domingo, octubre 01, 2006

"UNA VERDADERA PRINCESA"

Marjane Satrapi es una exiliada iraní y una antigua punk y traficante de drogas. También se convirtió en la novelista gráfica más importante del mundo, cuyo oscuro trabajo autobiográfico está cambiando nuestro punto de vista sobre la vida cotidiana de Irán.

"Odio a ese hombre más que a ninguna otra cosa humana sobre la Tierra. Si hay una sola criatura en el planeta que deteste, es ese gilipollas. Es despreciable. Me repugna. Porque no es más que un mierda, un maldito cabrón".

Son los pensamientos de Marjane Satrapi sobre nuestro Primer Ministro.

"¿Un político laborista?" Sigue. "Y una mierda. George Bush es un bufón, manipulado por gente mucho más inteligente que él. Puedo perdonar a Bush porque es un maldito idiota. Pero Blair no es estúpido. Y con la inteligencia que claramente tiene, haber legitimado este belicismo es imperdonable".

Satrapi raramente concede entrevistas, pero cuando lo hace, la falta de confianza en sí misma no parece un problema. Entrando en la oficina, en el estudio de París de la mujer que un observador francés llamó "una verdadera princesa", la primera cosa que ves es un poster que dice: "Jódete". Tiene la gripe, me dice, y enciende una serie interminable de cigarrillos Winston, y puede que no sea capaz de expresarse con su vigor habitual.

La artista iraní, ampliamente reconocida como el nuevo talento más relevante de la novela gráfica, está en el momento más estimulante de una carrera: aún desconocida por la mayoría, incluso en Francia, pero al borde de una fama intercional más grande.

(...) Hace un par de años, cuando a Catherine Deneuve le preguntaron por su autor favorito, contestó: "Marjane Satrapi. Adoro su trabajo. En persona", añadió, "es impresionante".

"Las mujeres iraníes son cien veces más fuertes que las mujeres que veo aquí", dice Satrapi. "Las mujeres parisinas se pasan toda la vida sollozando. 'Oh'", dice adoptando un tono lastimero, "Soy tan fuerte -o quiero decir débil-, ¿has notado cómo mi estómago no es tan liso como solía ser? -¿y piensas que soy tan atractiva como podría ser?' La gente me dice que soy fuerte; deberías conocer a las mujeres en Irán".

(...) Escribiste que [en Austria] estabas colocada todos los fines de semana. ¿Cómo?

"No quiero hablar sobre eso. La única droga que uso ahora es la nicotina. (...) "En casa [en Irán] yo era mimada como una princesa. En Viena fui tratada como basura. Hoy no me importa una mierda porque me doy cuenta de que todo racista es un cretino". Y entonces intentaste suicidarte, tal como describes en PERSÉPOLIS, cortando tus muñecas y tomando una sobredosis. ¿Qué te llevó a eso?

"La desesperación. No quiero seguir. Es personal". (...) "Pero", continua, "acepto la muerte como una opción. No la niego. Sé que moriré, igual que un gusano".

¿Un gusano?

"Bien, un gusano y yo", y añade sin ningún signo de ironía, "son dos cosas completamente distintas. Pero soy consciente de que moriré por las mismas razones fisiológicas que un gato, una rata o un gusano".

(...) "En Irán es verdad que las mujeres tienen la mitad de los derechos que los hombres. Y todavía el 66% de los estudiantes son mujeres. Mi madre siempre decía que tenía que ser 100 veces mejor que un hombre. Trabajé duro con las matemáticas, y aprendí cuatro idiomas" (Habla iraní, alemán, francés e inglés).

"Existe una concepción errónea en Occidente de que todos los iraníes son escoria, que todos los hombres fuerzan a las mujeres a casarse, y entonces les pegan, y que todo el mundo es fanático. Es como argumentar que la sociedad en Occidente está representada por la Inquisición". Te recuerdo diciendo que en cualquier país el 8% de la población es estúpida. Desde una perspectiva inglesa, suena bastante conservador...

"Creo que dije el 15%", dice Satrapi sin sonreír. "En Francia, el 15% vota a Le Pen. En Irán tienes, grosso modo, un 15% que cree en la violencia extremista. La estupidez es internacional. La estupidez está en todas partes."

(...) "En Irán, si un hombre te toca, tienes que pegarle. Si alguien me toca, le pego en la boca. Es así de simple. Me pasó en el metro la primera vez que vine a Francia en 1994. Así que le pegué al tipo. El vagón entero empezó a mirarme descaradamente como si estuviese loca. El empezó. No estoy diciendo que sea feminista. Si una mujer me toca, también le pego".

(...) Satrapi dejó su país por segunda vez con 24 años, y completó otra titulación sobre arte en Estrasburgo. Satrapi llegó a París con poco interés por las novelas gráficas; un amigo le presentó a los miembros de L`Association, ahora una editorial de cómics legendaria. Dice que entonces fue animada por un miembro destacado de ese grupo, Pierre-Francois Beauchard, cuyas novelas gráficas aparecen bajo el nombre de David B. Sus libros, más intrincados en estilo, también son en blanco y negro y, como Satrapi, se centran en el trauma familiar.

Una vez dijiste que David B. dibujaba como los dioses, aunque consideras que tú estás menos dotada. "Sí,", dice con sólo una vaga sonrisa. "Hemos cambiado de estilo desde entonces. Yo tengo mi propio estilo. He aprendido a comunicar emoción usando muy pocos detalles". La simplicidad, insiste, es una virtud. "Es como el film de PERSÉPOLIS. No tenemos 300 millones de dólares. Tenemos 3 millones. Puedes gastarte 300 y producir una mierda absurda como TITANIC. Truffaut hizo películas maravillosas con presupuestos pequeños. Tienes dibujantes que básicamente te dicen: 'Mira cómo he dibujado este brazo -¡Puedes ver realmente las venas! Maravíllate de mi virtuosismo'. Eso no va conmigo."

"En mi estudio", continúa, "no somos diletantes cuya motivación es: lo he creado yo y por lo tanto es grande. (...) Como la Bienal de Venecia del año pasado -vaya cantidad de mierda. Mi culo produce trabajo más interesante que aquello. Ninguna idea, ningun técnica. Aquí, trabajamos, trabajamos y trabajamos. Nuestra película estará para el año que viene. Creo que destacará."

Ella vive ahora con su segundo marido, en un distrito de moda en París. "Es un occidental", se abre, en un momento poco habitual de candor. Es de Suecia, ¿no? "Lo es". ¿Cómo se llama? "No te lo voy a decir." ¿Es artista? "Eso es privado". No te voy a preguntar el pie que calza. "No te lo diría".

(...) "Sí, estás en lo cierto. Le llamé POLLO CON CIRUELAS porque era su plato favorito -el murió en el momento en que dejó de apetecerle". La muerte no es precisamente un tema raro en tus libros. "Pienso mucho sobre mi propia muerte. Tuve un pariente que fue el único superviviente de un accidente de avión. Seis meses después, le atropelló una bicicleta, y murió. Este tipo cayó desde 20.000 pies y vivió. Creo que hay un momento en que se supone que has de morir". Aunque Satrapi insiste en que no es religiosa, dice que "soy consciente de que hay un mundo visible, y otro mundo, un mundo parelelo. Sé que, cuando me concentro, hay cosas que quiero, y que suceden. Sueño cosas, y suceden". ¿Por ejemplo? "Una vez avisé a mi padre para que no hiciera un viaje por carretera. Había soñado que tenía un accidente de coche. Dijo: "ok, cogeré un avión". El vuelo se canceló; fue en un Land Rover. Se despeñó por un monte. Se despellejó toda la espalda. Fue horrendo. Ese tipo de cosas. Tengo esos sueños todo el tiempo. No estoy diciendo que crea que eso significa que existe un cielo y que voy a ir a él. Moriré como un miserable gusano, y me pudriré hasta convertirme en abono. Pero también sé que existen poderes que no podemos medir todavía."

(...) Creo que nunca he conocido a una fumadora tan entusiasta. Hablando sobre Catherine Deneuve, Satrapi dice: "Tiene todas las cualidades que me gustan de la gente: es divertida, es inteligente... y fuma." Tengo la sensación, de que, para ti, los cigarrillos representan algún tipo de rebelión. ¿Por qué crees que algunos odian tanto el tabaco? "Creo que es algo sexual." Se lleva un Winston encendido a sus labios y aspira. "Lo pongo en mi boca. El humo entra en mi cuerpo, a través de un orificio. Me produce placer. Y se va...." Exhala. "por el mismo orificio. Creo que eso les recuerda.... algo."

(...) ¿Crees que podrás regresar a Irán?
"No estoy segura de que sea un caso de 'no poder'. Digamos que me dijeron: 'regresa y te ejecutaremos'. Algunos ven como una obligación morir por tus principios. Pero si morir por tus principios funcionase, el mundo sería ya un paraíso, teniendo en cuenta los millones que han perecido por su ideología. Estoy feliz de morir por mis principios -pero muy, muy lentamente".

Mencionaste una vez que tu madre siempre decía: "Oh no, ¿cuándo empezará la próxima guerra?" La portada de la semana pasada en TIME magazine hacía la misma pregunta a Irán. ¿Crees que deberían tener armas nucleares?

"Tienes que recordar", replica, "que el presidente [Mahmoud Ahmadinejad, la principal fuente de declaraciones belicistas sobre Israel] no ejerce el poder real en Irán. Sobre él, tienes al Consejo de Guardianes, y sobre él, el Líder Supremo. Y no olvides de que Irán fue atacada durante ocho años, con el apoyo de USA a Saddam Hussein. Y que en 1953 los ingleses y americanos terminaron con la democracia en mi país mediante un golpe de Estado" [fue la llamada "Operación Ajax", concebida por los británicos y ejecutada por la CIA, que buscaba -con éxito- apropiarse de las reservas de petróleo iraníes].

Hace una pausa. "Por supuesto que el régimen no debería tener armas nucleares. Pero George Bush, este loco que ha invadido Irak y convertido la región en algo cien veces más peligroso de lo que era... ¿debería tener la bomba?"

(...) ¿Qué has aprendido de la experiencia en tu vida? "Dos cosas. La primera, que durante años la gente en el poder ha estado vendiendo la ilusión de 'civilización'. La definición de una sociedad civilizada es que no está hambrienta. Coge París, corta la electricidad y el agua, y vacía los supermercados. En tres días la gente se matará entre sí y se comerá los cadáveres. La noción de civilización es la mayor presunción ilusoria del mundo. Ésa es la primera cosa."

¿Y la segunda?

"Que el esfuerzo para preservar la vida humana sobre la Tierra es ya una causa perdida. El mundo está ya en tal estado que no creo que pueda recobrarse. Incluso desde que los americanos atacaron a Irak, me preguntaba 'Dios, ¿qué haremos después? ¿moriré de causas naturales, o en la Tercera Guerra Mundial?' Cada elemento que se requiere para prender ese conflicto ahora está en su lugar. Y esa guerra terminará con toda la vida humana."

"Pero será una bendición, porque creo que el planeta estará mejor sin nosotros. Con unos pocos gatos y ratas, creo que el mundo sería un lugar mucho más feliz. Con los gatos y las ratas", repite, "y los gusanos".

______________

Una entrevista a Marjane Satrapi (Rasht, Irán, 1969) de Robert Chalmers, hoy en THE INDEPENDENT.

20 comentarios:

Stereotopffer dijo...

Que alguien me corrja si me equivoco pero:

" she reminds me of what southern Spaniards say about the Basques, namely that they are so secretive that, when you meet them in a lift, they won't tell you if they're going up or down."

¿No era una escalera? ¿ No eramos los gallegos?

JCP dijo...

ja, ja. Sí, ambas cosas. Ni vascos ni ascensores, gallegos y esceleras.
Bueno, así se transmiten los dichos populares. uno oye una cosa y luego, cuando intenta recordarla, ya se sabe...

molina dijo...

"Marjane Satrapi es una exiliada iraní y una antigua punk y traficante de drogas."

Y de familia "bien", creo recordar.

JCP dijo...

Bien recordado.

Al margen, quiero comentar una cosa: la gente que tiene sueños premonitorios chungos sobre alguien, no sé si es consciente -y debería serlo- que revelárselos a la persona implicada supone crearle en su inconsciente una profecía que luego tiende a cumplir. Lo de la autoprofecía cumplida es algo bastante aceptado por los psicólogos (que alguno me corrija si me equivoco), y por eso es delicado "predecir" el futuro a la gente, sobre todo cuando son cosas chungas. Porque el inconsciente tiende a cumplir la "profecía", sea como sea.

JCP dijo...

En otras palabras, decirle a alguien que has soñado que va a tener un accidente de coche -o de otra cosa- es muy peligroso, porque estás condicionando a esa persona para que lo tenga y se lo provoque inconscientemetne.

Alfred dijo...

Va un poco de guay y de malota la mujer, ¿no?

"Si alguien me toca, le pego en la boca. Es asi de simple." ¿Qué es, una especie de borrico, que solo sabe dar coces?

Y comprendo que no son los temas más trascendentales, pero, ¿qué sería preferible, que las mujeres parisinas se preocuparan constantemente por su penosa situación, como las iraníes, o por esas banalidades de las que parecen preocuparse?

Ya digo, parece ir de guay y de malota, y probablemente fuera la más pija de Irán, como apuntaba Molina, porque en otro caso no podría haberse dado tanto garbeo por el extranjero estudiando esto y lo otro.

Un saludo.

P.D.: No creo que el inconsciente de alguien pueda hacer que cancelen un avión.

JCP dijo...

por supuesto, pero sí es capaz de dar un volantazo por despiste, y salirse de la carretera.

JCP dijo...

.... y más teniendo en cuenta que intentó coger el avión porque su hija le dijo que no fuese en coche, que era su primera y definitiva intención.

alex orbe dijo...

Pues a mí me gusta que de vez en cuando, y en esta asquerosa época de corrección política, alguien hable de forma tan directa, como escupiendo las frases, estés o no de acuerdo con sus opiniones. Y por la tangente ¿por qué no se puede decir CULO en la tele o en un periódico?¿por qué se sustituye por trasero que es una palabra que nadie utiliza?
Otra... ¿por qué photobucket (un espacio personal para subir imágenes a foros,etc)permiten cabezas cortadas ensangrentadas pero me eliminan dibujos en los que sale una teta? A-R-G-H

Rocio dijo...

Satrapi, si estás leyendo esto (que no creo porque no has aprendido español, que ya te vale), el hecho de que tú lo hayas pasado muy mal en tu vida no te da derecho a criticar el comportamiento de las demás personas, y sobre todo de las parisinas, que te han dado un hogar y una oportunidad de ser famosa (que bien sabe Dios que no te mereces) porque tu cómic es lamentable. No te pongas a hacer cómics y dedícate a lo tuyo, fumar y morir como un gusano. Y deja la oportundiad de ser feliz a gente que sí sabe valorar las cosas buenas de la vida.

Anónimo dijo...

No me gusta esta mujer.

Anónimo dijo...

Ayer fui al Cine a ver Persépolis. Me encantó. Tanto la manera en que está resumida la historia de Irán a través de Marjane Satrapi como la estética de la animación en la película. Me pareció una preciosidad y si tengo la ocasión volveré a verla.
He leído los comentarios publicados más abajo y no estoy de acuerdo con las opiniones despectivas hacia Marjane Satrapi. A mí me gustaría conocer a esta mujer, me parece muy interesante. No me considero quien para juzgar a nadie y menos a una persona que ha pasado por unas experiencias como las que vivió Marjane Satrapi en su país natal... Ojalá yo nunca vea ni viva una guerra...

Anónimo dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo con el último comentario. Una película brillante, y era seguidora de los cómics antes y me parecen muy buenos. no todo va a ser superhéroes en un época tan horrible. Creo que opináis sin saber exactamente de qué estáis hablando.
PD: Y bravo por sus bofetadas en el metro, quien no lo entienda es porque no tiene ni idea de lo que es sentirse oprimida.

Anónimo dijo...

La verdad es que flipo con las críticas que he leido, que más da si traficase con droga o que le metiera una ostia a un gilipollas en el metro, esta mujer cuenta la historia de su pais de una forma muy original. Satrapi denuncia el interés económico a costa de la guerra de su país por parte de paises como Inglaterra o Estados Unidos, y creo que es más importante y denunciable que el hecho de que tuviera pasta para viajar o critique algunas preocupaciones más vanales.
Esta mujer no puede volver a su pais porque si lo hace la matan, y la verdad o veo ni un ápice de victimisto en la forma de contarlo , y creo que sobrevive como puede a esa situación, y entonces se censura que tenga mala ostia, pues si tiene mala ostia habrá que respetarla.

Anónimo dijo...

Creo que Satrapi debe de tener sus motivos para compararse con un gusano, hablar de forma tosca, bruta y sin reparos, fumando de una manera compulsiva, ahogandose en sus palabras sin tener necesidad o "curiosidad" por escuchar razones que no provengan de su criterio. Son motivos que no se pueden conocer a través de una película (en dos horas aproximadas). Aunque yo no soy quien para juzgarla porque nunca he vivido en Irán.

Anónimo dijo...

yuli - peru
no he visto la peli aun pues en mi pais se eestrena en octubre del 2008 pero imagino el horror q vivio esta mujer y q le da derecho a contar su historia a su manera y como le venga en gana ,no creo q pretenda ser una especie de guia o idolo para muchas mujeres lo q vale al fin es eltransfondo politico de lo q trata de decir mas no ese resentimiento q sigue mostrando en sus expresiones y q pienso aun no a curado

Anónimo dijo...

pienso igual es una muchacha q aun no ha curado heridas .... su resentimiento personal es obvio pero no esta mal q exprese el sentir de mucha gente de su pais ,si se compara con un gusano es por que probblemente asi se siente ella y aun no ha podido superarlo

daniel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Marjane: gracias por la sinceridad y compartir de esta manera hermosa tu color, tu pasion, tu historia, es un placer y un llanto combativo veer persepolis, se que no vas a leer esteo
pero no se de que otra manera expresarte como mujer,latinoamericana, artesana, pobre que has habaldo por muchas bocas muertas.
Celebro tu estetica! Salud hermosa

Anónimo dijo...

Su obra es genial, muho sentimiento y argumento. Su personalidad es directa e incluso diría que... apesta (tal vez sólo lo hace en entrevistas xD). Por algo debe ser, seguro que no cuenta iguallas cosas en su obra como lo hacecon la gente. Seguro que ella está muy herida y reacciona mal ante todo. Y drogarse y fumar hace mal. Por algo será.