sábado, abril 07, 2007

(UN)POPULAR CULTURE

El tío Berni, al que nada se le escapa, me acaba de escribir para avisarme (--gracias, por enésima vez) de esta entrevista a Bart Beaty que enlaza hoy mismo The Comics Reporter.

Beaty, Profesor Asociado en la Facultad de Comunicación y Cultura de la Universidad de Calgary y especialista en cómic europeo (escribe reseñas sobre ellos tanto en Comics Reporter como en la revista The Comics Journal) acaba de ver publicado su libro UNPOPULAR CULTURE: TRANSFORMING THE EUROPEAN COMIC BOOK IN THE 1990s (search inside!), un recorrido por los últimos quince años del cómic europeo, sobre sus autores más relevantes y sus fenómenos más llamativos (como el de la autobiografía convertida en signo de identidad de esta generación), y sobre cómo este movimiento ha transformado profundamente el panorama de nuestro continente dándole la vuelta a tradiciones dominantes desde el final de la Segunda Guerra Mundial, rechazando formatos habituales del cómic europeo e incorporando tendencias experimentales y de vanguardia asociadas normalmente a las artes plásticas:

In the last 15 years or so, a wide community of artists working in a variety of western European nations have overturned the dominant traditions of comic book publishing as it has existed since the end of the Second World War. These artists reject both the traditional form and content of comic books (hardcover, full-colour ‘albums’ of humour or adventure stories, generally geared towards children), seeking instead to instill the medium with experimental and avant-garde tendencies commonly associated with the visual arts. Unpopular Culture addresses the transformation of the status of the comic book in Europe since 1990. Cita extraída de la información que da la editorial del libro, University of Toronto Press, que añade:

Cada vez más, los historietistas buscan representar un aspecto tradicionalmente degradado de la impopular cultura popular, transformándolo mediante la adopción de valores prestados del campo de las "bellas artes". El primer libro en inglés que explora estas cuestiones, Unpopular Culture, plantea un desafío a las historias heredadas del arte y la cultura popular que menosprecian las anomalías históricas significativas en favor de narraciones más convencionales. Al seguir los esfuerzos de un gran número de artistas para poner en entredicho la hegemonía de la alta cultura, Bart Beaty formula importantes preguntas sobre el valor cultural y su lugar como importante elemento de estructuración en los procesos sociales contemporáneos.

Echemos un vistazo rápido al índice del libro, que incluye capítulos como "El modernismo posmoderno del cómic de vanguardia" o "La autobiografía como autenticidad":


Beaty opina en la entrevista que hay muchas similitudes entre lo que se está haciendo en el cómic norteamericano de ahora y el cómic europeo, incluso que el cómic estadounidense va algunos pasos por detrás de Europa. También que el fenómeno del 'crossover' de autores indies produciendo material mainstream (como Dylan Horrocks o Beto Hernandez escribiendo historias de superhéroes) es muy similar al modo en que Trondheim, Sfar, etc. se mueven desde pequeños editores a las grandes editoriales sin abandonar totalmente a los pequeños. Beaty también comenta cómo está existiendo un intercambio creciente entre los dos mercados, traduciéndose para Estados Unidos mucho material europeo (y viceversa, creo yo). A la pregunta de si cree que los cómics están ganando el interés de los académicos poco a poco, Beaty dice que sí. Que hace tiempo creía que había docenas de profesores universitarios especializados en cómic a lo largo del mundo, pero que ahora cree que hay cientos. Y que la tendencia va a continuar. Que queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar el nivel de los historiadores o de los profesores de literatura, pero que también es un campo en crecimiento. Y que a eso ayuda el hecho de que cada vez hay más variedad de cómics, lo cual atrae a gente con todo tipo de formación académica.

En el curso de la entrevista, Beaty también comenta que el libro salió diez días antes del Festival de Angulema, así que se llevó copias del mismo y se las dio a los autores con los que habló. Uno de ellos fue Max, con quien cenó y habló acerca de la idea de los tebeos como cultura popular y sobre la postura de Beatty de que se están volviendo "impopulares". Aunque Max no estaba de acuerdo con él, cuenta Beaty, tuvieron una conversación muy buena:

The book was released about ten days prior to Angoulême and I took a lot of copies with me to give to the artists whose work I talk about. Most of them, of course, didn’t have time to read the book during the Festival, which is a hectic weekend. But by the Saturday night I started hearing from a few people who had read the parts about themselves. No one has been angry, which is great! For the most part the discussions have been excellent. I had a long talk with Martin tom Dieck about the nature of the avant-garde, for example. And at dinner with Max we talked a lot about the idea of comics as popular culture and my contention that they’re becoming “unpopular”. Max didn’t like that, since he very much sees his work as popular, but we had a very good back and forth about it.

1 comentario:

Mario Lucioni dijo...

Tengo la impresión, a juzgar por los artículos en el Comics Journal, que Beaty no conoce mucho la historieta española de los 90, y por ello no sale de Max y Martí, los autores que han sido mayormente publicados por los alternativos franceses y norteamericanos.