionario de nuevos términos para cómics"... Me gustaría verlo.
El lenguaje, también, tiene una gran carga ideológica. De ahí que, a la hora de utilizar o inventar terminología, pueda haber mil suspicacias... No se puede conducir un ente que se expande en todas direcciones por un sólo camino. Esto me recuerda al intento de "normalizar" (se dio por llamar a principios de los 80) el uso del catalán... Se intentaron imponer fórmulas linguísticas que no usaba ni dios. La televisión de la generalitat lo intentó y podías oir a Son-Goku diciendo cosas del tipo "No em se avenir!" o "Ja has begut oli!" o "Millor que toquem el dos...", que prácticamente nadie había escuchado antes. El resultado: se continua sin utilizar lo que se intentó imponer e incluso hay quien está en contra por el mero hecho de la pretensión de imposición o, como mínimo, lo que se trataba de imponer sólo da risa.
Así que, el lenguaje ya se las apaña solito, poco a poco, no hay que dirigirlo para nada...
(Por enésima vez te saludo Carlos Maiques. A ver si me respondes, aunque no caigas en quién soy).