miércoles, abril 04, 2007

PRIMER

Hace un par de años vi una película titulada PRIMER, que volví a ver al día siguiente, casi como si fuera uno de sus personajes, de lo que me fascinó. Dirigida por Shane Carruth (1972, Myrtle Beach, Carolina del Sur), un ingeniero matemático que abandonó su trabajo para hacer cine, PRIMER demostraba que se podían hacer películas de ciencia-ficción a un precio irrisorio. Costó rodarla unos 7000 $, el precio más o menos de, como dijo Carruth, un coche usado, y se hizo con un equipo pequeño, pocos actores y usando casas y apartamentos reales que le prestaban al director sus amigos y familiares. La película, con una extraña estética que parecía retro (años setenta) sin serlo tampoco y una narrativa fragmentaria absolutamente justificada por la historia, ganó el Gran Premio del Jurado del Festival de Sundance de 2004, entre otros galardones.



5 comentarios:

elpablo dijo...

jojo,jcp, ODIO primer! no me enteré de un carajo, la foto parecía lavada con lejía, confundía a los actores cada dos por tres... ahora, como demostración teórica de un supuesto (el que no hace cine es porque no quiere), venga, entonces sí. el que sí lo flipa con la puta película es mi amigo peralta, que es astrofísico y está medio mahara, que hizo una semitesis sobre la peli (un millón de anotaciones febriles con boli bic en miles de servilletas, muy acorde con el espíritu de la peli) y que cree estar en condiciones de repetir con éxito el experimento planteado ya os contaré.
ahora, la peli, un mojón.
ja!

JCP dijo...

a mí me encantó precisamente porque se "medio entendía" pero no pillabas todas las cosas! y tú sabes que era deliberado, no era "torpeza del director"! yo por eso fui a verla de nuevo, y te aseguro que la segunda vez se entiende todo. A mí es que este rollo de quedarme fascinado por las imágenes y escenas aun sin comprenderlas del todo me gusta muchísimo.

por cierto! he vuelto a ver con unos AMIGOS the peli 300, pablo, y supongo que te agradará saber que no sólo no me aburrí sino que me gustó más que la primera vez. Tienes razón, aquel día, el de la primera vez, debía sentirme más viejo que de costumbre. ;-)

kiko dijo...

Pues a mí también me pareció muy interesante. Es una película aparentemente sencilla y con un plantemaiento bastante trillado como el de los viajes en el tiempo, pero está tan bien tratada que hace que lo veas como algo posible y no tan descabellado... por cierto,a mi me surge una pregunta estúpida... estos tíos crean una máquina del tiempo en un garage
¿Bill gates y compañía se habrán hecho ricos de la misma manera?
Un saludete kiko

Anónimo dijo...

Kiko, spoiler!!!

;)

Andresillo dijo...

No se... quizá mi trayectoria escolar en ciencias no me hace la voz más indicada para valorar "el mensaje" de esta película, pero tuve la sensación de que lo que se dice en ella ha de molar sólo por cómo suena. No entiendes nada pero debe ser importante. Realmente no entiendes nada, reconócelo, sabes lo que pasa pero sólo tienes una vaga idea de por qué puede pasar.

Supongo que eso le da cierto encanto, siempre quedará un poso indefinible, una enésima lectura por descubrir en una tarde aburrida... pero psé. Me recordó a las clases de semiótica, lo importante es cómo suena lo que se dice más que lo que realmente se dice. Aunque de eso va el arte ¿no?. (Todavía no he logrado enterarme bien de que va la semiótica pero... esa es otra historia). Al director le gusta oirse a si mismo, esa es la cuestión.