domingo, octubre 14, 2007

LAS 4:00 AM DE LA MAÑANA

Las cuatro de la madrugada. No puedo dormir. Sé que si espero a las ocho para levantarme, necesitaré dos días para acabar "El Gato del Rabino". En un día normal sería imposible. Soy un bruto. Me levanto.

Cuido de no hacer crujir el parquet para no despertar a Tautmina, pero mientras me ducho oigo que ha puesto en marcha su tortuga/luz nocturna/musical. Se ha despertado y es por mi culpa. Sé que cuando me haya ido, Sandrina tendrá que levantarse para hacerla dormir de nuevo. Espero que se vuelva a dormir fácilmente. Soy un gilipollas con mis dibujos. Ser así me hace sentir mal. Me juro que voy a cambiar, pero ya que estoy en la calle, iré a trabajar. Mientras busco un taxi, empiezo a tocar "Il est cinc heures, Paris s'eveille" ("Las cinco de la madrugada, París despierta") con la armónica. Y me doy cuenta de que son las cuatro y media, que París duerme y que yo soy el rey de los egoístas por hacer tanto ruido y tocar los huevos a todo el mundo con mis dibujos. A las cinco de la tarde, mi álbum está terminado. Para celebrarlo, me voy a Pigalle y me compro una grabadora multipistas y un micro. Compro también un método de solfeo y unas púas metálicas para poder tocar bluegrass con mi banjo.

--------

Joann Sfar, en PARAPLUIE, uno de sus diarios de la serie LES CARNETS DE JOANN SFAR. Escaneo de la página y traducción, cortesía de Manel (gracias). La traducción de los bocadillos:

-¿Quéhacesestásloco?
-Voy a terminar el trabajo
-Estás loco

8 comentarios:

Alfred Holanda dijo...

Bueno.... pues guay ¿no?... En fin,... no sé qué decir... Vale, estupendo... No le veo mucho el sentido a esta incorporación al blog... Sé que se debe a que, sencillamente le apetecía al que lo haya metido y punto...(creo, claro. Quizá tenga otro objeto que se me haya pasado, no sé, ilustrar algo, querer decir algo...).
En fin...
Da la casualidad de que "Parapluie" es uno de los dos "carnets" de Sfar que tengo y me ha hecho gracia. La verdad es que hay páginas que merecen mucho más la pena, tanto conceptual como gráficamente (me gustan mucho la 90 y siguientes...). Pero ponte a elegir.
Lo interesante del asunto es que este tipo de cuadernos da fe de hasta qué punto llega el interés del público galo por sus autores preferidos. Si los cuadernos de anotaciones son susceptibles de ser publicados por las editoriales, aunque se trate de las más underground-enrolladas (L' Association, en este caso), es porque saben que el material tiene salida y público. Lo cual nos muestra el momento por el que pasa el cómic en el pais vecino.
Y eso que los cuadernitos no son precisamente baratos ("Ukelélé cuesta como 36 €. No me quiero ni imaginar lo que costarán las más de 400 páginas del cuaderno del viaje a la India de Sfar...).
En definitiva: muy bien -como siempre- por los autores y editoriales y a ver si aprendemos de una puta vez algo de los de aquí al lado que, desde la revolución parece que mirar hacia el otro lado de los Pirineos es algo malo contra lo que resistirse...
Mejor nos irian muchas cosas si, de vez en cuando, dirigiéramos nuestro interés hacia aquí al lado en lugar de mirar tanto al otro lado del Atlántico...
Vive la France!!!

paciente r dijo...

pos mira, esta entrada ya ha llevado a una reflexión...

ID dijo...

Es un gigante, un hombre completo, este Sfar. A mí me expande, el tío, me hace llorar de alegría muchas veces. Y no le encuentro parangón en el cómic de hoy. Ni en el cine ni en la literatura ni, nos ha jodido, en el mundo del arte.

manel dijo...

Le mandé la página a Pepo porque llevábamos días hablando de vidas de gente que parece que lo pasa mal trabajando, o que ha tenido biografías así como intensas, y de repente lees a Sfar, que se hace cuatro páginas en un día, que sus problemas son puramente domésticos y que, para celebrar las doce horas que ha trabajado ese día, se compra un mini estudio de grabación: me parecía que había un claro contraste con las biografías de Miller, Ditko o Kirby que de vez en cuando despuntan por aquí, nada más.

También me llama la atención, por ejemplo (acabo de leerlo), cuando tiene que acabar un guión de forma urgentísima (tiene a Yoann ¡cuatro meses! en paro porque ha perdido la sinopsis y no se concentra para reescribirla)... De entrada, el tio intenta escribir en los bares, y se planta, uno después del otro, en Les Deux Magots y el café de Fiore, los cafés literarios de toda la vida de París (hoy pasto de turistas más que de Margaritas Yourcenars, pero en fin) pero... ay, no se concentra, hay mucho ruido, demasiada presión. Luego no sabe qué hacer y decide que se irá a escribir a Escocia, donde sí estará tranquilo. Ah, pero Trondheim le llama por teléfono y le dice que se vaya a Montpellier, a su casa. Vale, acepta, “voy esta misma noche” y... sorpresa, en la maleta, que hacía mucho tiempo que no abría, estaba la sinopsis perdida. Pero va a Montpellier igualmente, a celebrarlo, por qué no. Todo el proceso, recordemos, con un pobre dibujante esperando el guión de brazos cruzados en su casa: si esto no es pachorra, ya me diréis. Pero tampoco hay que preocuparse: el dibujante también va a Montpellier chez Trondheim y allí improvisan todos unas canciones (con el nuevo banjo/ukulele de Sfar) sobre el servicio ferroviario.
Claro, luego ves al marciano de Ditko, la infancia de Kirby, los planteamientos tan radicales de Miller, y hay un contraste, hay un contraste. A lo mejor no es muy-muy interesante, pero haberlo haylo.

(Buenas, Rubén. A ver si te llamo un día de estos...)

álvaro ortiz dijo...

me mata no saber francés, y de mata aún más cada vez que veo los diarios de sfar

creo que lo que está haciendo este hombre no lo hace nadie, semejante nivel de producción, y de tal calidad...ufff es un monstruo y punto

por mi podéis traducirllas páginas que queráis, que yo por lo menos me las leeré

cambiando de tema, un par de fotos del concierto de menomena y craig thompson en mi blog www.veranomuerto.blogspot.com

no aportan mucho a las que se han visto ya por ahí, pero bueno

saludos

alfred holanda dijo...

Si señor! Sí señor!
Ya van más de una (reflexiones a propósito de esta entrada, Paciente...
No me referia a que no iba a suscitar nada, sino al porqué de esta en particular...
Además, como podemos ver todos, Sfar nos tiene embelesados al 90% de la gente que leemos tebeos... Es un puto monstruo el cabrón...
No sé si he pillado bien cuando alguien habla de "pachorra"... ¿"Pachorra"? ¿Un tipo que en 10 años ya ha hecho más páginas que muchos en toda su puta vida? Más bien yo diría lo contrario: produce tanto que es complicado abarcarlo todo... Por mi parte, yo he decidido "obviar" (de momento, claro) "La Mazmorra" en bloque... No sé si hago bien, pero es que con todo lo demás (icluídas las historias más viejas, los "carnets", las historias serializadas del "Lapin", etc... y, sobretodo, las colaboraciones con Blain... ¡Hijoputa! ¡Es inconmensurable! A mi también me lleva hasta el nudo en la garganta en más de una ocasión.
No sé si alguno se le puede comparar pero, quizá un poco, lo que está comenzando a hacer Blain en solitario (el "Gus" es cojonudo) y, no sé, ¿qué tal Blutch?... Aunque no se ha traducido apenas nada aquí... Pero en cuanto saquen "Peplum" y la "Vitesse"...

alfred holanda dijo...

Ah... Vale... Ahora he releído tu entrada, Manel, y he pillado lo de la "pachorra"... Disculpa por "utilizar" tu expresión en sentido equivocado, pero me venía a huevo...
Si, la verdad es que en los "carnets" se pueden leer muchas cosas acerca del dia a dia de Sfar... Me parecen mucho mejores que los de, por ejemplo, Chris Ware, con tanto coñazo de complejo de lo mal que lo hace, que vaya mierda, que porqué no lo deja todo... El tipo está considerado como un revulsivo del cómic en los últimos años y no hace más que quejarse el capullo...
Suena a "falsillo"...
En cambio Sfar se nota que se lo pasa de puta madre. Hay veces en que hasta me da palo leer sus cuadernos por ENVIDIA...
Recomiendo efusivamente el "carnet" del viaje de Blain al Polo... Una maravilla.

elpablo dijo...

viva la vida chiquitita!