miércoles, abril 04, 2007

EL TOQUE OESTERHELD

Declaraba a Bang![1] Alberto Breccia (ese camaleón artístico adelantado treinta años a las experimentaciones de Bill Sienkiewicz) no creer en los estilos: «Los estilos son amaneramiento». El artista uruguayo prefería hablar de cambios de concepto a la hora de abordar las características plásticas de cada nueva historieta. Mal que le pesara al genial dibujante, y por mucho que estemos de acuerdo con él, no cabe duda de que sí pueden rastrearse detalles propios, ritmos, costumbres, hallazgos, aficiones e incluso manías en la obra de todo creador gráfico o literario. (...) Héctor Germán Oesterheld tuvo también un toque propio. Como en el caso de Ernst Lubitsch, la aparente sencillez de su estilo puede llevar a confusiones. Oesterheld es, posiblemente, uno de los guionistas de historieta más «literarios» que existen.
--------
Rafa Marín, en su blog. Sique aquí.

13 comentarios:

The Whale dijo...

(ese camaleón artístico adelantado treinta años a las experimentaciones de Bill Sienkiewicz)

Supongo que, chez Marín, ahorrarse una puya gratuíta sería sinónimo de úlcera de estómago o algo así. En cualquier caso, deberá revisar sus tópicos y latiguillos, porque acaban cayendo en la incorrección... "Elektra: Assassin", donde ya estaba el Sienkiewicz que todos conocemos, tiene 20 años.

30 años antes, Breccia aún no había ni empezado Sherlock Time, obra en la cual... bueno, alguna experimentación hay, pero ninguna que afecte a Sienkiewicz, diría yo.

Cuando uno se acostumbra a expresarse en base a categorizaciones que no deberían ir más allá de lo que uno suelta en los bares dando puñetazos encima de la barra, se expone a estos pequeños (pero significativos)tirones de orejas. Revise sus papeles, maestro. Si vamos a estar muchos años agotando al personal con las mismas coletillas, pongámoslas, por lo menos, al día.

JCP dijo...

bueno, pero Mort Cinder es de los sesenta, y Breccia hizo cosas pictóricas ya desde los primeros setenta, o sea, antes que Sienkiewicz. Creo que, aunque pienso que a veces RM cae en eso que comentas,en esto tiene razón.

Cuestión aparte es lo que -personalmente- me parecen esas experimentaciones de Breccia y Sienki, pero ese es un tema aparte que no viene al caso.

The Whale dijo...

Lo que quieras, pero no es treinta años antes. Esto es un dato grandilocuente y falso y, además, en un contexto donde no hacía puñetera la falta. De los primeros setenta a Elektra van quince años. Pero treinta suena más contundente, claro. Y si redondeamos... No sé, creo que hay algo enfermizo en esa necesidad no sólo de estar en el bando de los mejores, si no además de echar tierra y desprecio sobre los mejores que otros, en su inconsciencia, han elegido para ponerles un altarcito.

Tampoco entiendo que tendrá que ver Breccia con Sienkiewicz. Narrativamente no tienen nada que ver, ya desde el propio formato. Los antecedentes de Sienki están en los 70, pero en los propios USA. Y gráficamente, ambos son deudores de varios ilustradores de la misma década (o la anterior).

JCP dijo...

pues mira, ahora sí estoy de acuerdo contigo.

RM dijo...

Sherlock Time es de 1958. Elektra Asesina de 1986-87. Prácticamente treinta años: en realidad ya en Vito Nervio había juegos con distintas técnicas. Y Vito Nervio es del 47-59.

Y en ningún momento estoy diciendo que no me guste Bill, ni que sea inferior, ni ná de ná. Ni es una puya, ni un tirito, ni pollas en vinagre. Simplemente, Breccia es el primero que se plantea deformar la imagen realista de esa forma tan pictórica, y Bill hace algo parecido (y muy bien), cuando lo hace.

Y ya veo que no, ninguno compró el Yellow Kid donde salió el artículo hace varios años (no sé cuántos)

Jesús Yugo dijo...

Dicen que lo primero que pidio Sienkiewicz al llegar a España, cuando fue invitado por la Semana negra, fueron cómics de Breccia.

JCP dijo...

Puestos a buscar influencias de Sienkiewicz, más se parece a Krigstein, que era más experimental que el Breccia de Vito Nervio y de Sherlock Time, y casi coetáneo del primero y anterior al segundo. De todos modos, no era eso lo que yo quería decir (negar o no la influencia de Breccia), pero da igual.

The Whale dijo...

La influencia de Sienkiewicz para sus trabajos de los ochenta no estaba en el Breccia de treinta años antes, punto. Vito Nervio como influencia de Elektra Asesina, pues bueno... arriesgada teoría.

En cuanto a lo de la Semana Negra... ¿en qué quedamos? ¿Tenía o no tenía Sienkiewicz los cómics de Breccia? ¿O es que los quería repes?

Y en serio, sigo viendo gratuita la frase entre paréntesis. No sé, ¿era realmente necesaria o era un fleco incontrolado de la conocida faceta "no me impresionas, tio moderno" de Marín?

RM dijo...

Y dale. Que yo no estoy hablando de influencias. Estoy hablando de usar otros elementos aparte de la tinta china y el lápiz para hacer tebeos y, a partir de ahí, estilizar las imágenes para hacer tebeos que no son de humor. Eso lo hizo Breccia ya en "La Gota".

Y ni tengo flecos incontrolados ni me dejan o no me dejan de impresionar los tíos modernos. Una cosa es el que experimenta para contar y otra el que hace como que experimenta porque no sabe ni contar ni dibujar.

Parece, señor ballena, que quiere usted escribir mis textos por mí, ya que parece sobreentender cosas que no digo.

Jesús Yugo dijo...

Seguro que los quería "repes", los americanos son muy raros.
La principal influencia de Sienki en Elektra y trabajos posteriores viene de Robert Peak y de Bernie Fuchs.

Anónimo dijo...

ni pollas en vinagre

JCP dijo...

se me olvidó esto:

"Y ya veo que no, ninguno compró el Yellow Kid donde salió el artículo hace varios años (no sé cuántos)"

bueno, tengo un par de Yellow kids, pero creo recordar que éste no. De todos modos, la pregunta se te puede hacer a ti también. Por curiosidad, ¿tú tienes en casa todas las revistas que se han publicado en España? ¿Por ejemplo, todos los DOLMENs que se han editado hasta ahora? etc.?

RM dijo...

¿Es una pregunta con trampa?

Tengo siete u ocho Bangs, los CCCI, el único Golem, casi todos los Wendigo, los Sunday, U... Repartidos entre mi casa y la de mi mamá, que no cabe todo en el mismo sitio.

Vamos, lo normal.