jueves, octubre 25, 2007

HAY COSAS AHÍ QUE INCLUSO YO DESCUBRÍ SÓLO A LA SEXTA O SÉPTIMA LECTURA

Fue diseñado para ser leído cuatro o cinco veces; hay cosas ahí que había puesto Dave que incluso yo descubrí sólo a la sexta o séptima lectura. Y hay cosas que fueron descubiertas por accidente... en las pequeñas tomas de las bocas eléctricas, si les das la vuelta, descubres la pequeña cara de un smiley. Watchmen fue un caudal de coincidencias y mierdas raras desde el comienzo hasta el final. Cosas extrañas seguían poniéndose delante de nuestras narices, y resultaban perfectas para nosotros. Como observar fotos de Marte de la NASA y descubrir allí la cara de un smiley.


(...) [La idea del smiley vino] De los tests de comportamiento psicológico. Intentaban encontrar la abstracción más simple que hiciera sonreír a un bebé. Finalmente lo consiguieron con un círculo, dos puntos y un pequeño arco. En cierto sentido es un símbolo de completa inocencia. Poner una gota de sangre sobre el ojo cambia su significado... era una buena imagen para la portada del primer número. Fue idea de Dave... estábamos haciendo el capullo con las ideas para las portadas; sabíamos que queríamos algo radical, pero fue Dave quien dijo que deberíamos usar auténticos primeros planos, hacerlos muy cerrados, sólo un pequeño detalle... y nada humano en ninguna de las portadas. Era perfecto.

--Alan Moore, entrevistado en 1988. Dave es el dibujante Dave Gibbons, claro. El coautor de WATCHMEN.


Arriba, viñeta del capítulo 3 de WATCHMEN, con la toma de la boca eléctrica; a su lado, fragmento de una viñeta sacada del capítulo 12, con la toma desde otra perspectiva. Abajo, más formas dispersas a lo largo de las viñetas de la obra


19 comentarios:

Bruce dijo...

Siempre encuentras algo nuevo en watchmen

paciente r dijo...

Mmmm...no lo tengo para comprobarlo y escanearlo, pero hace algún tiempo viví con un watchmeníaco que insistía en que las cenizas del pobre Ronchas también formaban el esmaily de las narices (que no tiene...)

pepo dijo...

en las cenizas no veo nada... pero... en la boca de entrada a la base de Veidt, justo en la viñeta en que se ven sus restos desperdigados por la nieve... voy a subirla al post.

el tio berni dijo...

"que incluso yo descubrí sólo a la sexta o séptima lectura."

Coño, un guionista releyéndose por sexta o séptima vez su tebeo, eso quiere decir algo. Va a ser verdad que Watchmen se escribió a través de Moore y Gibbons.

Anónimo dijo...

Sigo sin pillar quién es Gibbons. ¿Tanto mérito tiene hacer unos dibujitos para ilustrar el grandioso, maravilloso, estupendo, único y esplendoroso guión de Moore?

Abogo por borrar a Dave Gibbons de los créditos de la obra y atribuírsela SOLO a Moore. Así todas las pataletas en plan "¡Watchmen TAMBIÉN es de Gibbon, ojito!" al menos tendrían sentido. :)

En cuanto a las relecturas... yo sólo llevo tres o cuatro, pero es muy divertido cada vez que te encuentras con algo nuevo.

pepo dijo...

lo que ha tenido que aguantar el pobre de Gibbons todos estos años, y no lo digo por ti... : )

Jorge Duarte dijo...

Bueno, entoces quedamos todos en que Gibbons es ese enorme dibujante, coautor de Watchmen, que puso tanto en esa obra que nunca más volvió a hacer algo ni remotamente parecido. Que sí, que Watchmen es de los dos, pero ¿quién conocería a Gibbons sin esta obra? Pues muy poquitos. ¿Y a Moore? Pues posiblemente Moore sin Watchmen no sería el autor mediatico y endiosado que ahora es, pero seguramente sería un autor de culto, tal vez hasta con cierto caracter secreto, responsable de maravillas como Miracleman, La cosa del pantano o la inconclusa V de Vendetta. Entoces, ¿tiramos del pedestal a uno para poner al otro, los subimos a los dos o dejamos las cosas como están? Yo me quedo con la tercera opción.

Jorge Duarte dijo...

Ah, y lo que me parece realmente increible es que de la unión de esos dos colosos del noveno arte, como son Gibbons y Miller, saliera algo tan idigno de sus respectivos talentos como el Martha Washinton. Verdaderamente decepcionante. Sin embargo Moore es capaz de hacer algo digno hasta cuando se alía con Rob! ¿O alguien duda que El día del juicio le da sopas con ondas a la Martita esta? Seguro que hay quien no esté de acuerdo, que hay gente pa to.

santibilbo dijo...

El primer Give my liberty es un cómic muy simpático.Supreme,Wildcats y Violator son una chorradilla( el ultimo tiene algo de gracia.Moore ha hecho tres grandes obras,una interesante y otra fallida.Y las mejores han sido de superheroes o similares

pepo dijo...

¿A qué te refieres con el MArtha Washington? Al primero o a los demás? El primero, GIVE ME LIBERTY me parece un cómic digno y con algunas cosas brillantes, pero nada extraordinario, y es sobre todo por el guión (me parece muy bien dibujado). Los demás son bastante chungos.

Gibbons es el coautor de WATCHMEN, ya lo digo en el post, y eso significa literalmente coautor: vamos, que WATCHMEN es de Moore y de Gibbons. ¿"Tirar a alguien del pedestal?" ¿A quién? Será en todo caso dejar subir al que no le dejamos subir en su momento.

"¿Dejar las cosas como estaban?" Creo que tal como estaban, puedes encontrar por ahí el ciento y la madre de reseñas de WATCHMEN refiriéndose machaconamente a Moore sin mencionar a Gibbons, "Watchmen, de Moore", "el genio creativo de Moore dio todo de sí en Watchmen" y cosas así. Y si mencionan a Gibbons, es para decir algo así como "es un error pensar que el dibujo no está a la altura del guión", dando por supuetso que la gente piensa eso. No me lo invento.

Y no es ya sólo por las horas materiales de trabajo que llevó dibujarlo a Gibbons (¿el triple, cuádruple, quíntuple que las horas que le llevó a Moore escribirlo? Siempre es así en cualquier cómic, y cuanto más detallado es el dibujo, aumenta la proporción) sino por todas las ideas que Gibbons aportó a WATCHMEN y que de manera errónea se han estado atribuyendo a Moore, como si todo-todo fuese de éste último. La planificación del 3x3 fue cosa de Gibbons, los close-ups de objetos descontextualizados, también de Gibbons (porque las portadas fueron idea de Gibbons, y eso a su vez determinó las primeras viñetas de cada episodio), y luego muchas ideas como el smiley o el cómic de piratas, también de Gibbons, que a su vez inspiraron a Moore para llevarlas más allá y explotarlas en su guión. Los diseños de personaje, Rorschach, Manhattan, todos, son cosa de ambos. Moore daba someras descripciones, pero las materializaba Gibbons, y éste último cambiaba , y añadía, y quitaba, y por tanto CREABA también. Coautor.

Lo que también está claro es que no todo estaba prefijado de antemano en el guión de Moore, como también se tiende a creer y decir, y que en cambio el proceso fue orgánico y cosa de dos; que ambos hablaban mucho por teléfono (ambos lo han contado así) y que WATCHMEN se fue haciendo poco a poco, con mucha más improvisación de la que se suele creer. Por ejemplo, en el primer número hay personajes que luego no son los que son; todo el aparato experimental de la serie sólo comenzó realmente a partir del tercer número; Moore sólo tenía argumento para 6 números, pero por varias razones decididieron extender la serie a 12 (así lo ha contado él mismo), y por eso decidió intercalar entre cada episodio de verdadera historia, otro añadido dedicado a la vida o psicología de cada uno de los personajes... El capítulo 5 se fue haciendo sobre la marcha, a razón de dos páginas de guión cada vez, los últimos números se escribieron y dibujaron a toda pastilla, porque no llegaban a las fechas de entrega, etc. etc. etc.

Y luego están los muchos detalles que es evidente que NO estaban en el guión porque el mismo Moore reconoció (él siempre ha sido un caballero con sus dibujantes), tal como he subido al post, que muchas cosas "las puso Dave" y que Moore "sólo las descubrió" después de varias relecturas.

Pues bien, a pesar de todo esto, que se puede saber leyendo las entrevistas a Moore que hay en la red (a Gibbons hay menos, apenas una o dos), la otra noche por ejemplo, documentándome para escribir un texto, estuve buscando reseñas sobre WATCHMEN. En todas ellas apenas se hablaba de Gibbons, y en todas ellas se atribuían todos los méritos al guionista, como si la serie la hubiese dibujado él también o algo así. Entonces, pues claro, Moore es el guionista y una parte fundamental, esencial en Watchmen, suya es la historia básica, el desglose en viñetas y los diálogos, pero Gibbons no se limitó a dibujar como un esclavo sin mente, sino que planificó, diseñó las páginas (empezando por el modelo de 3x3), participó en la historia y aportó ideas conforme la cosa se hacía, añadió detalles en el dibujo que no estaban en el guión, etc.

En fin,que esa creencia en Watchmen de "todo es de Moore" está muy generalizada, y seguir contribuyendo a ella es sólo falsear cómo sucedieron los hechos. Por cierto, la entrevista a Moore que cito en el post no es ninguna rareza de difícil acceso. Llegué a ella desde la entrada que dedica la wikipedia a WATCHMEN. Ya digo que hay muchas suyas en internet.

Una última cosa. Jorge, yo soy de los que piensa que Gibbons no ha superado jamás su trabajo en WATCHMEN, pero que Moore tampoco. No creo que Moore haya escrito nada tan relevante desde WATCHMEN, ni de lejos, y sí, es verdad que hay gente pa tó: casi todos los guiones de Moore para Image me parecen absolutas mediocridades, cosa que también me parece el guión de FROM HELL aunque desde otro punto de vista y a pesar de que se esfuerza por ser una "gran obra", los ABC Comics me parecen productos dignos pero con escasa o ninguna chispa creativa, escritos al 40% de las posibilidades de Moore. Y, last but not least, LA LIGA DE LOS CABALLEROS EXTRAORDINARIOS, siento decirlo, me parece una castaña muy gorda. : )
(smiley final)

vm dijo...

>> mediocre

(Del lat. mediocris).


1. adj. De calidad media.

2. adj. De poco mérito, tirando a malo. <<

Hummm...

No, mediocre no es la palabra que defina From Hell.

Pretenciosa, fallida, irregular... podríamos discutirlo. Pero, evidentemente, From Hell no es obra de un mediocre.

vm dijo...

Y, por tocar los cojones un poco y ya que hemos subido a un pedestal a Gibbons, ¿el color os parece salvable o podemos seguir diciendo que es malo?

pepo dijo...

a mí me parece muy bueno!
No sólo eso, es que tiene un sentido respecto a la historia. Uno de los temas subterráneos en W es la historia del cómic de superhéroes, ¿verdad? Desde los años 40 hasta el presente. Bueno, pues el color de Higgins rinde homenaje también a toda esa tradición de colores irreales, chillones y expresivos. No olvidemos que W se publicó en tebeos normales, de grapa, y así se coloreaba en la DC de entonces, 1986, 1987.

Dicho esto, te reconozco que en muchas páginas prefiero el color suavizado de la edición Absolute. No lo han retocado demasiado, sólo suavizado, es bastante fiel al espíritu del original.

Jorge Duarte dijo...

Entiendo lo que quieres decir y puedo estar de acuerdo en muchos aspectos; sin duda Watchmen es fruto de la confluencia de muchos elementos favorables que, como suele pasar en estos casos, hicieron posible que se obrara el milagro: un mercado maduro que permitió una visión radicalmente distintas a la habitual en el genero, la plena libertad creativa de trabajar con personajes pensados ex profeso para la obra o tres autores en verdadero estado de gracia. Porque si nos ponemos a reivindicar, como muy bien apunta vm, supongo que habrá que recordar también al bueno de Higgins, cuyo trabajo, aun más olvidado que el de Gibbons, tampoco es para despreciarlo así como así. Ya digo, en eso de que Watchmen no es sólo de Moore es difícil no estar de acuerdo. Pero sin embargo mi impresión, por supuesto muy personal y posiblemente injustificada, es que el eje central del milagro, el elemento imprescindible e insustituible es siempre Moore. Quiero decir, si el colorista no hubiera sido Higgins, el aspecto visual y narrativo de Watchmen hubiera cambiado significativamente, pero seguiría siendo, a grandes rasgos, lo que es. Si hubiera sido Gibbons el sustituido por otro dibujante, el cambio sería más radical y muchos aciertos que la hacen tan grande se perdería para siempre y estaríamos hablando ya de otra obra , de una obra diferente con unas líneas en común con el Watchmen que conocemos, pero, estoy convencido de ello, igualmente interesante. Sin embargo si quitas a Moore el proyecto se hubiera perdido por completo; no existiría nada, ni remotamente parecido. Mi opinión es que en esa época Moore había alcanzado un grado de maduración tal –recuerdese La cosa del pantano- que era inevitable que hiciera una obra radical y revolucionaria. En fin, especulaciones, pero pienso -espero- no demasiado erradas.

En cuanto a lo del Martha Washington, me hago cargo que no es muy justo meter todas las entregas en el mismo saco, pero es que por desgracia yo no disfrute nada con ninguna. Y menos para compararlo con las obras posteriores de Moore, que si bien no alcanzan los niveles de perfección de Watchmen –aquí se podría discutir mucho al respecto de From Hell; si le preguntas, por ejemplo, al bueno de Alvaro Pons te dirá que prefiere esta última- pero son otra cosa. A mi Promethea, aunque sólo sea por lo deslumbrante del aspecto formal, me parece una obra que si no la iguala al menos si que merodea por los niveles de Watchmen. O Serpientes y escaleras. O de otra manera, Un pequeño asesinato, que en ciertos aspectos hasta me parece superior.

En fin, que sí, que es necesario reconocer la labor de Gibbons, pero yo sigo sin atreverme a ponerlos, a él y a Moore, al mismo nivel.

pepo dijo...

"Pretenciosa, fallida, irregular... podríamos discutirlo. Pero, evidentemente, From Hell no es obra de un mediocre."

bueno, vale, no es muy ajustado lo de mediocre...

pepo dijo...

" el elemento imprescindible e insustituible es siempre Moore"

sí y no. Porque Moore no se dibuja sus tebeos. Y como tonto no es, suele escoger a dibujantes muy buenos, cada uno distinto en función de la obra. Siempre piensa en quién dibujará su historia, y se adapta a él. Lo que quiero decir es que si Moore colaborase con UN solo dibujante (caso hipotético) en todas sus obras, ¿seguiríamos diciendo que el elemento imprescindible de esas obras es Moore? Serían los dos, guionistas y dibujante, no?

Igual que Mort Cinder no pudo hacerse sin Oesterheld y Breccia, el Capitán Trueno sin Mora y Ambrós, los 4F sin Lee y Kirby, etc.

Jorge Duarte dijo...

En ese aspecto Moore es como el director de una película. Creo que el ejemplo del cine puede aclararnos muchos sobre el concepto de autoria: cuando hablamos de cine nadie se inmuta si decimos "El apartamento" de Billy Wilder, así, sin mencionar a I.A.L. Diamond o Las uvas de la ira, Ford y al Toland que le den. En cada película partipan decenas y decenas de profesionales, pero en pocas ocasiones se discute la autoria del director, que suele ser quien infunde a la obra de ciertos rasgos comunes y reconocibles; de una personalidad.

Supongo que con Watchmen la mayoría nos hemos dedicado a hacer lo mismo: un cómic de Alan Moore.

rorschach dijo...

Creo que es un flaco favor comparar a Gibbons con Breccia y Kirby. ;)

Yo particularmente en V de Vendetta, Miracleman, Watchmen... no sé, hasta en la Liga, veo un patrón narrativo identificable con Moore, que no veo en ningún otro guionista. O casi ninguno. O mucho más marcado en Moore, una de cuyas principales características es ser un guionista especialmente implicado en lo gráfico. Y muy amigo de innovar y jugar con las estructuras narrativas del medio, como en Greyshirt, o Promethea por ejemplo.

Aunque Oesterheld tenga un nivel similar literariamente, veo con más peso la mano de Breccia en la composición de sus colaboraciones. Y en los comics de Moore, la suya.

No es restar importancia a Gibbons en este caso, sino que (usando un símil futbolístico) Moore es así.

Bueno, ahora viene lo realmente difícil. Darle a enviar. ;)

pepo dijo...

es curioso, porque siempre se ha dicho, o se suele decir, que es el dibujante el "director de la película", porque es el dibujante el que hace "actuar" a los personajes, el que "pone la cámara", el que la acerca o aleja (planifica), el que encuadra...El dibujante. Salvo, mira usted por dónde, en el caso de Moore, en el que el papel de "director" se le atribuye a él.
Y que conste que no me parece buen símil lo del "director".

Lo del patrón de guionista, hombre, no sé: yo veo un patrón Osterheld en cualquier obra suya, sea quien sea el que la dibuje; lo mismo en Morrison, en Milligan, en Ellis, en Sfar (con dibujos de otros), en Van Hamme, en Goscinny, en muchísimos guionistas. Y es normal, es que los guionistas TAMBIÉN son autores.

En serio:no se trata de quitarle mérito a Moore,como si yo pudiera, o no tuviera ese mérito (Moore es mejor que muchos de los guionistas arriba citados), pero no hace falta exagerar ese mérito y negárselo a los dibujantes. Que también son autores.