martes, mayo 22, 2007

POLÍTICAS SESGADAS DE LOS PODERES DOMINANTES

Según informa Touten BD, la película, presentada en la selección oficial del Festival de Cannes, no ha gustado en las altas esferas políticas de Irán, ya que según una fundación dependiente del Ministerio de Cultura de este país, “presenta un escenario irreal de las consecuencias y los logros de la revolución islámica”. Además, dado que es la única película iraní elegida por el festival para su Selección Oficial, dicha fundación acusa a los organizadores de “actuar en conformidad con las políticas sesgadas de los poderes dominantes”.
--------------------
Parece que 300 no es la única película que no ha gustado al gobierno iraní.

1 comentario:

juanan dijo...

Supongo que debe ser la versión persa del contubernio judeo-masónico