lunes, septiembre 03, 2007

UN GUIONISTA SABE ASENTAR EL POSO DE LA HISTORIA

Me han extrañado las fuertes tonalidades que has conferido al color, muy oscuras para mi gusto. Imagino que tendrán un fundamento artístico que a mí se me escapa.

No creo que sea cuestion de que se escape o no, es una cuestión de gustos; si a ti no te gustan, es eso, que no te gustan y le pasará a más gente. De algún modo creo que el dibujo es un reflejo de nuestra forma de ser o de lo que nos gustaría ser. Yo suelo utilizar colores fuertes y oscuros, pero sobre todo fuertes. Que cada cual saque sus conclusiones. Por otro lado siempre me he mantenido al margen de intentar hacer un dibujo agradable o complaciente de estos que enseñas para que te digan: ¡¡¡Hala!!! ¡¡¡Qué bonito!!! Para mí el dibujo de cómic es un instrumento que sirve para contar cosas, y el color, como parte de ese instrumento, lo utilizo con ese fin, que sea coherente con la historia.

(...) ¿Consideras fundamental para un historietista que sea un autor completo, es decir, que él mismo haga el guión y los dibujos?

No creo que sea fundamental; eso tiene ventajas e inconvenientes. Un autor completo piensa la historia en imágenes y puede narrar una escena a través de elementos que subyacen en el texto o que van mas allá del propio dibujo, que es lo que no suele pasar cuando un cómic nace de la colaboración entre dibujante y guionista. Creo que las apuestas más arriesgadas suelen salir de autores completos. Pero también es cierto que un guionista sabe asentar el poso de la historia y no deja que el cómic se convierta en un simple ejercicio de estilo.
----------
Carlos Vermut, entrevistado por Manuel Darias en Diario de Avisos

(visto en Entrecomics)