sábado, octubre 20, 2007

CATECISMOS


A lo largo de los años cincuenta, sesenta y setenta aparecieron en Brasil unas magníficas historietas eróticas de la mano de un funcionario público llamado Alcides de Aguiar Caminha Filho. Escondido tras el seudónimo de Carlos Zéfiro, se estima que a lo largo de su vida dibujó alrededor de 800 títulos diferentes. Estas revistas, popularmente conocidas con el nombre de «catecismos», podían encontrarse escondidas en casi todos los quioscos del país, incluso durante la prolongada dictadura militar.

Zéfiro hacía todo completamente solo: el guión, las historias, los dibujos… Sus revistas introdujeron el sexo en la vida de miles de personas y contribuyeron a formar varias generaciones de apasionados de su estilo directo y erótico. Se trataba, sin duda alguna, de otra época. No había Internet, así que no se contaba con las facilidades que ofrece la Red para encontrar de todo en materia de sexo. El sexo era tabú en esa época, y las historias de Zéfiro ayudaron a liberar la libido escondida de miles de brasileños.

Por otro lado, si se analizan publicaciones semejantes de otros países de América Latina, se percibe que la colonización española resultó más castradora que la portuguesa en cuanto a la sexualidad. En los otros países, las revistas eróticas no eran explícitas y tan sólo sugerían situaciones sexuales. Zéfiro, por el contrario, no sólo enseñaba todo sino que era completamente «políticamente incorrecto», pues en sus historias encontramos aventuras del hijo con la madre o la hija con el padre, hombre con hombre, cura con cura, y demás.

Dos años antes de morir, ya en 1982, Alcides decidió hacer público que él era Carlos Zéfiro. Por desgracia, no hubo tiempo para que se hiciese un estudio en profundidad de la personalidad del creador. Zéfiro murió y nos dejó sin saber mucho acerca del que fuera responsable de haber introducido a varias generaciones en el descubrimiento del sexo.
Hace cerca de dos años, la editorial A Cena Muda adquirió de los herederos del autor los derechos de publicación de sus historietas y cada quince días vuelve a lanzar una al mercado. A través de esas publicaciones, Brasil está redescubriendo el arte y la libertad gráfica de uno de los artistas más singulares de la historia de este inmenso país.

---------
Felipe Taborda, diseñador gráfico y teórico brasileño, en un artículo sobre Carlos Zéfiro publicado en el número 59 de la revista Experimenta.


Más sobre Carlos Zéfiro, en esta web homenaje