martes, octubre 02, 2007

EL HOMBRE DEL MISTERIO


Durante tus años en Marvel, sólo fuiste dibujado una vez y fue por tu propia mano (SPIDER-MAN SPECIAL #1), mientras te quedabas fuera de las fotos del Bullpen (MARVEL TALES #1) y de las grabaciones (MMMS Kit #l). ¿Fue por propia elección?

Sí.

En 1967, en la Votación del Comics Awards dirigida por los célebres fans Mike Robertson y Ted Silly, quedaste por encima de grandes como Kirby, Wood, Frazetta y Williamson. Por un margen sustancial, además (16 sobre el segundo puesto de Kirby). ¿Qué sientes al respecto y cómo crees que sucedió?

Es la primera vez que oigo hablar de la votación, pero no siento nada en particular porque eso no me afecta de ningún modo. Una votación sólo significa que X número de personas prefieren a alguien en lugar de otro. Eso no le hace a uno mejor dibujante. El buen dibujo no puede ser decidido por una votación, por la popularidad o por los gustos o antipatías. Una preferencia no es un criterio sobre qué es bueno o qué es correcto. Todo debe ser medido con una definición clara, un criterio apropiado. Los gustos o antipatías de la gente, o sus preferencias, pueden cambiar pero no pueden afectar a un criterio adecuado que permanezca inalterado. No sé por qué cada persona votó del modo en que lo hizo.

¿Alguien o algo en particular influyó en tu estilo?

La mayor influencia de mi estilo sería que veo cosas de una cierta manera y eso significa manejarlo todo para encontrar ese punto de vista personal.

¿Cuándo empezaste en el cómic y para quién fue tu primer trabajo?

En 1953. Una compañía muy pequeña. Ni siquiera recuerdo el nombre.

De todos los personajes que has creado, ¿cuál es el que mejor refleja tus pensamientos y creencias? ¿Por qué?

The Question (y Mr. A, no puedo separarlos) ¿Por qué? Son personajes positivos, no negativos. Representan algo. Saben lo que representan y por qué mantienen esa postura. No están simplemente contra algo. Todos los criminales del mundo se oponen a sí mismos siendo robados o asesinados, pero haz que esos criminales representen a la justicia. Estar contra algo no es suficiente.

Toda persona, quiera o no, está en una lucha continua. No es una lucha física a vida o muerte pero sí una amenaza para la supervivencia de todo hombre.

Ningún hombre tiene que luchar o temer a lo sobrenatural, no existe. Ningún hombre tiene que luchar o temer a criaturas del espacio exterior. Ningún hombre tiene que luchar contra ejércitos enemigos. Las fuerzas armadas del país están preparadas para esa posibilidad. La batalla de un hombre no es contra conspiraciones extranjeras, el FBI y la CIA están equipados y preparados para manejar esa amenaza. La policía está preparada para manejar el crimen. Los problemas de salud son combatidos por la profesión médica. Ningún hombre tiene que afrontar solo ninguno de los peligros de arriba. Pero en esa lucha continua, el hombre debe afrontar constantemente solo el peligro. Nadie más puede afrontarlo o luchar por él. ¡Es la lucha por su mente! Es la lucha contra cualquiera que entre en contacto con él. Es una lucha para preservar su mente de ser corrompida y gobernada por premisas irracionales.

Un hombre es aquello que representa: ¿cuál es la postura correcta a la cual proteger y defender todo el tiempo? En la lucha, un hombre puede perder sólo si cede, derrotado por la autodestrucción, y aceptando lo erróneo como algo correcto
está actuando contra sí mismo.

Los hombres honestos, igual que los deshonestos, se hacen. El honesto se niega a aceptar lo equivocado como correcto, igual que el deshonesto se niega a aceptar lo correcto como correcto. Cada uno hace una elección deliberada.

La lucha no está reconocida abiertamente. Aceptar las mentiras, las deshonestidad, etc., o practicando evasivas, etc., no son actos delictivos. Nada salvo la propia mente humana puede protegerle de aceptar y practicar lo irracional, y de sufrir sus efectos corruptos, pero un hombre debe elegir hacerlo.

Esta es la premisa sobre la que se basan The Question y Mr. A. El mal es impotente. Una mente que se niega a aceptar o a defender la verdad, permite actuando de ese modo que existan las mentiras, les otorgan respetabilidad e influencia, rebajando de ese modo y destruyendo finalmente todo lo que tiene verdadero valor. Destruido no por el poder del mal, sino porque el bueno se niega a protegerse a sí mismo contra un enemigo que sólo podría existir con el permiso del bueno.

Que un hombre se niegue a comprender la cuestión no cambia nada. Si un hombre no sabe por qué algo es correcto o equivocado, no tiene defensas. Es vulnerable. No tiene criterios para medir, para aceptar o rechazar cualquier proposición. The Question y Mr. A son hombres que eligen saber qué es lo correcto y actúan acorde a eso todo el tiempo. Todo el mundo debería.

----------
Steve Ditko, en la única entrevista conocida. Hasta ahora pensaba que no existía ninguna, pero ésta ha sido transcrita de un fanzine de 1968, Marvel Main #4. Aprovechemos que este año se cumplen cuarenta desde la primera aparición de THE QUESTION en 1967 (viñeta de arriba y todas las páginas de abajo, salvo la que se indica, de MISTERIOUS SUSPENSE #1, RETURN OF THE QUESTION, octubre 1968) y veamos qué más cosas dijo Ditko en esta entrevista histórica:
----------

En el fandom se te conoce como Steve Ditko, el hombre del misterio. ¿Puedes explicar por qué hay un velo de misterio sobre ti? ¿Fue intencionado o simplemente sucedió?

Simplemente sucedió porque soy un historietista en el negocio de los comic books, no un actor o una personalidad del mundo del espectáculo. Cuando hago un trabajo, no es mi personalidad lo que ofrezco a los lectores, sino mi trabajo como dibujante. Lo que cuenta no es como soy yo, sino lo que hice y cómo lo hice. Hago un producto, una historieta.

Steve Ditko es el nombre de fábrica.

No hago un misterio de lo que soy, y cuando puedo explicarme adecuadamente sobre por qué hago lo que hago (como en este fanzine) me explicaré. Si una persona sabe el qué y el por qué, ya sabe todo lo que hay que saber del "quién".

¿De qué serie has disfrutado más?

The Question y Mr. A.

La mayoría de nosotros conocemos tus historias fantásticas, que eran excepcionalmente filosóficas y creaban mucha empatía con los personajes. ¿Las escribiste tú mismo? ¿Disfrutaste haciéndolas?

Me gustaría que me señalaras algunas historias en concreto y así podría saber exactamente qué comentar sobre ellas.

¿Qué serie fue la más fácil que hayas hecho? ¿Y la más difícil?

Ninguna serie es fácil para mí de hacer o dibujar debido a un crítico duro: yo. Tengo que hacer lo que considero correcto y debe hacerse de un modo que me entusiasme, así que es difícil elegir algo que me resultase fácil de hacer. Creo en contar una historia con dibujos donde 1) las viñetas tienen que ser claras. Tengo que mostrar qué está pasando. Quiero saber. 2) Tienen que ser interesantes. No creo en aburrirse mientras dibujas. Lo más difícil de dibujar fue The Question y Mr. A porque antes de dibujar una línea, tenía que hacerlos personajes positivos. Saber qué representaban, por qué era justo adoptar esa postura. Y actuar del modo en que actuaban, tener razones sólidas para demostrar su postura y sus acciones si yo era cuestionado en alguna ocasión. Tenían que ser hombres. Héroes en el sentido honesto de la palabra. Fuertes no por sus "super" poderes sino por actuar con principios justos. No la fuerza artificial del músculo, sino la fuerza del verdadero conocimiento. Nadie inocente podía sufrir o ser maltratado o castigado a causa de lo que defienden the Question y Mr. A.

No soy un escritor profesional así que es difícil ser adecuadamente objetivo con la escritura, y notar y corregir los errores. Es más fácil escribir o manejarse con la fantasía que proponer una nueva postura que debe ser claramente definida y seguida constantemente en todo cuanto se dice y hace. Eso exige una progresión lógica en el pensamiento y la escritura que deliberadamente se ignora en la mayoría de historias del cómic.

La mayor parte del dibujo debe ser minimizado a propósito. Las escenas de las viñetas deben ser interesantes pero no demasiado dramáticas. El mayor conflicto era el enfrentamiento entre lo correcto y lo incorrecto.

El mayor peligro y amenaza no era física sino los efectos destructivos de propagar y de no cuestionar las mentiras aceptadas, de la mente llevada por la irracionalidad en la elección o en la omisión. Un dibujo demasiado dramatizado hubiese rebajado el conflicto.



La retícula de viñetas uniformes de 3x3, tan apreciada por Ditko, en dos páginas consecutivas de MISTERIOUS SUSPENSE #1, RETURN OF THE QUESTION

(...) ¿Existe una fuerte similitud entre The Question y Mr. A? ¿Por qué?

Había estado pensando en un tipo de personaje que fuera diferente o que fuera un paso más allá de lo que estuve haciendo desde los primeros tiempos de Spiderman. Decidí que fuera como el tipo de Mr. A.


Página de Mr. A

Cuando Blue Beetle consiguió su propio título, necesitaban a un compañero protagonista. No quería que fuese Mr. A, porque no creí que el Code me permitiera hacer el tipo de historias que quería, así que me puse con Question, usando la idea básica de un hombre motivado por principios básicos en blanco y negro. Mientras los demás "héroes" con poderes están basados en algún super elemento accidental, el "poder" de The Question y Mr A es conocer deliberadamente qué está bien y actuar acorde a eso. Pero es una de las elecciones. De elegir saber qué es lo correcto y elegir actuar sobre la base de ese conocimiento en todos sus pensamientos y acciones… con todo el mundo con quien trata. No hay conflicto ni contradicción en su comportamiento ni tampoco en su identidad. No tiene miedo de saber o de negarse a actuar sobre lo que es correcto, no importa en qué situación se encuentre.

Mientras otros héroes eligen ser neuróticos hechos a sí mismos, the Question y Mr. A eligen ser psicológica e intelectualmente sanos. Es una elección que todo el mundo debe hacer.

¿Podrías darnos algunos datos personales? Edad, estado civil, hijos, etc.?

Es como dijiste... ¡un hombre de misterio!

3 comentarios:

santibilbo dijo...

Desde Luego Ditko tiene un nivel intelectual considerable. Ahora entiendo mejor las formidables páginas de capítulo final.Me ha gustado mucho su reflexión sobre sus páginas:sencillez y misterio,el personaje marca el tono y el estilo.Yo nunca había sido muy fan de Ditko,su Spidey me parecía sobrevalorado, salgo algunos episodios,pero la verdad es que muchas de las páginas que has ido colgando estos meses me han parecido impresionantes.Revisaré los tomos de Spidey( el caso es que mi primer comic del simpático vecino fue de Ditko,editado por montena y en blanco y negro,creo que la saga en que buscaban al gran señor, o algo así.Y me gustó mucho.Hace cuatro años la revisé y me pareció algo churro.Uno no sabe si con los años el ojo se entrena o adquiere dioptrías

Anónimo dijo...

A mi Ditko sí me ha gustado una barbaridad y todavía lo adoro.

Esa entrevista me ha dado muchas cosas en las que pensar:
¿Perdió interés Ditko en el medio cuando las historias en las que expresaba su ideologá fracasaron comercialmente o fué el medio el que dejó de estar interesado en un artista que dibujaba bajo el canon de décadas anteriores?
¿Tendría interés Ditko, después de haber hecho Mr. A, en trabajar de nuevo bajo guiones de otros?.
Si no dibujaba, ¿cómo encauzaba esa necesidad de comunicar sus pensamientos?. ¿Quizás dejó de tener la necesidad de comunicar?.

¿De qué ha vivido Ditko estos últimos veinte años?.

Y algunas cosas más puramente artísticas: Siendo Dr. Extraño tan ajeno a sus obras más personales, ¿cómo coño se las arreglaba para crear los mejores mundos oníricos jamás hechos en comic?.
No solo eso, ¿soy el único al que le parece que Ditko brilla más como dibujante en escenas de fantasía que en escenas pseudorealistas como las mostradas aqui de Mr. A o The Question?.

Un personaje que auna un gran talento, misterio y personalidad tan poco corriente; es carne de mito.


Thalcave

pepo dijo...

joer, qué comentario tan apasionado, me alegro. Sí, es una personalidad única. Y yo también me he hecho algunas de tus preguntas. Por ejemplo, de qué ha vivido en los últimos 20 años. Sí ha seguido produciendo historietas doctrinales, autoeditadas a veces, cada vez más y más discursivas y fascinantes por su rareza. Pero no creo que les hayan dado de comer ni de lejos. ¿Le habrá reconocido Marvel algunos royalties por Spiderman? Si es así, no es público, que yo sepa. No creo en cualquier caso que Ditko los pidiera, claro, no va con su personalidad y creencias. También puede ser perfectamente que siga sin ver un duro de Spiderman. Y entonces de nuevo volvemos a la pregunta, de qué ha vivido en los últimos 15 o 20 años.