miércoles, octubre 24, 2007

THE BEES, THE RAINBOW, THE MOON


Es cierto que, como la gente se quejaba en el blog de Heidi MacDonald, Neil Gaiman parece que lleva siempre la misma chupa. Pero, como dice Heidi hoy en The Beat, ése no es SIEMPRE el caso:


De los dos de la foto, el que no lleva guantes es Gaiman, y ya veis que no están precisamente en el rodaje de un remake de LA AMENAZA DE ANDRÓMEDA. Es decir, sí: las abejas le picaron en la mano.

Más asociaciones libres (=chorras) de ideas: nunca he sabido bien por qué, si es por algo de la letra, de la música, por la pinta de Sandman que lucía Mike Scott o por todo a la vez, pero siempre que oía esa canción de abajo me imaginaba a Neil Gaiman escuchándola constantemente mientras escribía sus guiones. A pesar de eso ;-), sigue siendo una gran canción que, me figuro, a Bob Dylan no le importaría haber firmado (de hecho, Dylan, tan poco amigo de los cumplidos, se lo dijo a Mike Scott: que le había gustado).

2 comentarios:

el editor breve dijo...

Los Waterboys...

Es que hay días que uno se levanta ochentero...

pepo dijo...

Gaiman es súper ochentero, todo él, en su concepto global. Y a pesar de lo poco (nada) que me gustan sus tebeos, me despierta mucha simpatía, me resulta muy entrañable. No sé bien por qué.