miércoles, mayo 09, 2007

LA FELICIDAD ERA ESO

No sorprende que la carrera de Blutch (Christian Hincker, Estrasburgo, 1967) arranque en 1988 en un mensual como 'Fluide Glacial', capaz de mantenerse durante 30 años en la misma e inamovible oferta: el humor, el culto al gag por encima de cualquier otra consideración. Y aunque adaptarse a ello no le supone a Blutch esfuerzo alguno, en poco tiempo la mecánica de la comicidad se le queda pequeña a un autor tan inquieto, y así sus primeras series, especialmente la saga "Mademoiselle Sunnymoon" (Fluide Glacial), ya se distinguen por una sofisticada mezcla de poesía y nonsense poco habitual en la publicación.
-------
Así comienza el artículo sobre Blutch que ha escrito Manel Fontdevila para el número de mayo de la revista Rock de Lux.