miércoles, mayo 23, 2007

"CRITICAR UNA RELIGIÓN NO ES RACISMO"

Pregunta. ¿Ha ganado el juicio definitivamente? ¿Habrá una apelación?

Respuesta. Había varios demandantes. El principal, la Gran Mezquita de París, además de la Unión de Organizaciones Islamistas en Francia (UOIF), que son radicales, y la Liga Islámica Mundial, que son wahabíes, pagados por Arabia Saudí para islamizar en tierra cristiana. Son misioneros. Cuando ganamos, la Gran Mezquita de París, que está a las órdenes de las autoridades francesas y a favor de la integración en la vida publica, dijeron: "Estamos contentos". Esto es lo más importante, porque representan oficialmente a los musulmanes de Francia. Quienes recurren son la UOIF y la Liga Islámica Mundial. Lo más interesante es que los representantes de los musulmanes, por así decir, modernos, se han disociados de los radicales. El recurso es menos peligroso.

P. ¿Ha tenido miedo?

R. No me lo he planteado. He hecho lo que creía que debía hacer y he tenido protección policial cuando ha sido necesario. Desde hace seis meses creemos que la situación se ha calmado, pero cuando era más tensa recibí amenazas de muerte. Había un tipo que me quería asesinar. Un salafista que me enviaba cartas anónimas. Hace cuatro meses lo arrestaron, ha sido juzgado y condenado.
------------
Philippe Val, director del semanario Charlie Hebdo, entrevistado en El País.

4 comentarios:

Urbs dijo...

Que esta muy bien lo de Charlie Hebdo, pero... ¡¡El Jueves cumple hoy mismo 30 años!!

pepo dijo...

sí, acabo de actualizar antes de leerte.

jmm dijo...

Me cago en dios.

Las religiones me merecen el mismo respeto que cualquier otra superchería, es decir: NINGUNO.

santibilbo dijo...

Hombre Jmm el arte también es una superchería..., de hecho se alimenta,creo, de la misma necesidad, se forja con las mismas herramientas y participan de la misma fuerza simbólica.
A propósito, Savater ha escrito un libro muy agrdable sobre el asunto,con ese aire tan volteriano de filosofía de café,esa que estimula,ensancha y divierte.Por cierto, a mi los huevos de Charli Hebdo me dejaron pasmao,eso sí es tener conciencia de lo que es una sociedad laica,igual que se la jugaron esos ilustrados que ahora nos parecen tan obvios,pero a los que los panfletos les hacían salir por patas al exilio