miércoles, octubre 10, 2007

EL MUNDO PERFECTO TAMBIÉN APESTA

TRES AUTORES DE CÓMIC DENUNCIAN LAS CICATRICES ENFERMAS QUE LA SOCIEDAD NORTEAMERICANA TRATA DE ESCONDER COMO SEA

Hay tres dibujantes que se dedican a aguijonear el lado bonito de las cosas. Porque no les gusta nada y porque les parece que huele demasiado bien. Tres mosqueteros de lo crudo que quieren acabar con esa obsesión por ocultar las cosas desagradables. Las cosas que no nos gustan están ahí. Aunque no queramos verlas.

Con tratamiento tremendista y cierta huella pesimista, Charles Burns (Washington, 1955) pervierte la estética de los años 50, sus valores y sus costumbres para rematar la imagen de la normalidad.

Adolescentes sin fe

¿Problemas? ¿Qué problemas? Aquí nunca pasa nada malo. Aquí lo que molesta está bajo la alfombra. Pues Burns la levanta y sonríe sardónico, se va a poner las botas. Su obra definitiva es Agujero Negro (La Cúpula), un lugar sin salida, sin referencias y sin esperanzas. El agujero negro que ha dibujado Burns se lo come todo, sobre todo, si sabe a felicidad forzada (esa americana de coche, bandera y playa).

(...)

-----------

Hoy en la sección de Culturas de Público, artículo de Peio H. Riaño sobre AGUJERO NEGRO, de Charles Burns, ODIO, de Peter Bagge, y DAVID BORING, BOLA OCHO y ICE HAVEN, de Daniel Clowes.